Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Cosas mejores que el As

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Cosas mejores que el As

Escrito por: La Galerna2 febrero, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días, queridos galernautas. Sí: Alfredo Relaño insiste con lo de la bbC. Ya dice Manuel Matamoros que lo pone así (minúsculas las bes, mayúscula la ce) para salir en La Galerna, y puede que no vaya mal tirado. Debe pensarse Relaño que lo de la "bbC" nos enoja. Nada más lejos de la realidad. Si acaso, nos importuna un poco, ese leve malestar que causa la mediocridad cuando encima se las da de brillante. Es una ocurrencia con torpe aspiración de viralidad, un poco como aquel slogan ("Busque, compare y si encuentra algo mejor cómprelo") de Colón en los 80.

Por nuestra parte, hemos buscado, comparado y hallado una relación no precisamente poco nutrida de cosas en la vida que son objetivamente mejores que el As. Procedemos por tanto, en estricta obediencia a aquel mantra ochentero, a comprarlas, dejando el As en la pila de papelotes del quiosquero, que por cierto no tiene la culpa de nada. Nuestra lista de cosas en la vida que son mejores que el As es la siguiente:

-Un grupo de whatsapp con tu suegra y cuñadas.

-Un hipotético canal "Sálvame TV".

-Ser sorprendido por una feminista radical diciendo "Esa chica me parece razonablemente atractiva" o alguna aberración similar.

-La obra completa de Justin Bieber. O cualquiera de sus discos individualmente.

-El chino que ostenta el monopolio mundial de cremalleras.

-La presidencia "simbólica" de Cataluña por parte de Puigdemont.

-Ir a desvirtualizar a una tuitera mulata y que resulte ser un señor con perilla de san Sebastián de los Reyes.

-El artículo de The Times que se burla de los españoles.

-Los dientes de Luis Suárez. El uso que hace de los mismos, si se nos apura.

-Que "Shakespeare in love" ganara el Óscar ante "Saving private Ryan".

-Un sabañón en Alaska, previo a la llegada de un tsunami de hielo.

-El color de la pintura del cuarto de la tele de la casa alquilada por Jesús Bengoechea en Cardiff, que la casera no le deja cambiar.

-Tres meses y medio de purgatorio para almas francamente descarriadas.

-Una hemorroide del tamaño del botón nuclear de Trump. El de Kim Jong-un también nos sirve.

-La coca-cola sabor cereza.

-La saga "Transformers".

-Cualquiera de las tortugas ninja. Incluso Leonardo, sí.

-El muesli.

-Mandar un correo electrónico a alguien, a quien sea, esperando respuesta en pleno 2018.

-El nivel cultural de un colegial español medio de (digamos) 16 años.

-Un libro de Dan Brown.

-Una película basada en un libro de Dan Brown.

-Que Tom Hanks se rebaje a hacer películas basadas en libros de Dan Brown.

-La peste bubónica.

-Morir en agosto.

-Pegar a un padre con un calcetín sudado a las cuatro de la tarde a pleno sol, en un plaza de Badajoz, al ritmo de "Paquito el chocolatero".

-Las palomitas de maíz dulces.

-Una paella en un restaurante español sito en Birmingham y regentado por un serbio.

-Un apretón en esa cita tan largamente anhelada.

-Llevar monedas en los bolsillos.

-Unos pantalones de varón rojos (no confundir con unos pantalones de Barón Rojo, mítico grupo de heavy metal con inmejorable gusto en el vestir).

-Sugerir a un animalista que, si bien está claro que el alma de los humanos no existe, es posible que la de las pirañas tampoco.

-Vivir en Sevilla y confesar a un local que vas a irte de Sevilla para pasar el fin de semana en otra parte pudiendo quedarte en Sevilla.

-El Lobo Carrasco.

-Entrar en un Starbucks para usar el baño y comprobar que hay que introducir un código de cliente. Tener que pasar por el banco para pedir un crédito para tomar un café para acceder al código.

-Un número musical en la gala de los Goya.

Estas son solo algunas de las cosas que así, a bote pronto, se nos ocurre que son mejores que el As. Os invitamos a complementar esta lista.

Y no, no os paséis: Boko Haram no es mejor que el As.

Y eso que la portada de hoy no está tan mal. Fijaos bien: se admite (en diminuto, eso sí, pero se admite) que Sergi Roberto (¿por qué no Sergi Robert si el director deportivo del Barça ha cambiado su nombre futbolístico de Roberto a Robert?) debió ser expulsado en el Barça-Valencia de Copa. Solo dos pequeñas pegas: ¿por qué en pequeñito y por qué no se presentan, ni en la Ouija ni en ninguna otra parte, estos favores al Barça como la pasmosa tendencia que evidentemente constituyen?

Os dejamos el resto de portadas del día porque querréis verlas. Es un decir.

Buenos días y feliz fin de semana.