Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Dos leyendas madridistas olvidadas, pero inolvidables

Dos leyendas madridistas olvidadas, pero inolvidables

Escrito por: Luis Beneyto Garcia-Reyes20 abril, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Esta época de confinamiento, en especial para aquellos que vivimos en soledad, también nos brinda la oportunidad de emplear algo de tiempo recordando, absortos, situaciones y vivencias personales en las que hacía mucho tiempo que no reparábamos. Para los madridistas, gracias a la enorme riqueza de nuestro pasado (que continúa en el presente), puede llegar a ser un ejercicio increíblemente evocador y emocionante.

Hace apenas unos días volví a disfrutar, gracias a Real Madrid TV, de la inolvidable, irrepetible e inalcanzable final de Copa entre el Real Madrid y el Castilla, una de las joyas históricas del club. Y, como se suele decir cuando uno acude por compromiso a una celebración no excesivamente apetecible y acaba la noche con unas copas de más y con una mujer inesperadamente bella: “una cosa llevó a la otra y ...”. Fue cuando volvió a mi cabeza el gran "Tiri".

Empecé a recordar como si lo estuviera viviendo en ese mismo instante. El sonido ininterrumpido de su altavoz derramando a borbotones aquel grito: Hala Madrid, Hala Madrid, Hala Madrid…”. El grito familiar de nuestra segunda casa.

Era un sonido hueco, pero se metía tan adentro que estabas deseando volver a escucharlo una y otra vez. Yo vi como “Tiri” hablaba con mi padre —que fue quien me empezó a llevar al Bernabéu en 1971, tres años después de hacerme socio con apenas uno y medio— al salir del estadio, y recuerdo la sensación de estar ante una leyenda, un mito, una especie de Señor de Chamartín. Su bigote afilado por los extremos, su gorra, el altavoz... Esas cosas ocurrían antaño en los bulliciosos pasillos de los anfiteatros de mi infancia.

No debemos permitir que personajes como “Tiri”, dueño de uno de los sonidos más legendarios de la historia de nuestro coliseo, caigan en el olvido. Hombres que hicieron de nuestro madridismo algo todavía más singular, como Fernando Lugrís, "el abanderado", sin el cual este pequeño homenaje quedaría incompleto.

Fernando portaba partido tras partido la bandera de la peña Las Banderas, a la que sucedió con desatino Ultras Sur, honrada hoy por la Grada Joven. Esa bandera, quizá la más grande que hayamos visto tras esa portería, permanece aún en el recuerdo de muchos de nosotros. Recordemos con emoción a “Tiri” y a Fernando Lugrís. Dos madridistas ejemplares. Dejaron huella. Justo es reconocerlo y agradecérselo.

 

5 comentarios en: Dos leyendas madridistas olvidadas, pero inolvidables

  1. Muy merecido homenaje a dos madridistas entrañables.
    A "Tiri" (Edilberto Martínez) tuve el gusto de conocerle en el viaje que organizó a la final de la Copa de Europa contra el Liverpool en París, y al que me sumé con un amigo y compañero madridista que ya no está entre nosotros.
    Eran gente respetuosa y educada con los rivales y los árbitros.
    De "Tiri", además de su inconfundible y metálico "Hala Madrí, Hala Madrí, Hala Madrí...", recuerdo comentarios con el megáfono como, "no me gusta la labor del señor colegiado", cuando el árbitro de turno se equivocaba en contra de los blancos, y que gracias al megáfono se oían en todo el campo.
    Ese sentido del humor lo he echado en falta después durante muchos años. Y debo decir que la grada de animación dio muestras de ello con aquel cántico de "todo ok, José Luis..."
    De "El Abanderado" que ondeaba una enorme bandera madridista en el Bernabéu y en otros campos de España, creo recordar que dejó de acudir a los partidos fuera el Bernabéu después de ser agredido por unos energúmenos de una afición rival, que consideraron una provocación el que ondeara una bandera tan grande.
    Gracias por recordar a madridistas inolvidables.
    Saludos.

    1. Muchas gracias a ti por tus interesantisimos comentarios....efectivamente, me has recordado la agresion a Lugris!!! Se me habia ido de la cabeza!!!. Me alegro mucho de ver que somos bastantes los que nos acordamos de ellos. Muchas gracias y Hala Madrid!!

  2. Al Tiri cuando realmente se le escuchaba bien y continuado era cuando el RM de baloncesto disputaba partidos previos a la liguilla final de 6.

    La afición madridista, siempre tan selectiva, también o quizá más en aquellos años, apenas acudía al pabellón cuando venían esos equipos checoslovacos, holandeses o alemanes, el viejo pabellón lucía cemento en proporciones mayúsculas. Luego ya, cuando llegaban la liguilla de seis, entonces sí que se llenaba... pero no en todos los partidos, porque cuando visitaba "el malo", que podía ser entonces Olimpyakos o Limoges, entonces tampoco se llenaba.

    Y en todos los partidos, en las duras y en las maduras, estaba Tiri. Pero, como dije anteriormente, cuando se le escuchaba bien escuchado era cuando el pabellón estaba casi vacío.

    Qué tiempos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram