Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Doncic, el macarra; Suárez, el pistolero

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Doncic, el macarra; Suárez, el pistolero

Escrito por: La Galerna21 diciembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En tal día como hoy, donde aflora el jolgorio de sobres y papeletas propios de todo festorro (de la democracia), entre los cuatro jinetes apocalípticos de las cabeceras deportivas de la piel de toro afloran otros tantos personajes que comparten una característica común: una desfachatez inusitada.

En el diario de todos, el de la virtud del justo medio, el más leído de España, el rotativo de todas las aficiones, desde el fútbol a la petanca de la Liga Profesional de Jubilados, la desfachatez más supina pasa casi desapercibida entre los rostros modo esfinge de Messi y Cristiano y un titular de andar por casa a 48 horas del Clásico.

Casi tenemos que sacar la lupa de Baker Street para descubrir la aparición fantasmal ayer de Villar, el señor del furgol, en la Copa de Navidad de la Real Federación Española de Fútbol de la que ha sido preventivamente expulsado y/o inhabilitado por varias décadas de presuntos tejemanejes corruptos en los que su prole y amigos se lo han llevado fresco cual sushi recién cortado en el mercado de pescado de Tsujiki en Tokio.

“No se le esperaba”, apunta el antetítulo de Marca en lo que constituye la enésima muestra de soberbia de quien se cree impune, gracias, entre otros factores, al manto protector de una FIFA Cantimpalo que desliza a la prensa la posibilidad de que España sea excluida de un mundial ruso en una jugada que recuerda a cabezas equinas decapitadas junto a tu almohada.

Nos tememos que Villar es más peligroso que un friki, tal y como apuntó con brillo Relaño esta semana en uno de sus editoriales. Hoy describe al mandamás como una especie de “Puigdemont del fútbol, crecido en su delirio” y desde La Galerna, hogar del señorío y los valors por el mismo precio, no se nos caen los anillos en aplaudir a Freddy.

Lástima que la portada de la Ouija desmerezca el dardo de Relaño con un nuevo jakuzzi mediático para el productor de cine que tan pronto te dedica una peineta en Vallecas como te preside un club de fútbol con permiso de Gil Marín. Basta ya de paripé con Griezmann.

Sabemos que lo vais a envolver con papel celofán y un lacito rojiblanco camino del puente aéreo así que dejad ya este numerito de apaciguamiento de las bestias del Frente. “Respeto”, clama Cerezo, hoy sin peineta mediante, y ninguno de los periodistas presentes, copita de cava en mano -“excelencia en el convite sin parangón”, subraya Relaño- fue capaz de preguntar al presidente colchonero por la maniobra india respecto a Vitolo, aquel jugador con contrato en vigor en Sevilla, fichado sin poder fichar y cedido en un movimiento fulgurante y extraño ante los ojos de FIFA y UEFA, más preocupadas, por supuesto, en impedir que Carvajal juegue la ida de octavos de final de la Champions por demorar un saque de banda.

Del mismo modo se preocupa la Euroliga de Jordi Bertomeu en insistir en la engañifa arbitral por la que se expulsó vilmente a Luka Doncic del palacio hace 48 horas.

Villar, Cerez y Euroliga, ya tenemos a tres excelentes ejemplos de desfachateces absolutas.

Nos falta el cuarto.

El que se lleva la palma es nuestro amigo y sus palmeros, rebautizado como “El Pistolero” por los mariachis azulgranas de Sport. Dios nos libre. Sólo nos faltaba un Suárez armado para que cada jornada de Liga se convirtiera en Bowlling for Columbine.

El caso es que el tío jugará en el Bernabéu después de haber marcado el pescuezo de un rival a codazos en la jornada precedente y aquí paz y después gloria.

Resulta que Doncic ha sido ya más veces expulsado de la cancha en su carrera -Doncic, el macarra; Suárez, el pistolero- que Suárez con la camiseta del Barcelona. Juzguen ustedes mismos.

Y si tienen sueñito, lean a Iniesta.

Narcolepsia garantizada.