Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Dudas y certezas sobre lo de Cristiano

Dudas y certezas sobre lo de Cristiano

Escrito por: jorgeneo20 junio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

Convengamos que todo lo que rodea al caso Cristiano se está reduciendo a un tema de interpretaciones. Tanto su posible fraude fiscal como su posible pulso con el club está dejando abiertas un montón de interrogantes que son difíciles de responder sin tener toda la información en la mano. Los medios de comunicación, proclives a contaminar y sesgar la mayor parte de la información que poseen, tampoco ayudan a que podamos mostrar una opinión tajante sobre el tema.

Yo, que cuento con la misma información que la mayoría de vosotros, intentaré ordenar lo que sabemos hasta el momento (y lo que no sabemos) sobre el tema Cristiano para intentar sacar mis conclusiones y opiniones sobre el tema.

Lo primero que sabemos es que el Caso Cristiano nada tiene que ver con el de Messi. Principalmente por tener ambos un tratamiento fiscal distinto y, por tanto, unas obligaciones totalmente diferentes. Este aspecto no ha sido muy destacado por la prensa, que enseguida ha salido corriendo a equiparar un caso a otro, pero yo creo que profundizar en él es clave para entender el sentimiento actual de Cristiano y, por tanto, el porqué de su malestar general con respecto a este tema.

Sin entrar en muchos temas técnicos, la principal diferencia principal entre un residente (Messi) y un no residente (Cristiano) es que los primeros tienen la OBLIGACIÓN de declarar a la Hacienda española todos las rentas obtenidas tanto en España como en el resto del mundo, ya que el Estado puede gravarles por ellas. Este trámite de informar sobre los bienes que se poseen en el extranjero tiene un nombre: la presentación del modelo 720. El residente, decimos, está obligado,mientras que el No Residente acogido a la Ley Beckham NO está obligado a hacerlo (Cristiano).

Aquí es importante hacer un inciso: la Ley Beckham, tal y como estaba concebida en un principio, cambia a partir del 1 enero del 2010. A partir de esa fecha, los extranjeros que ganasen más de 600.000 euros anuales no podían acogerse a ella (protección del Estado frente a los futbolistas principalmente). ¿Por qué digo esto? Porque los casos Di María, Falcao, Coentrao, etc no tienen nada que ver con CR tampoco, ya que ellos no pudieron acogerse a estas ventajas fiscales. Por mucho que se empeñe la prensa, el caso Cristiano sigue siendo bastante diferente a todos ellos.

Pues bien, Messi presenta un modelo 720 donde oculta varios contratos firmados de derechos de imagen que finalmente, y tras pasar por mil sociedades y otros tantos paraísos fiscales, acababan en él, mientras que Cristiano, aún no estando OBLIGADO a hacerlo, presenta TODOS los contratos firmados a través de sus empresas y que tienen relación con sus ingresos por derechos de imagen obtenidos en el extranjero.

Por cierto, se habla mucho de que estas empresas estén en paraísos fiscales. Pues bien, es importante saber que tener una sociedad en un paraíso fiscal, en sí, no es ilegal. Es más, os diré algo que no os han dicho los periódicos estos días.

Habréis visto por ahí la imagen del edificio en la calle Vanterpool Plaza donde están basadas esas sociedades que gestionan los derechos de Cristiano.

Los periodistas de El Mundo se reían del estado del edificio, de las persianas bajadas, de cómo es posible que ahí haya actividad, etc…

Pues vaya si hay actividad. En ese edificio hay más empresas. Entre ellas Mousehole Limited, una empresa offshore propietaria de un prestamista que ha financiado fichajes, entre otros, del equipo del pueblo: el Atlético de Madrid. Sí,amigos, una sociedad que aprovecha sus ventajas fiscales para ofrecer préstamos a bajo interés y así poder financiar a algunos clubes europeos que tienen problemas con las estrictas normas del fair play financiero.

Ya debe ser casualidad que tras esas persianas bajadas también se encuentre una empresa conocida por la familia Gil y que a los medios se les haya olvidado comentarlo.

Como decía, Cristiano informa VOLUNTARIAMENTE a través de ese modelo 720 de todos los ingresos que obtiene a nivel mundial y que para la Hacienda Española podrían seguir ocultos si él quisiera. Por tanto, no hay intención de ocultar nada. El problema, sin embargo, ha sido que Hacienda interpreta que parte de esos ingresos obtenidos por derechos de imagen deben tributar en España en una cantidad mayor a la que los asesores fiscales de Cristiano consideraron.

El caso más simple de entender sería el siguiente: Cristiano rueda un anuncio con Nike, empresa con la que ya tenía acuerdo desde su época en Inglaterra. Nike no firma el acuerdo directamente con CR, sino que lo hace a través de una de las sociedades que gestionan sus derechos. Como los ingresos de este contrato no pueden imputarse a un país en concreto, durante su etapa en la Premier acuerda con el fisco británico un criterio para tributar por un porcentaje del total de esa campaña.

Pues bien, ese mismo criterio es el que utilizó en España para regularizar su situación con hacienda en su momento. Si el contrato firmado era de 100 millones, los asesores pensaban que un 20% podría ser imputable a España y que el resto podrían ser considerados ingresos extranjeros por los que no debía pagar (recordemos su situación fiscal diferente a Messi, Falcao, Di María, etc…)

El problema viene cuando el fisco considera que esa regularización no es correcta y que quizá sea algo más lo que haya que tributar aquí. Es decir, que ese 20% no es suficiente y que la regularización no es correcta. Queda claro, por tanto, que es algo interpretable. Queda claro que el interés de Cristiano no ha sido ocultar ingresos. Queda claro que su interés no ha sido ocultar sociedades secretas. Es un tema, decíamos, de interpretación. En el caso Messi no había que interpretar nada. En el caso Messi, su asesores OCULTARON contratos que eran de él para no tener que tributar por ellos. Punto.

Nos consta que la defensa de Cristiano pasará por ahí. Por demostrar a Hacienda que la repercusión de esos ingresos por contratos de ámbito internacional no pueden ser imputados en un porcentaje mayor a ese 20% para España. Si Cristiano tiene más de 100 millones de seguidores en Facebook, solo el 2% son españoles. Y para ellos se aportarán informes de empresas de reconocido prestigio internacional en valoración de impactos en el consumo como Nielsen. Si queréis saber mi opinión, esto me suena a un caso similar al del TAS con los hijos de Zidane. La justicia pondrá a cada uno en sitio.

Llegados a este punto, yo entiendo a ese Cristiano seguro de su inocencia. Entiendo a ese Cristiano que dice “quién no debe, no teme”. Y entiendo a ese Cristiano asqueado de que la opinión pública le compare con casos que nada tiene que ver con el suyo.

A estas alturas no me cabe ninguna duda de que Cristiano quiso hacer las cosas bien (siguiendo el mismo criterio que ya significaba “hacer las cosas bien” en el Reino Unido) pero que hay discrepancias en su proceder. Puede que acabe en una multa, no lo niego. Pero que te tilden de defraudador y ladrón cuando uno considera que no lo es entiendo que dé rabia.

Cristiano había ganado en los últimos años ese partido a Messi. Sus actos tanto sociales como deportivos le situaban un paso por delante en términos de imagen. Todo eso se viene abajo a finales del año pasado. Se junta además que juega en el Real Madrid. En el Real Madrid de Florentino Pérez. Ese que domina los palcos y los banquillos. Y esa gota malaya quizá caló también en Cristiano. Si Florentino es la mano negra (junto a Aznar y Gallardon) que mece la cuna ¿por qué yo, que he intentado hacer las cosas bien, estoy en esta situación?

Comentaba al principio que hay cosas que sabemos y otras que no. Lo que he contado hasta ahora nos ayuda a saber cómo ha podido llegar Cristiano a ese estado de frustración y rabia que ahora dirige sus pensamientos.

Lo que no sabemos, a partir de aquí, es qué piensa exactamente Cristiano de todo esto.

Lo primero que se ha filtrado es que está enfadado con  el club y con la corriente de opinión pública negativa que se ha generado entorno a su posible fraude fiscal.

Puedo entender esto segundo, pero no termino de entender el enfado con el club. La estructura societaria de Cristiano es previa a su fichaje. Y además también sabemos que es común a otros representados de Jorge Mendes. Por tanto, el factor común es Gestifute, no el Real Madrid.

También sabemos que a estas alturas no ha desmentido los rumores de la petición formal al club de buscar una salida este verano.

Por tanto, podemos confirmar, aún a riesgo de equivocarnos, que cuanto menos, algo de realidad hay en todo esto.

También sabemos que el Real Madrid, conocedor de todo lo relatado anteriormente, sospecha que la actuación de Cristiano ante la Hacienda española ha sido siempre en buena fe y que en ningún caso hubo intención de defraudar.

Y así lo han expresado públicamente con un comunicado tan escueto como contundente.

“El Real Madrid C. F. muestra su plena confianza en nuestro jugador Cristiano Ronaldo, que entendemos ha actuado conforme a la legalidad en cuanto al cumplimiento de sus obligaciones fiscales (…)El Real Madrid C. F. está absolutamente convencido de que nuestro jugador Cristiano Ronaldo demostrará su total inocencia en este proceso”

Creo que no se puede decir más (ni menos) a estas alturas del proceso.

Si esto no le ha parecido suficiente a Cristiano es algo que aún no podemos afirmar. Pero su silencio ante los rumores que apuntan lo contrario nos hace dudar.