Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Ganar optimismo, perder un partido

Ganar optimismo, perder un partido

Escrito por: José Luis Llorente Gento23 marzo, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Quizás perciban ustedes un atisbo de inocencia en este titular, a la vista de la irregular campaña de este nuevo y casi indescifrable Real Madrid. Pero uno tiende a pensar que, aun y con los errores repetidos, dominar al actual campeón en su cancha incendiaria durante treinta y siete minutos revelan una capacidad inusual, tantas veces mostrada y otras tantas evaporada. El premio indirecto de la jornada fue la salvaguarda de la cancha propia en los cuartos de final que se aproximan.

Como en un discurso emocional, empecemos por lo negativo para terminar en los factores que concitan la fe en el futuro. Quizás por repetido, lo peor fue el atascamiento de los últimos minutos, cuando la defensa rival se comporta con tal dureza que bloquea el pensamiento de los madridistas. Ayer, esta consecuencia devino palmaria —ante la imperiosa necesidad del oponente de conseguir su victoria—, pues el Madrid vencía por 74-84 en el minuto treinta y uno, y no fue hasta el treinta y ocho cuando el Efes se puso por delante en una jugada desgraciada. Micic cayó en su penetración y resbaló por la zona hasta arrollar y derribar a Deck para que el balón acabase en manos de Bryant que anotó su único triple. Uno piensa, en su inocencia, que el director turco pudo cometer una infracción, aunque ya sabemos que la vara arbitral fluctúa sin fundamento hasta volverse evanescente en algunas ocasiones.

Yabusele

Este humilde cronista siempre ha sospechado que en el club hay vasos comunicantes, corrientes permeables que van calando entre unos y otros de forma inconsciente. Ayer, a Laso le dio un ataque de Ancelotti y calcó la esencial fijeza del italiano, amigo de sus titulares hasta en el borde del precipicio y hasta con un pie en el abismo. Conste que uno ya escribió sobre esta costumbre del técnico en noviembre pasado, así que, si alguno está pensando en llamarme oportunista, que se ahorre los impulsos eléctricos neuronales y la saliva, que las energías están salidas de madre desde hace algún tiempo, aunque el gobierno se acabe de percatar. Disculpen el lapsus inevitable, por mor de una incontinencia cercana a la verborrea o charlatanería. Ahora sí, acepto el reproche con deportividad y me humillo ante el crítico.

El premio indirecto de la jornada fue la salvaguarda de la cancha propia en los cuartos de final que se aproximan

Retomando el hilo del discurso baloncestístico, Laso calcó a su colega y mantuvo en la cancha durante cuarenta minutos a Deck y casi tantos a Yabusele, magníficos, inconmensurables ambos en su hacer, aunque con la voluntad y las ideas mermadas al final del encuentro por el esfuerzo titánico de tantos minutos. Pero demos la vuelta a la moneda: obviemos los últimos lances y estaremos circulando ya por la positividad, pues la conexión entre ambos condujo al equipo al —con probabilidad— mejor encuentro de la temporada, fundamentado en la alternancia de los citados en las posiciones de tres y de cuatro, que desbarató la defensa ajena con su rapidez, tino y visión. El argentino, 23 puntos y 10 rebotes; el galo —para contento de nuestro mosquetero particular, Athos Dumas— 20 puntos y cinco asistencias.

Quizás la posición de Laso en este asunto esconda matices casi disciplinarios, o, al menos, de llamada de atención sobre actitudes fuera de lugar en el Real Madrid. El hecho fue que el equipo rindió de forma sobresaliente durante treinta y muchos minutos, con una defensa variable y con cambios directos que confundió al equipo otomano. A raíz de los errores contrarios, los blancos corrieron al contraataque y jugaron con movilidad y pases en el ataque estático, creando una fluencia general de la que se obtuvo mucho provecho. Que esta corriente se mantenga es el desafío de Laso, sus ayudantes y los jugadores, pues reposando en ella el equipo equilibrará su rendimiento entre los tres mejores de Europa. Fluir para permanecer, este es el asunto.

 

Fotografías @RMBaloncesto

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Escritor. Conferenciante. Columnista. Exjugador del Real Madrid y la Selección Española de Baloncesto. Se pasa la vida remontando.

5 comentarios en: Ganar optimismo, perder un partido

  1. Aún perdiendo es de esos días en que te quedas orgullo del rendimiento del equipo
    No como en otras derrotas.
    No obstante vaya semanita que llevamos y mañana tienen que lidiar otro morlaco el Maccabi que ayer destruyó a los italianos

  2. No son los tiempos del primer Lolo Sainz, que mantenía a los cinco titulares hasta que les pitaban la quinta personal, o acababan echando el bofe.
    Hoy el equipo juega muchos más partidos, tres por semana y de enorme exigencia física.
    Por eso la plantilla tiene que ser amplia. Pero si sólo juegan siete u ocho jugadores, y dos permanecen en el campo todo el partido, nos da igual que la plantilla sea larga. En los minutos decisivos, no les llega el riego al cerebro.
    Si he entendido bien al humilde cronista, Laso no utilizó a las posibles alternativas de Deck y Yabusele, porque hubo actitudes fuera de lugar por su parte de los posibles sustitutos. ¿Son quizá Thompkins III y Randolph? ¿Son otros? ¿Qué actitudes son esas?
    En el caso de estos dos jugadores, es evidente que su rendimiento actual no se parece, ni por asomo, al que tenían antes de sus dos larguísimas lesiones. De las dos lesiones parece que se han recuperado en lo físico, pero, por lo que sea, no han vuelto a alcanzar su nivel anterior.
    Es verdad que ayer hubo señales positivas. El Madrid jugó bien y dominó el partido hasta los tres últimos minutos, en los que el campeón de Europa se puso por delante por primera y definitiva vez. Las otras señales positivas son el buen partido de Deck y de Yabusele. A ver si mejoran otros, porque los arrebatos de Llull y la calidad de Rudy ya no son suficientes.
    La sensación que tuve con el partido de ayer fue la de nadar y nadar para morir en la orilla.
    Ya se que la euroliga es de Bertoméu, y que los fundadores no simpatizan con el Madrid, pero me gustaría ver en el equipo, incluido el técnico, una mayor resistencia psicológica al "agravio arbitral". No podemos estar recibiendo técnicas cada partido. En los partidos con poca diferencia de puntos, al final se nota.
    también se que los rivales se cuelgan de los brazos de Tavares, o que nos pitan diez faltas personales en contra por una a favor. Pero hay que aislarse de eso en lo posible. De lo contrario, el equipo y su entrenador están descentrados más tiempo del necesario.
    A final de temporada será el momento de plantear la renovación de la plantilla.
    Ahora, apoyemos al equipo que sigue vivo antes de la fase decisiva de la temporada.
    Saludos de un simple aficionado.

    1. Buenas tardes, le pongo los 11 equipos fundadores de la Euro Liga,
      Armani Milán, Olympiacos, Panathinaikos, CSKA de Moscú, Maccabi Tel Aviv, Anadolu Efes ,Zalgiris Kaunas, Saski Baskonia, Fenerbahçe, Barça y Real Madrid–

      No se explica que siendo miembro fundador de la Euro Liga, el Madrid, se haya dejado comer la tostada en todo lo referente a la organización, reparto televisivo, horarios, trato arbitral, etc...
      que el Madrid sea un enano a n ivel institucional tiene un responsable D. Florentino Pérez

  3. Uno también es relativamente optimista , hay buena plantilla. Me chirría un tanto la dirección de equipo en la cancha, me refiero a la posición de base. La obligación de los profesionales del Madrid es controlar todas las variables que dependen de ellos. Hay otras, muy importantes , que ya no dependen del jugador ni del entrenador
    No me cansaré de repetir la dificultad añadida que radica en los arbitrajes. En la acción del triple de Bryant, ya te aseguro yo que a un jugador de los nuestros ,si resbala con los pies en el suelo los 4-5 metros en los que se deslizó Mcic -para luego "asistir" a Bryant-, le hubieran señalado pasos. Lo mismo sucedió con dos hachazos que recibió Yabusele en los últimos minutos. A los turcos les hubieran dado 4 tiros libres, a los nuestros ..."rien de rien" .

    Que el Real Madrid debe y puede, es su obligación profesional, mejorar es indudable. Que el principal escollo que tiene son los arbitrajes es evidente.

  4. Buenas tardes, no voy a hacer ningún comentario técnico de los sistemas de D. Pablo Laso, que se comentan sólos, como el que utilizo en defensa cambiando automaticamente, dejando a nuestros 5 Tavares o Poirier, con el base o escolta turco, en la cabeza de la bombilla y la línea de 3 puntos para evitar el 2x2, lo que no voy a dejar pasar de ninguna de las maneras, es el bochornoso comportamiento otra vez de los árbitros, ( sicarios más bien) del Sr. Bartomeu, a los turcos les pitaron 13 personales que divididas entre los 4 cuartos nos dan una media de 3,25 personales por cada 10 minutos, vamos que en ninguno de los 4 cuartos llegaron al bonus, así que fácil es defender y repartir, evidentemente de esto hay un culpable y un responsable se llama D. Florentino Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram