Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Courtois, Goebbels y la mentira desmentida

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Courtois, Goebbels y la mentira desmentida

Escrito por: La Galerna5 octubre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días tengan ustedes. O buenas noches, aunque vean que luce un sol espléndido. O buenas tardes, si lo prefieren, aun cuando el sol se haya ocultado y la luna se divise en lo alto del firmamento.

Al fin y al cabo, ¿qué es el día, qué la noche? ¿Qué es cierto hoy en día, qué es verdad o mentira? ¿A quién van a creer ustedes, a nosotros o a los medios que leen? Esos mismos medios que parecen querer mostrarnos día a día que nuestras sólidas convicciones no son reales, que lo que consideramos incuestionable no lo es en absoluto, que nuestras certezas más absolutas pueden ser en realidad tan quiméricas como las sombras de la caverna de Platón.

Un rodillazo en la cara del portero rival acompañado de unos tacos en el antebrazo pueden ser un gol o una jugada gris, pero nunca una falta. Por el contrario, una patada en la rodilla que deja a un jugador dos meses y medio en el dique seco no es nada, una jugada que se oculta y censura, es un “sigan, sigan” de manual, del mismo modo que un empujón a dos manos puede ser un “hombro con hombro” no punible en boca del comentarista de turno.

Courtois tiene un cuadro de ansiedad y no soporta la tensión del Bernabéu, mentira emanada de algunos medios carroñeros y a la que se dio pábulo con celeridad. Celebramos que el Real Madrid desmintiera rotunda y categóricamente en un comunicado oficial las informaciones publicadas en ese sentido, lo que puede haber dado inicio a un nuevo camino en sus relaciones con los medios.

Ocurre que “las grandes masas sucumbirán más fácilmente a una gran mentira que a una pequeña”, como dijo alguien a quien no nos gusta citar de modo especial en estas páginas, el mismísimo Adolf Hitler. La ansiedad de Thibaut se une a la hernia de Bale, a la no renovación de Kroos (“¡Mentira!”, tuvo que soltar al instante el alemán), al debate en torno a Hazard, a las supuestas conversaciones entre Zizou y Keylor (“¿y cómo sabes tú lo que yo he hablado con él?”, como espetó con rabia Zidane al periodista), y a tantas y tantas falacias propagadas por los medios madrileños, los cuales muestran, al parecer ufanos y gozosos, al meta Areola como el gran salvador del equipo.

“Areola y 10 más”. Areola el indiscutible, el “portero de guardia”. Deseamos a Courtois una pronta recuperación de su gastroenteritis y del “desequilibrio electrolítico”, que no psicológico, que le afectó. Toda la suerte del mundo para Areola en el partido que enfrenta a los nuestros con el Granada. Dejamos el ansiolítico para Inda y los suyos.

Un día más vemos una nula reacción a la vergonzosa pancarta exhibida el miércoles pasado en el Camp Nou durante el partido de Champions que enfrentó a los locales con el Inter de Milán. Un alemán tan alemán como Kroos y Hitler, el ministro de Propaganda del régimen nazi Joseph Goebbels, dijo que “una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en verdad” y eso lo saben muy bien en Barcelona, donde entre otras cosas nos cuentan que:

“Messi ya está aquí”. Se ve que no estaba en Anfield, ni en la final de Copa, ni en el desastre de Dortmund, ni en la debacle de Granada. Messi no estuvo ahí, igual que la pancarta no ha existido para la UEFA ni los medios, o los votos del The Best han sido correctamente computados, aunque algunos de los votantes hayan manifestado lo contrario. Parafraseando de nuevo a Groucho Marx, ¿a quién van a creer, a los autores o a los medios que leen? ¿A las rayas trazadas en la sala del VAR para dirimir sobre la validez de una jugada o a las que muestran los secuaces de Roures en pantalla? Goebbels dirigía las opiniones de la prensa, repartía consignas, censuraba imágenes, creaba una corriente de pensamiento, pero… se nos ha ido el santo al cielo, si estábamos hablando de Roures, ¿a cuento de qué ha venido esto?

Discúlpennos, trataremos de retomar el hilo con la portada de Mundo Deportivo:

Un documental que nos mostrará las interioridades del Barça durante la campaña anterior. Apasionante, sin duda, tanto como una operación de fimosis o las últimas obras de Wenders. “Barça inédito”, titula Mundo Deportivo. Quizás “Inédito” no sea el calificativo adecuado para mostrar a Luis Suárez enseñando los piños como si fuera a dar un bocado o a Jordi Alba cayéndose en solitario, aunque quizás lo inédito sea que en esta ocasión lo haga sobre la mesa y no sobre el césped del área contraria.

Terminamos con otro alemán, el filósofo Nietzsche, cuya frase aplicamos desde hace años a los medios que seguimos:

“Lo que más me molestó no es que me hayas mentido, sino que de aquí en adelante no podré creer en ti”.

Sinceramente, que pasen un gran día. De verdad.