Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El antimadridismo de ESPN (1)

El antimadridismo de ESPN (1)

Escrito por: Charly Rogenhofer28 agosto, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

ESPN convierte a Latinoamérica en territorio perdido

Desde hace unos años, quizá unos diez o quince, los madridistas de Latinoamérica hemos visto cómo el número de camisetas blancas por la calle se reduce en relación a sus contrapartes azulgranas. Los niños de este lado del charco gustan cada vez mas de pintarse el cuerpo con textil culé. Y es que la exposición mediática de un equipo y otro, en cantidad y sobre todo en calidad, ha sido radicalmente distinta. Como toda situación social y cultural (cosa que innegablemente es el fútbol) los fenómenos son multifactoriales, pero un factor, para nada menor, es el tratamiento que la prensa depara a un equipo y a otro.

Voy a hablar de un caso puntual. La televisora ESPN, en su brazo latinoamericano, ha causado en las redes sociales madridistas en Europa cierta sorpresa al ver cómo su talento y contenido muestran tan marcado sesgo hacia el frente culé. La intención de éste texto no es mas que explicar esa “querencia” editorial hacia las huestes del Camp Nou.

Empecemos por el principio.

ESPN inicia en Estados Unidos cuando Bill Rasmussen, comentarista deportivo,  fanático irreconducible del deporte televisado y residente de Connecticut, fue despedido en 1978 de su puesto como jefe de relaciones públicas de equipo profesional de hockey sobre hielo New England Whalers. En esa década los canales de noticias apenas le dedicaban unos minutos a los resultados deportivos, lo que le resultaba frustrante. Su hijo, Scott, alguna vez comentó: “mi padre sólo quería ver fútbol (NFL) todo el día”. En 1979, un 7 de septiembre, inicia transmisiones para todo el estado de Connecticut  ESPN (Entertainment and Sports Programming Network).

espn

Hoy ESPN tiene su sede central en Bristol, Connecticut, en un complejo de 50 hectáreas, es propiedad (en mayoría de acciones) de The Walt Disney Company, cuenta con más de 6500 empleados a nivel mundial y transformó la manera de hacer, comunicar y comercializar deporte en Estados Unidos y en el mundo.

ESPN Latinoamérica inicia en 1989. Actualmente cuenta con dos señales: Señal Norte que transmite para Estados Unidos (contenido en español para la comunidad latina), México y Centroamérica; y Señal Sur, que transmite para Sudamérica. Cada país tiene ciertos contenidos “tropicalizados” y propios. Cuenta con estudios de producción y generación de contenidos en México, Colombia, Chile, Brasil y Argentina. Mucho del contenido en español de fútbol europeo se produce en Estados Unidos, radicando ahí casi todo el talento argentino de ESPN.

El sesgo barcelonista se observa desde el momento mismo de la conformación de ESPN Latinoamérica. ESPN decide usar Argentina como punto de partida para su aventura latinoamericana, y sus productores y talento inicial se conforman de personalidades afines a los gustos azulgranas.

Y es que las primeras torcidas del tronco dirán para donde se menea el árbol. Hoy por hoy, su talento en cámara y detrás de cámara es en su gran mayoría culé.

ESPN como la referencia del fútbol europeo en Latinoamérica

Lo anterior sería poco más que una anécdota de no ser porque es la principal exposición del fútbol europeo en este lado del charco. Yo, por ejemplo (y extiendo disculpas a ustedes, galernautas, por escribir en primera persona) siendo un mexicano fanático del Madrid, ansiaba contenido (noticias, transmisiones y opinión) del fútbol español. Y en las televisoras nacionales me encontraba poco contenido y opiniones estériles acerca del fútbol que se practica en el viejo continente. Llega entonces ESPN, donde comentaristas especialistas en fútbol italiano, español o inglés te llevaban transmisiones, paneles de opinión y noticias para aventar “pa´rriba”. Al fin, mi hambre de Real Madrid se satisfacía. Y mi caso se replica en miles, o cientos de miles jóvenes aficionados al fútbol europeo en toda Latinoamérica. Y aquí radica el problema de la exposición mediática del Madrid en la América de habla hispana.

El aficionado al fútbol en promedio en América Latina ve ESPN (y en menor medida FOX SPORTS) para saciarse de fútbol europeo, ya lo sabemos, pero NO todo el aficionado promedio, es más, ni siquiera la mayoría, contrasta el contenido que ve en ESPN en redes sociales o en medios internos de los equipos. Y cuando un muy sesgado panel de opinión dice en ESPN que La Masía es una fábrica impoluta de “valors” y “cracks”, y que Florentino Pérez es un corsario con una ligera mejor higiene personal que El Capitán Barba Negra, esa y no otra es la idea que permea el colectivo.

NO todo el aficionado promedio, es más, ni siquiera la mayoría, contrasta el contenido que ve en ESPN en redes sociales o en medios internos de los equipos. Y cuando un muy sesgado panel de opinión dice en ESPN que La Masía es una fábrica impoluta de “valors” y “cracks”, y que Florentino Pérez es un corsario con una ligera mejor higiene personal que El Capitán BarbaNegra, esa y no otra es la idea que permea el colectivo.

No, ESPN no es la única razón de la explosión demográfica culé en Latinoamérica, pero aporta poco contrapeso al sesgo editorial de la prensa (fuera y dentro del mismo ESPN) en los últimos quince años. Si alguien dice en una tertulia al aire (y lo dijeron, sí, lo dijeron) que el Real Madrid ganó la liga 19/20 por los árbitros, no hay quién ofrezca una opinión contraria.

El Talento de ESPN

Los referentes y expertos en opinión delante de las cámaras para hablar de fútbol europeo son, por poner unos ejemplos:

-Barak Fever (socio del Barcelona y a quien en un video se le aprecia con una bandera barcelonista, si bien esta casi sobra a tenor de sus comentarios,suficientemente elocuentes)

-Mario Alberto Kempes (Estrella histórica del Valencia)

-Antón Meana, periodista ya conocido en España como tendencioso antimadridista, pero que en América Latina es referencia para información Real Madrid.

anton meana

 

-Moises Llorens (periodista catalán y antimadridista confeso, véanle en acción)