Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Bale no dona en castellano

Bale no dona en castellano

Escrito por: Jesús Bengoechea25 abril, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Yo daba por hecho que hasta los más acérrimos detractores de Bale saldrían a la palestra para ponderar el inmenso gesto de donar un millón de euros para la lucha contra el Covid19 que ha tenido el galés, ya sabéis, medio millón en Cardiff, medio en Madrid. Digo “ya sabéis” y no sé si digo bien, dado que el asunto no ha saltado precisamente a las portadas de la prensa deportiva nacional, a pesar de que han sido muy pocos (Messi, Cristiano, Guardiola) los protagonistas de la escena mundial futbolera que se han descolgado con una aportación de semejante magnitud (o similar) con anterioridad. Se ha dado poco vuelo al asunto, y se me antoja que existen para ese limitado alcance causas relativas al ser humano en su conjunto, así como otras relativas al acercamiento al ser humano Gareth Bale por parte de la prensa deportiva patria. 

“Ese encuentra un millón de euros en cualquier esquina de su casa”, me espetó  un tuitero al ponderar en dicha red social la donación. La gente, en líneas generales, no está ahora con ganas de alabar a quien hace cualquier cosa por combatir la causa por la cual la gente no está con ganas de alabar. Traté infructuosamente de hacer ver al tuitero que un millón de euros es realmente muchísimo dinero, que lo es incluso para alguien como Bale, dado que representa un porcentaje importante de su sueldo, que por cierto es sustancialmente inferior al de Messi o Ronaldo. Supongo que, para que este tuitero hubiese ensalzado el gesto, habría sido necesario que el de Cardiff expidiera un cheque en blanco a beneficio del sometimiento del virus, y ni aun así es previsible que le hubieran quedado ganas para el piropo. 

Otra razón por la que no en este caso los tuiteros, sino los medios tradicionales, hayan poco menos que ignorado (o a veces comentando con poco afán, como si fuese cualquier cosa) la exorbitante generosidad de Bale es por supuesto la garethfobia rampante que les asola. Uno habría esperado que esa garethfobia, con su conocido componente xenófobo de odio al guiri, hubiese quedado a un lado por un elemental sentido de la justicia. Sin embargo, cómo vamos a elogiar a Bale por su donación de medio millón a Cardiff cuando Cardiff nos da más o menos igual a los más castizos, y cómo vamos a elogiar a pleno pulmón la donación de medio millón de Bale a la sanidad madrileña cuando ni siquiera sabemos aún si ha hecho la donación en español o en inglés, que es lo que importa. Predominan las tesis que aseguran lo segundo, lo que sin duda restaría todo mérito a la iniciativa. Investíguese. 

Poca, muy poca repercusión ha tenido el tema en la prensa patria, y dentro de esa limitadísima onda expansiva destaca el ángulo desde el cual lo aborda el reportero de As y eximio activista antiFlorentino Marco Ruiz. El bueno de Marco odia muy fuerte a Florentino y por extensión a Gareth, lo que le impedía dedicar un artículo en exclusividad a la donación. No diré yo que el tema merezca por sí solo medio millón de artículos en España y otro medio en el Reino Unido. Pero sí que merece algo menos mezquino (con perdón) que lo que hace Ruiz, a saber: tomar el medio millón madrileño como un simple síntoma de otra cosa infinitamente más banal, irrelevante a su lado, pero que es donde Ruiz se siente fuerte. “Bale se agarra al Madrid”, se titula la inenarrable pieza, que enfoca la donación como un mecanismo a través del cual el galés hace méritos para seguir en el club, del que no quiere salir. “El galés quiso tener un buen gesto donando medio millón de dólares a los hospitales españoles. Tiene claro que quiere terminar su contrato en el Madrid en 2012”. Churras con merinas, convenientemente mezcladas para poder referirse al medio millón solo tangencialmente (no podía ignorarlo, aunque es posible que bien le hubiese gustado) y hacerlo además como si formase parte de un plan de continuidad contractual en su propio beneficio (el de Bale). Habría que ser un tipo muy ruin para considerar que la motivación del delantero es esa, y otro tipo ruin distinto pero igualmente rastrero para no considerarlo así, pero intentar hacer creer eso al lector. No sabemos si Ruiz ha optado en este caso por el ser el Tipo Ruin Número 1 o el Tipo Ruin Número 2, pero sí sabemos que este texto aspiraría con muchísima dignidad a formar parte de la historia universal de la infamia borgiana. Nada más lejos de mi intención que llamar Tipo Ruin a Marco Ruiz. De ahí mi extrañeza al ver cómo aspira a convertirse en uno de estos dos. O en los dos, que tal vez no sean incompatibles. 

"Ha tenido sus oportunidades, pero no ha conseguido brillar… A día de hoy, Bale tiene claro que quiere apurar su contrato en el Madrid. Y que, en todo caso, pondrá cara su salida si se le empuja a ello, ya que no querría perder su estatus salarial en ningún caso". De tan elevado modo concluye el texto que Ruiz dedica a las 500.000 libras que el expreso dona a La Paz. Reconforta saber que quedan almas como la suya. Como la de Ruiz, digo.

Mientras tanto, prosiguen las pesquisas para dilucidar el punto crucial aquí, que no es otro que el idioma por el que ha optado Bale para anunciar su ofrenda. Yo me malicio que no lo ha hecho en castellano, lo que obviamente invalida la posible bonhomía de su gesto. 

Seguiremos informando.