Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
¡Celebrad, celebrad, malditos!

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

¡Celebrad, celebrad, malditos!

Escrito por: La Galerna13 marzo, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. En esta bendita sección de esta bendita página tratamos de usar la ironía en el combate diario contra el sectarismo y la manipulación antimadridsta que suelen mostrar las primeras planas de los medios deportivos nacionales. Sucede, sin embargo, que a veces no cabe la ironía porque uno se ve desbordado por la ira, anegado por una cólera invencible, siendo “uno” el portanalista del día.

La razón por la cual hoy se torna enormemente complicado el uso de la ironía o el sarcasmo para desmantelar una mentira o un ángulo malintencionado es que el tema de fondo no es el fútbol (aunque al ver esta portada incalificable se diría que tranquilamente lo es), sino el contexto en el cual vive España, Europa e inevitablemente el mundo. Cataluña también, aunque algunas manifestaciones marcianas de alguna representante del gobierno independentista de la región pretenda hacer pensar que su virus tiene algún hecho diferencial. Todos, absolutamente todos nos enfrentamos a una amenaza como no habíamos visto, no ya nosotros, sino tal vez varias generaciones que nos preceden. Es un escenario de guerra mundial, de combate cuerpo a cuerpo contra una pandemia que puede dejar detrás, cuando pase, el reguero más macabro que quepa imaginar. O que no quepa imaginar.

Y ahí lo tenéis. En estas circunstancias de absoluta excepcionalidad, con el planeta boca abajo aterido por un miedo que está más que justificado, el Sport se preocupa por sí los despachos nombrarán o no campeón al Barça de una Liga que ha dejado de existir. La falta de clase, la absoluta ausencia de tacto, la denigrante incapacidad para comprender dónde está el foco y dónde bajo ningún punto de vista puede estarlo en circunstancias como las que vivimos, son tan devastadoras que nos preguntamos dónde está la humanidad de esta caterva de atorrantes y mezquinos.

Hasta la fecha, sabíamos que Sport era un tebeo propagandístico y risible virado a un tema ligero como es el fútbol. Tampoco era tan terrible, visto ahora. Hay cosas más graves que ser un panfleto, ayuno de calidad, que loa sin pudor ni tino a un equipo de balompié al tiempo que ataca sin reparos ni maña alguna a otro equipo del mismo deporte. Hay cosas más graves que ese discreto sesgo relativo a un tema el fin y al cabo secundario, por mucho que nos guste, como es el fútbol.

Pero lo de hoy es otra cosa. Cancelada la Liga, preocuparse por quién dictaminarán como campeón de un campeonato fantasma es de una ruindad tan totalizadora que Sport asciende desde hoy de la categoría de chiste inane a la de simple octavilla fascistoide. Según los reglamentos, en una situación de este tipo (suponiendo que antes pudiéramos concebir una situación de este tipo) el presidente de la Liga tiene la potestad de nombrar un campeón administrativo (sería el equipo que iba líder cuando la competición se suspendió) o de declararla desierta. Nos parece increíble que alguien pueda pensar que eso importa lo más mínimo. Nos parece aberrante que alguien pueda estar tentado de celebrar (y obviamente esta gente lo está) algo que carece por completo de valor, haya o no haya un campeón nominativo. Lo mismo diríamos, por supuesto, si el líder en el momento de la suspensión hubiese sido el Real Madrid. De hecho, tenemos el íntimo convencimiento de que esta portada vomitiva contará con el rechazo de la inmensa mayoría de los culés.

¡Celebrad, celebrad, malditos!. A Canaletas. Y después volved a vuestras casas y encerraos en ellas para no contaminar a nadie, no ya del coronavirus, sino del virus de lo que habréis demostrado tener con anterioridad, es decir, la más absoluta falta de talla como seres humanos.

 

En el extremo opuesto está Marca, que se centra en lo único que cabe centrarse ahora y que además no se ve afectado por la situación en términos de merma del ingenio. Ocurrente, creativa y lenitiva dentro de la honda preocupación. Bravo por Marca.

Os dejamos también las otras dos porque queréis verlas. Entretanto, cuidaos y cuidad a los vuestros. No salgáis de casa. Como dice la campaña, #StayTheFuckHome.

Un abrazo.