Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El año que vivimos negreirosamente

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El año que vivimos negreirosamente

Escrito por: La Galerna15 febrero, 2024
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días, amigos. Se ha cumplido, se cumple hoy, un año del momento en que fuimos conocedores del caso Negreira, y en cierto modo es como si no se hubiera cumplido ni un solo día. Estamos exactamente donde empezamos. Cada día aparecen nuevas revelaciones, pero ninguna supera la enormidad de lo revelado al principio, lo cual se enuncia como sabéis: el FC Barcelona pagó, durante un mínimo de 17 años, al número dos de la organización arbitral con el objetivo evidente (en ausencia de ninguna otra explicación convincente) de procurarse arbitrajes favorables —el propio José María Enríquez Negreira, vicepresidente arbitral, lo admitió ante la Hacienda Pública utilizando el desatinado eufemismo "búsqueda de neutralidad"—. Nos hemos acostumbrado a la enormidad de este enunciado.

Reaccionemos contra ese acostumbrarse.

Negreira

Un año, amigos. No ha pasado, no pasa y no va a pasar nada. Abandonad toda esperanza. El Barça se valió de su hombre-bisagra en el gobierno, Albert Soler, para dejar prescribir en el ámbito de la justicia deportiva el ominoso crimen culé, y ahora estamos pendientes de los desesperantes tiempos y procedimientos de la justicia ordinaria. El juez instructor está dejando pocas dudas sobre la magnitud de la estafa urdida durante décadas por el FC Barcelona, que corrompió en su beneficio al estamento arbitral. Pero el juez instructor no será quien dicte sentencia final, y es un juez por cuya implicación en otros casos fuertemente políticos cuenta con todas las papeletas para que su labor caiga en saco roto. Tanto si finalmente se juzga al Barça por cohecho como si se hace por soborno/corrupción, el caso tiene todas las trazas de acabar con una multa al club y algunas encarcelaciones que no servirían de reparación moral a los agraviados, a las víctimas del fraude, entre ellos, y de manera muy destacada, el Real Madrid.

Lo único que serviría de cierta reparación moral es la desposesión de los títulos logrados durante el negreirato. El Real Madrid no quiere para nada esos títulos. Deberían quedar desiertos. De este modo, en el futuro, los niños preguntarían a sus padres por la existencia de ese vacío de campeones, y los padres no tendrían más remedio que hablarles de Negreira. La historia del Barça quedaría así oficialmente emborronada por su asqueroso y continuado atentado contra la limpieza de la competición. Oficialmente, decimos, porque de facto ya lo está. El palmarés del Barça en los años del negreirato vale lo mismo que el palmarés de Lance Armstrong en los años del dopaje.

Se ha cumplido, se cumple hoy, un año del momento en que fuimos conocedores del caso Negreira, y en cierto modo es como si no se hubiera cumplido ni un solo día. Estamos exactamente donde empezamos

Las posibilidades de que eso suceda son mínimas, y se pierden en la larga línea del porvenir. Tendría que darse una sentencia de inusitada dureza por parte de la justicia ordinaria que obligara a la FIFA a tomar la medida de la desposesión de los títulos. Sólo la FIFA puede hacer eso y, aunque hay precedentes, se nos antoja altísimamente improbable.

No hay pues, solución, ni opciones fundadas de que se produzca una justicia que sirva de mínimo desagravio a tanta ilusión traicionada en millones de seguidores del fútbol que ahora miran atrás y lamentan su propia ingenuidad. Aunque algunos, a los que llamaban conspiranoicos, mirábamos las aberrantes estadísticas arbitrales y asegurábamos que algo pasaba, la mayor parte de los aficionados vivían en la inocencia. Esa inocencia truncada, emputecida, que afecta también a los seguidores más jóvenes del fútbol, nadie la va a devolver. Nadie va a haber absolutamente nada por ofrecer una mínima reparación moral a lustros y lustros de fraude.

¿Qué queda entonces por hacer? Seguir contándolo. Recordarlo. Incidir día a día en el estigma ético que debe acompañar para siempre al FC Barcelona y al sistema arbitral que espuriamente se compraron, sistema arbitral cuyos protagonistas permanecen en sus cargos a pesar de ser todos, uno por uno, hijos putativos del negreirismo.

El palmarés del Barça en los años del negreirato vale lo mismo que el palmarés de Lance Armstrong en los años del dopaje

A nosotros sólo nos queda seguir llamándolos tramposos y corruptos a diario, porque nuestro derecho a la indignación no hay Albert Soler que lo haga prescribir.

Como podéis intuir, ninguna de las portadas del día hace alusión alguna al cumplimento de esta efeméride aciaga. ¿Qué se puede esperar de una prensa deportiva cuyo afán respecto al BarçaGate, salvo honrosas excepciones, se reduce a dejarlo pasar para que se olvide?

No se va a olvidar. No mientras muchos aficionados amantes de un fútbol limpio, La Galerna incluida, estén aquí para llevar la antorcha. No dejaremos que se olvide.

En modesta señal de protesta por la ausencia de comentarios en las portadas sobre esta efeméride, no vamos a comentarlas. Os las dejamos para que las veáis.

Pasad un buen día.

Portada Marca Portada As Portada Mundo Deportivo Portada Sport

12 comentarios en: El año que vivimos negreirosamente

  1. Un apunte, el cohecho es la forma jurídica en el código penal de decir soborno, no es que por un lado se le pueda juzgar al robalona por cohecho y por otro lado por soborno, es lo mismo.

  2. Absolutamente penosa, aunque esperada, la ausencia de cualquier alusión al Negreirato en ningún periódico. Luego dirán de ASco y Marça que son Central Lechera.
    Corruptos, vendidos, falsos, mindundis, sinvergüenzas, apesebrados, tragadores, decadentes, tergiversadores, mentirosos, tendenciosos, interesados, manipuladores, son peor aún que la prensa política, que ya es difícil.

  3. Y todavía antes le quitarán al Madrid los títulos de basket por lo de los pasaportes Cotonú o como se llamen... vergonzoso lo de la justicia en este país.

  4. Llevamos un año y no pasa nada, exacto. Yo sigo pensando que le están dando vueltas a que hacer mientras el gobierno no consume la amnistía, o ¿alguien se cree que este tema no está metido en las negociaciones siendo Puigdemont cule confeso y con la cantidad de dinero que mueve el fútbol? ¿ como van a descender al club de "su pais"? ¿ qué mejor propaganda catalana mundial que su club de fútbol? Y espera que todavía les sanearan las cuentas para que puedan seguir compitiendo como el resto y les pagaremos entre todos el estadio. Toda la carne está puesta en el asador de que la amnistía no salga adelante. Es mi pensamiento.

  5. Todas las reacciones a este escándalo son sorprendentes por inexistentes o tibias. Pero unas de las que más me sorprenden, por ausentes, son las de los demás clubes de fútbol. La gente cree que el mayor perjudicado ha sido nuestro RM y piensan "que se jo...roben". Pero todos los demás clubes también han sido perjudicados, pues sus partidos contra la Farsa, en los que se han jugado descender, jugar Champions o Europa League, o caer eliminados en Copa del Rey, estaban adulterado. Yo solo recuerdo una protesta en partido por parte del Sevilla. Todos los demás equipos y aficiones, callados. Como mucho, a chillar "así, así gana el Madrid ". Penoso.

    1. Es parte del relato "Real Madrid bueno, Barça bueno". Entre la asombrosa pérdida general de capacidad de análisis crítico y el aborregamiento que fabulan coordinados políticos y medios, es lo que hay.

  6. La jugada del Tinglao está clara. Permiten que algunos equipos jueguen a ganar al farça . Con lo que ello conlleva en los deportivo y en lo económico. Por un lado pretenden enviar un mensaje implícito ,o subliminal, de que los trencillas no influyen en s competiciones y, por el otro, esas malas sensaciones :contribuyen al proceso de conversión del que te dije en sad. ¡Ojo!, todo ello de manera provisional. Pasado un tiempo volverán a lo suyo, con los granadas y villarreales de turno poniendo la alfombra roja.
    Son el equipo de los gobiernos y regímenes.

  7. Desde aquí reiterar lo que muchos madridistas ya dicen, no puedo entender como Florentino va de la mano de ese club putrefacto por el tema de la Superliga, es que no vale la pena esa competición como para tener que ir de la mano del Sobornalona y hoy en día oficialmente solo del Sobornalona, hoy el candidato en las últimas elecciones victor font decía algo así como que era incomprensible que lapuerta fuera de la mano con Florentino (imagino que porque se ha presentado el Madrid como acusación particular etc). Aquí Florentino vuelve a ser el quedabien que era sobretodo en su primera etapa, debería de haber roto relaciones hace hoy justo un año o por lo menos cuando la fiscalía y la guardia civil empezaron a acusar, es indigno para los socios y aficionados madridistas pero claro, tb hay que hacérselo saber los días de partido por ejemplo, y todos sabemos que Florentino no tiene ningún tipo de oposición en nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Se pasó ocho años @antoniohualde despotricando de Bale porque no hablaba español. Ahora le parece que Bellingham en cambio bien... aunque tampoco habla español.

Sin embargo, creo que le entiendo, aunque no comparta su texto.

Estamos ante un escenario -en fútbol y baloncesto- que puede hacer de 2024 el mejor año deportivo de nuestras vidas.
Concentración, humildad y ¡a por ello!
¡VAMOS REAL!

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram