Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Del Bosque se gana a los culés

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Del Bosque se gana a los culés

Escrito por: La Galerna10 octubre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Algo no va bien para un "madridista de cuna" cuando la mayoría de elogios le llegan desde Barcelona. Algo no va bien cuando el antimadridismo te reconoce cosas que el propio madridismo guarda bajo su alfombra. Felicidades, Vicente, has conseguido ganarte a los culés aprovechando esa marea de rencor que te envuelve desde hace muchos años. Desde que despreciaste la insignia de oro y brillantes del Real Madrid eres más de ellos que de nosotros. Esto va más allá del escudo o de los valores. Es cuestión de sentimiento y respeto. Y ninguna de estas dos cosas ha adornado tu comportamiento en la última década. Has despreciado al club blanco con una falsa elegancia que nunca engañó a nadie. Sólo tus amigos periodistas, aquellos que en su día te llamaron "alineador" para desprestigiar tu trabajo, han intentado mantener, sin éxito entre el madridismo, tu absurda campaña, ese viaje hacia ninguna parte cuyo motor era un desamor mal gestionado.

Este texto es de Pere Mas, columnista del diario 'Sport', que escribe hoy mismo sobre ti, querido Del Bosque. Para empezar, un culé reconocido te da las gracias por ser como eres, que en realidad quiere decir que muchas gracias por atizar al Real Madrid y a Florentino Pérez en un programa de TV3. Te has ido a casa del enemigo para hablar mal de tu familia. Esas puñaladas no guardan rencor, sino cobardía. Dices, Del Bosque, que la entidad blanca no tuvo "la categoría para despedir una persona que había estado 36 años en el club". Lo primero es que no te despidieron, sino que no renovaron tu contrato. Y lo segundo es que durante todos estos años has olvidado que eres quien eres gracias al Real Madrid, no al contrario. Cuando tú llegaste al primer equipo, ya había siete Copas de Europa y un montón de Ligas y Copas del Rey adornando el palmarés. El Real Madrid ya era adulto, ya sabía que su ADN era ganar. Nunca agradeciste al club la oportunidad que te dio, el salto que te permitió dar en tu carrera. Eres campeón del mundo con España, pero jamás habrías llegado a ese histórico hito si no llega a ser por el Real Madrid. Qué injusto has sido, Del Bosque. Y qué frío cada vez que hablas de un equipo que te lo ha dado todo. ¿Te sientes bien siendo un ejemplo para los culés? ¿Disfrutas con el elogio del antimadridismo y la indiferencia que empiezas a generar en el madridismo?

En esta cruzada que tú mismo iniciaste y que encuentra como réplica el silencio del propio Real Madrid, ni siquiera se encuentran ya muchos de los periodistas que te acompañaron en ella durante años. Ya no eres seleccionador, ya no necesitan acariciar tu espalda mientras apuntan en su bloc de notas tus primicias. ¿Cuántos de esos periodistas siguen ahí para echarte una mano en tu oda al rencor? Pocos, ¿verdad? Y menos todavía desde que tuviste aquel affaire con Iker Casillas hace ya tiempo. Ahora los que te defienden son los culés. Los que te apoyan son los culés. Han olido sangre en tus palabras y tú has seguido ofreciéndolas. ¿Cuántos madridistas encuentras que te arropen tras tus mil y un dardos envenenados hacia el Real Madrid? ¿Te sientes querido por los que eran tuyos? No te vamos a pedir que te disculpes o que recapacites, eso ya es demasiado tarde, pero sí nos gustaría que dejes al Real Madrid tranquilo, que agotes tu cruzada en silencio, sin altavoces mediáticos. El madridismo, querido Del Bosque, no necesita que tú le des la mano. Ya no.