Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Don Santiago en Santa Pola

Don Santiago en Santa Pola

Escrito por: Athos Dumas11 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hace poco publicó mi amigo @rancoma esta foto en Twitter. Una foto de Don Santiago Bernabéu en su saloncito de la casa de Santa Pola, provincia de Alicante. Una instantánea que dice muchas cosas por sí sola.

Lo primero es la humildad, esa virtud tan auténtica - cuando la palabra acaba con “d” y no con”t” - de Don Santiago, que en un reportaje de 1973, coincidiendo con los 30 años al frente del Real Madrid, le hizo el diario Marca, en mangas de camisa, y con un pantalón que parece de pijama de rayas.

Como es bien sabido, pero no está de más recordarlo, Bernabéu jamás se enriqueció con el club, incluso se compraba él mismo los diarios deportivos y no pasaba los gastos. La casa donde más feliz se encontraba era la vivienda modesta cerca de la playa, donde pasaba largas temporadas con su esposa Doña María. De vez en cuando salía con su barca, que no barco ni aún menos yate, para pasar un día de pesca solo o con sus íntimos (uno de estos privilegiados fue el gran Vicente Ramos, base glorioso del club, que me contó él mismo su día de pesca con el presidente, recién fichó procedente del Estudiantes en 1968).

En la foto, contemplamos a nuestro gran patriarca ojeando un reportaje sobre el “futuro” estadio, proyecto que bajo el antiguo régimen, supuestamente afín a los intereses merengues, fue rechazado y enviado a la papelera por el entonces alcalde de Madrid, Carlos Arias Navarro, posteriormente Ministro de Gobernación con Franco y Presidente del Gobierno tras el fallecimiento del dictador.

Don Santiago está sentado en una sencilla butaca de tela, y en su muñeca izquierda lleva un simple reloj de pulsera.

A su derecha, en una más que sobria, diríase espartana mesilla con un paño de lo más corriente, se encuentran lo que sin duda era los “tesoros” de Bernabéu, y que le acompañaban bien de cerca en sus horas de lectura, fumando su inefable veguero, o durante sus cabezaditas a la hora de la siesta.

Arriba a la derecha, una fotografía con la Copa de Europa, sin duda la Sexta ante el Partizán en Bruselas, junto al gran capitán de 1966, nuestra queridísima “Galerna” Don Paco. A su derecha, concentrado en un callejón de una plaza de primera - posiblemente Las Ventas o La Maestranza, dado el fino paño del capote que está tras él -, la figura más conocida del toreo en 1973, Manuel Benítez, “El Cordobés”, conocido mundialmente por entonces desde que Dominique Lapierre y Larry Collins escribieron en 1968 su célebre novela inspirada en él “...O llevarás luto por mí.”

En la fila de abajo, a la izquierda, nada menos que una foto de familia del gran capitán de la sección de baloncesto, Don Emiliano Rodríguez, con su esposa y sus 4 hijos, dos niñas y dos varones, en su casa madrileña. Ese año 1973 fue el de la retirada de Emiliano, que nos dejó una cosecha espectacular de 12 Ligas, 9 Copas y 4 Copas de Europa.

Abajo, en el centro, se ve perfectamente a Don Alfredo Di Stéfano - a Bernabéu no tanto desde esa perspectiva -, lo cual demuestra, si es que eso hiciese falta, el amor y la amistad que tenía por “La Saeta”, pese a los desencuentros frutos de su salida del Madrid allá por 1964. Es sin duda la instantánea de los dos grandes forjadores del Madrid universal y casi imbatible, un germen de una mitología inagotable.

Por última, a su derecha, el gran Manolo Santana sonriendo orgulloso al público entendido de la pista central de Wimbledon, en 1966, única vez en la historia de los Grandes Slams en el que el vencedor lució una camiseta con el escudo de un club de fútbol. Que obviamente no podía ser otro que el Real Madrid.

Ahí tienen ustedes, en una sencilla fotografía de un casi octogenario, partes decisivas de la historia de España y por supuesto de nuestro Real Madrid.

Que Dios bendiga siempre a nuestro gran patriarca blanco.

13 comentarios en: Don Santiago en Santa Pola

  1. Athos, me gusta cómo nos has acercado a través de una simple fotografía, al entorno sencillo de don Santiago Bernabéu en sus momentos de descansos, en los que tampoco se aleja de todo lo que le importa y le representa como mandatario del club más importante del mundo a través de esas fotografías en esa sencilla mesita...

    Pero cuánto se echa de menos una personalidad como la de don Santiago en los tiempos del tinglao que corren en España....habría puesto todo patas arriba con sus denuncias y sus declaraciones...don Santiago no habría tragado en silencio con este tinglao que tienen montado en este país la Federación, la liga y el periodismo deportivo patrio...

    Saludos