Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El Bernabéu sí puede ganar partidos

El Bernabéu sí puede ganar partidos

Escrito por: Quillo Barrios3 marzo, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Corría el minuto cincuenta y cinco del Clásico. Toni Kroos sacó en corto un saque de esquina que él mismo forzó. Vino a recibir Marcelo, que giró y encontró a Isco en la frontal del área. El malagueño controló, levantó la cabeza y, con mimo, puso el balón en la escuadra. Por desgracia, un vuelo sin motor de Ter Stegen impidió el gol. Lo que no sabía el Real Madrid es que esa obra de arte a mano cambiada iba a despertar al Bernabéu como si de una noche europea de antaño se tratase.

Los más de 75.000 aficionados que se daban cita en el santuario blanco se encendieron y ayudaron al equipo a someter al Barcelona. Fue un único grito, un incendio constante. Los jugadores iban en volandas y cada ataque se celebraba con rabia. Había nacido una comunión perfecta que no se veía desde hacía mucho tiempo. El Barça, poco acostumbrado a ser zarandeado por rival y público en el Bernabéu, apenas tuvo fuerzas para mantenerse de pie mientras encajaba los golpes. Marcó Vinicius y se generó un delirio maravilloso. Era tal el grado de efervescencia que la gente no quiso conformarse con el 1-0 y los propios futbolistas sintieron que no había razones para hacerlo. Marcelo evitó el empate con un corte más propio de Mendy. Lo celebró como un gol, agitando los brazos y gritándole a los fantasmas. El público acompañó con enérgica sincronización. Era imposible que algo saliera mal. Entró Mariano, marcó y aquello terminó de reventar.

Incluso con el partido acabado, miles de madridistas se quedaron en su sitio animando a los que, esa noche, eran sus héroes. Habían recuperado el liderato, superado al Barcelona en el 'Goal Average' y espantado los miedos que había causado el horrible mes de febrero con la derrota europea incluida. En definitiva, se habían quitado toneladas de ansiedad de encima. Lo que no sabían, al menos en ese momento, es que ellos, todos, volvieron a intimidar, a ser el jugador número doce, a convertir cada ataque en una batalla campal. El miedo escénico, ese que parecía un libro de ficción escrito en los ochenta y parte de los noventa, rescatado para formar una realidad incontestable: el Bernabéu sí puede ganar partidos.

Deben acabar aquellas noches de silencio en las que parece que hay minutos en los que el equipo juega casi a puerta cerrada. Basta ya de aplaudir y cantar sólo cuando hay goles que celebrar. El Clásico (nos) demostró que el Bernabéu puede romper un 0-0 y desnudar emocionalmente a cualquiera, incluido un Barcelona curtido en mil batallas y, durante años, dueño de nuestra casa. La afición del Real Madrid tiene la obligación de ser uno más, de jugar su partido, de que cada córner sea un infierno y cada ataque vaya envuelto con un grito blanco y descontrolado. Que Eibar, Valencia, Mallorca, Getafe, Alavés y Villarreal sientan que esa noche nada puede salir bien.

Quillo Barrios
Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

11 comentarios en: El Bernabéu sí puede ganar partidos

  1. Creo que tienes razón... pero que pides mucho. El piperío es el piperío y es muy difícil de cambiar. Ya sabes, "el club ha logrado tantos éxitos gracias a su autoexigencia"; y lo dicen convencidos.

  2. Visto así (y estoy de acuerdo con tu análisis), casi fue mejor que la maravilla de Isco no entrara, pues un gol así habría quedado como una acción puntual, fruto de un destello de la calidad que se supone a esta plantilla; y quizá el curso del partido habría seguido por los frustrantes cauces de la primera parte. Me llamó la atención en cómo Marcelo abrazó a Isco como si hubiera algo que celebrar en un no-gol. Sin duda fue el momento en que se encendió la mecha y se revolucionó el estado de ánimo del madridismo.

    1. Excelente observación. Pensé lo mismo al ver el abrazote, porque vamos, que no fue un abrazo. Analizo el gesto como quien rompe una cadena de impotencia ofensiva. Acá en Puerto Rico tenemos un dicho que bien aplica al lance magistral de Isco abortado por la mano providencial de Ter Stegen: cuando al guapo del barrio le dan la primera (bofetada) en la cara, espera que vendrán más. El Madrid así lo entendió, así se animó, porque vio posible atacar. Lo que me gustaría corroborar es si la reacción del Bernabeu influyó en el abrazo o si el abrazo redobló la euforia del Bernabeu que la patada de Isco había azuzado.

  3. Soy socio abonado de toda la vida y he asistido a esas remontadas mágicas y a otras gestas históricas es más la séptima fue un ejemplo de cómo debe de ser una afición ahí estábamos todos a una y con un objetivo cuando se cayó la portería ni una protesta ni una queja todos espectantes esperando y cuando pito el árbitro era un clamor una caldera ....yo cuando veo que vienen con la radio y el as en el sobaco digo " hoy toca discutir" siempre lo he dicho si el Bernabéu fuese como el campo del Liverpool o del Borussia el Madrid tendría alguna copa más de Europa y más ligas pero la deriva del madridismo es hacia la famosa exigencia mal entendida el único campo del mundo donde se insulta y se pita a los suyos donde un jugador va a tirar una falta y se le pita increíble el histérico madridismo donde cada día hay que ganar y hacerlo perfecto y si no a pitar e insultar pedimos " hasta el final vamos real" o que se dejen las pelotas ¿Y nosotros como aficionados que? ¿Cuál es nuestro papel nuestro compromiso nuestra pelea? Ah no nosotros pagamos y ya está nosotros a la Cibeles y a vacilar de Champions ¿Sacrificio? ¿Sufrimiento? No eso para otros " el cliente siempre tiene la razón" pues mire usted no es verdad la tiene cuando la tiene y si no no ...el Bernabéu debería ser un infierno para rivales y árbitros que cada vez pitan más cómodos en nuestro campo.....pero creo que de momento y por muchos años es una batalla perdida

    1. Totalmente de acuerdo, el problema es que hay mucho pinganillo en las gradas escuchando al Lama de turno. Me alegro volver a leerte Edu, un saludo.

  4. Yo estuve en el campo el domingo y creo que aciertas en todo lo que dices, aunque más que el gol de Isco creo que fue el adelantar la línea de presión tras el descanso y robar y robar siempre en zona de tres cuartos para arriba.

    Además, en las gradas se vieron menos abonos revendidos a foráneos que otros años, o al menos es la sensación que me dio.

  5. 2 victorias este año ante el VARsa, la de la ida yo la cuento también ya que por la adulteración de ese mal árbitro no voy a dejar de hacerlo. Por lo tanto, empieza una nueva era.

  6. Declaraciones de Busquets a pie de campo tras finalizar el partido: "...la segunda parte ha cambiado, nos ha costado salir más desde atrás, hemos perdido algún balón que ellos han aprovechado para venirse arriba CON SU PÚBLICO...". Por eso, está muy bien traído este artículo. (Aparte de que los medios apenas han incidido en ello, solo reparan en el público para resaltar abucheos y protestas).

    NO hay duda de que el público del estadio se sintió en el césped. Como tiene que ser. A ver si se nota en más partidos y vemos ese empuje del estadio; esa fe; ese espíritu, que como sabemos muy bien, aunque muchas veces se olvide, se influye en el estado anímico del jugador, tanto para animarle como para hundirle si es abucheado.

    Así que, que el estadio sea más veces así, que ayude a ganar partidos y no, como muchas veces exige la prensa (que son el enemigo), que ayude al rival abucheando a los suyos en una especie de Tendido del 7 que asuma las exigencias y el listón inalcanzable que nos ponen en los medios deportivos, dominados por una corriente antimadridista, como sabéis perfectamente.

  7. Untangible, le diría Shakespeare. El Bernabeu fue el factor clave, que no se toca ni se ve, pero se siente... y de qué manera. Había advertido en un vídeo análisis de Iñaki Angulo en You Tube, que la derrota ante el Manchester City también dejó señalada a la fanaticada, que ya no intimidaba, que ya no era factor de beneficio para el Madrid. Bueno, pues que sea este un despertar para regresar a los años de gloria del jugador número 12.

  8. La verdad es que el ambiente en el clásico fue bastante bueno. Y coincidimos muchos madridistas en que el público también debe jugar su papel e influir positivamente en los nuestros No tanto presionar a los culegiados y al rival, que también, como insuflar ánimos en los blancos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

🤝🏆 Tal día como hoy, hace 40 años, nos enfrentamos al Castilla en una histórica final de la Copa de España.
🆚 @RealMadrid 6-1 #RMCastilla
@lafabricacrm | #RMHistory

Recuerda @JesusBengoechea, con interés puramente histórico, la gran noche copera del madridismo a través de la no tan gran noche que debió pasar @cosmejuan.

https://www.lagalerna.com/la-noche-de-la-ulcera/

4⃣0⃣ años después del hito de la final de Copa entre Real Madrid y Castilla, Luis Miguel Beneyto nos regala los recuerdos de "la expresión más importante, profunda y verdadera de la historia del club de fútbol más grande que ha existido...".

https://www.lagalerna.com/la-mayor-expresion-de-grandeza-de-la-historia-del-real-madrid/

Hoy en el #Portanálisis no decimos que la noticia central del día sea que el Mono Burgos vuelve a la música, pero casi.

👉👉👉 https://bit.ly/2Y1mVyW

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram