Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Chotardana jubilosa

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Chotardana jubilosa

Escrito por: La Galerna12 agosto, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

"¿Y cuándo es suficiente con una prueba suficiente?", se preguntaba el autor Jonathan Safran en su novela Everything is illuminated. Nada, absolutamente nada está por lo demás iluminado en esta mañana en la que la sombra del arrepentimiento se cierne sobre la realización de nuestra tarea. ¿En qué momento se nos ocurrió firmar con vosotros esta especie de pacto, en virtud del cual os tenemos que contar todo lo que pasa, consignado encima desde el prisma de las (por lo general) manifiestamente mejorables portadas de los medios de comunicación? ¿Qué habíamos fumado aquel día? ¿El consumo de qué sustancia estupefaciente nos condujo al compromiso de tener que pasar por este trago de manera sistemática? No es que la Supercopa de Europa importe gran cosa (si somos consecuentes con el consenso sobre la "temporada en blanco" que rubricó el Madrid el año pasado, no importa absolutamente nada), pero el efecto acumulativo que llevamos encima desde el mes de mayo, pasando mañana tras mañana por portadas estultas (cuando no torticeras y mendaces) que reflejan acontecimientos aciagos nos tiene postrados en un estado de depresión del cual ya nos contaréis cómo nos vais a sacar.

Porque no cabe aquí escurrir el bulto, queridos (?) lectores. No cabe que miréis para otro lado tratando de eludir vuestra responsabilidad. A vosotros y solo a vosotros os corresponde la tarea de estrechar con fuerza nuestra mano e izarnos de esta arena movediza de pesar y podredumbre en la que vosotros mismos nos tenéis hundidos. De acuerdo, vosotros no nos lo pedisteis. De acuerdo, fuimos nosotros quienes voluntariamente, sin mediar ruego al respecto, nos arrojamos al fango. Pero luego bien que nos reís la gracia todos los días, ¿eh? Luego bien que empezamos a reclamar en Twitter el Portanálisis en cuanto dan las once, como si no tuvierais otra cosa que hacer en toda la mañana que leer estas notas apresuradas sobre los desmanes diarios de la prensa, que enciman jalonan el camino hacia el sextete de esos...

A punto estuvimos de incurrir en la ordinariez de un adjetivo destemplado, tal esa la magnitud de nuestra desesperación, a la cual, como tratamos de explicar, no sois en absoluto ajenos. No pensamos hacer el menor esfuerzo por aligerar vuestras conciencias. Muy al contrario: estamos así por vuestra culpa. Ahora, ¿qué vais a hacer por nosotros?

"Aquí estoy, leyendo mi café mañanero y disfrutando del #Portanálisis de estos genios de La Galerna".

Oh, qué bien. Muchas gracias. Muchísimas gracias. ¿Qué? ¿Está rico el café? ¿Unas magdalenitas, por ventura?

marca pedro final supercopaDejemos de lado momentáneamente (solo momentáneamente) vuestra ineludible culpa en nuestra aflicción, así como las soluciones que os planteáis para rescatarnos de este marasmo de dolor y laconismo. Miremos en cambio, muy atentamente, la portada de Marca. ¿Ya? Bien.

Vayamos ahora frente a un espejo y, escudriñando detalladamente el fondo del reflejo de nuestras pupilas, sostengamos la portada de Marca frente al espejo como los sospechosos habituales sostienen su ficha identificativa en las ruedas de reconocimiento. Ahora repitamos muy serios cinco veces:

-Central lechera.

El objetivo es no reír. En el momento en que las comisuras de nuestros labios se curven mínimamente hacia arriba, estaremos condenados (no sabemos a qué, pero ojalá a algo muy severo).

-Central lechera- declamemos de nuevo, indagando en nuestra propia imagen como quien rastrea en busca de un atisbo de inteligencia en la cara de... Perdón, otra vez casi.

Si tenemos éxito y logramos repetirlo cinco veces sin prorrumpir en carcajadas, nos habrá correspondido una sesión de cine y un helado con Undiano Mallenco.

-Central lechera.

Lo repetimos: ¿Cuándo es suficiente con una prueba suficiente?Lllevamos aquí casi tres meses demostrando día a día que los medios de tendencia presuntamente madridista celebran los títulos del Barça con un júbilo que absolutamente nada tiene que envidiar al que ponen en liza los medios catalanes en las mismas circunstancias. ¿Qué más tiene que suceder para que nunca nadie más, en jamás de los jamases, se atreva a decir nada en ese sentido? ¿Qué más prueba quiere el mundo de la gigantesca mentira que se encierra detrás de lo de la Central Lechera? Daremos por bien empleados estos dos meses y medio de mañanas de mierda, comentando portadas habitualmente no menos de mierda, si al fin el mundo se da cuenta de que As y Marca son medios de equidistancia completamente respetable, sí: lo que no es respetable es el afán por hacer ver su afinidad con el Real Madrid. Puede que nosotros seamos gilipollas (lo es quien se martiriza innecesariamente) por sentarnos todas las mañanas a escribir esta sección. Pero la gente no puede ser tan gilipollas como para no darse cuenta de esto.

"Un superhéroe llamado Pedro".

Espera un momento. Vamos a fijarnos otra vez en la portada de este pasquín de propaganda florentinesca.

"Un superhéroe llamado Pedro", vuelve a decir el titular. Y lo vuelve a decir, os lo aseguramos, una vez tras otra y cuantas veces quieras leerlo.

Vamos a ver qué podría haber hecho Marca con este gol de Pedro, y vamos a ordenar todas las opciones de mayor a menor afinidad con el Madrid, empezando por el madridismo más caricaturesco y finalizando con el filobarcelonismo más indisimulado.

1. Ignorar la victoria del Barça y el gol de Pedro en la portada, reservándolo para un somera crónica en páginas interiores. (Madridismo caricaturesco).

2. Hacer constar la victoria blaugrana (con una pequeña foto de Pedro tras marcar) en un recuadro inferior y dentro de una portada cuya foto central está dedicada al nuevo peinado de Cristiano. (Madridismo descarado, como Sport y Mundo Deportivo pero al revés).

3. Dar la portada al gol de Pedro con una explicación somera: "Pedro salva al Barça del ridículo". (Presunta equidistancia teñida de cierto filobarcelonismo, derivado del hecho de otorgar una portada a la consecución de un título que -como concluiremos si somos coherentes con el consenso según el cual la temporada pasada del Madrid fue un "año en blanco"- no vale absolutamente nada).

4. "Héroe Pedro". (Barcelonismo abracadabrante).

5. "Un superhéroe llamado Pedro". (Imposible, ridículo, abrumador filobarcelismo desde el filorrojismo peor entendido y más zafio. No sé si nos explicamos).

Marca ha optado por la opción 5. La imposible. Pero lo imposible ha sucedido.

-Central lechera.

mundo deportivo supercopa europaMundo Deportivo está mucho más moderado que Marca. Si el Diario de la Hernia muestra actitud de groupie despendolada hacia el Barça y el delantero canario, se da la paradoja del mayor comedimiento de los de Godó. Esto es un adelantamiento por la derecha en toda regla: la Central Lechera supera el furor barcelonista de la prensa asumidamente culé. Viva, viva y viva.

Mundo Deportivo nos hace hoy cierta gracia (lo decimos sin ironía) desempolvado el gritito vintage de Penélope sobre el escenario del Kodak Theatre de Los Ángeles, con una puntualización: "... el Barça se puso 4-1 y el Sevilla acabó remontando". Si el Sevilla, queridos amigos, hubiera remontado hoy no titularías con el grito de Pe, porque remontar implica dar la vuelta al marcador, llegar a la victoria (y no al empate) partiendo de un marcador desfavorable.