Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Derbi culé

Escrito por: La Galerna8 abril, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Sport Portada Gran día 08.04.17Nos gusta el titular de Sport. No nos duelen prendas en reconocerlo, aunque obviamente apliquemos el verso de Serrat al madridismo y no al barcelocolchonerismo (atleticoculerismo según otras escuelas de pensamiento). Hoy se dan la mano culés y atléticos porque el mundo les ha hecho así. Y cuando decimos hoy, en realidad decimos como cualquier otro día, si bien hoy de modo explícito, sin necesidad de buscar resquicios oscuros donde demostrarse su amor sin fisuras. Digamos que hoy es políticamente correcto que vayan de la mano por Canaletas, mientras que otro día tal vez prefieran evitar dar explicaciones de su idilio, si es que algún despistado aún necesita pedírselas.  En el fondo (muy en el fondo) es bonito ver que cuando hay derbi madrileño también juega el Barcelona, hasta el punto que para la prensa culé sobre todo juega el Barcelona. Qué ternura.

Mundo Deportivo Portada Derbi 08.04.17Ahí lo tienen: "El derbi más blaugrana". Resulta que se juega un partido entre los dos principales equipos de Madrid, resulta que se juega en el estadio Bernabéu, sito entre Castellana y Padre Damián, resulta que juegan, entre otros, Cristiano y Griezmann, pero no se engañen, quien en realidad juega el derbi es el tridente azulgrana. Sepan que dicho tridente lo juega todo, incluso cuando no juega, cosa reservada a los escasos milagros que la Santa Madre Iglesia tiene reconocidos como pruebas del don de la ubicuidad. Si Jesucristo dijo que se haría presente cuando dos anónimos hablaran de él, ¿cómo no va a hacerse presente el Messías cuando juegan Madrid y Atlético?

Los integrantes del tridente, además, llevan 100 partidos juntos, sin contar aquellos que no han jugado y que en realidad sí han jugado. Las gentes de bien (los píos y beatos) saben que el tridente culé lleva 100 partidos tan solo desde la perspectiva de la fría y siempre parcial estadística. La teología, tan proclive a los misterios, afirma que el tridente ya jugaba junto desde el albor de los tiempos, cuando el balón era de barro, cuando Aytekin aún no había venido al mundo para impulsar la Obra, cuando se inventaba el término posesión como vía de salvación, cuando aún Piqué no podía contar con neurona alguna con la que sentar cátedra.

As Portada Derbi 08.04.17En As parecen no haberse enterado del misterio. Apuntan al mero enfrentamiento terrenal de Madrid y Atlético, cosa que ya sabemos menor, circunstancia que solo importa como medio para que juegue también el Barcelona con su equipaje rojiblanco. El Madrid saldrá de blanco a jugar ya no contra once, sino contra el doble. La delantera rival será nutrida: Griezmann, Torres, Neymar, Messi y Suárez. En la defensa se colará Mascherano (no) haciendo penaltis. La cosa será difícil, pero Lama nos pide desde los bajos de As que tengamos vigor, y ya se sabe que el siempre mesurado periodista sabe de estas cosas, sobre todo si es menester hacer alguna crítica al Madrid, siempre constructiva, constructivísima. Habrá que salir a ganar de todas formas, habrá que volver a decepcionar a Lama y a perpetuar el idilio de atléticos y culés -love is in the air- por la vía de darles la oportunidad de seguir siendo víctimas, esa cosa que ambos han elevado a arte mayor, a razón de ser, a discurso legitimador.

Marca Portada derbi 08.04.17Marca, ecuménico como suele, sale con la portada que ustedes quieran. Elija su propia aventura y marche ufano al quiosco. Que usted es madridista, pues mire qué bien destaca Bale (no sabemos si con hernia o sin ella) en la piña de una de las portadas propuestas. Que usted es atlético, pues cómo no va a comprar la "gran faena" que anuncia Griezmann. Que usted es culé, pues oh wait, ha estado aquí poco avispado Marca, aunque no se desaliente, seguro que le vale la portada atlética. No desentonará con las de Sport y Mundo Deportivo. Puede ir con ella bajo el brazo sin problema alguno por las Ramblas mientras no ve molinos, sino al tridente azulgrana jugando partidos que no juega, necesitando la derrota del Madrid para seguir soñando. Qué ternura.