Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
La Galerna de los Faerna
Chamartinizar, ¿a Neymar?

Chamartinizar, ¿a Neymar?

Escrito por: José María Faerna12 marzo, 2018

Un fantasma recorre los mentideros futbolísticos. O más bien un virus, dada su reproducción infecciosa y silente. Todos los días circula por ahí un nuevo link periodístico que nos murmura al oído sobre las aproximaciones y los magreos de Neymar y Florentino, de Florentino y Neymar. Yo no sé cuánto de verdad pueda haber en ellos. Ya conocemos el método del periodismo deportivo español, en todo semejante al de augures, videntes y otros proveedores de supercherías: anuncio hoy una cosa y mañana su contraria, de modo que cuando fatalmente acierto saco pecho con la predicción ganadora y guardo cinco minutos de silencio por la fallida, como Hawk-Eye Pierce por el vermú en su receta del dry Martini. Lo que sí sabemos todos es que el hijo de su padre estaba en Brasil mientras sus atribulados compañeros del PSG pasaban por las horcas caudinas en el Parque de los Príncipes, y no me refiero a que no jugara –no se puede jugar con un pie roto–, sino a que no estaba allí para decirle a sus compañeros y a la afición que confiaba en ellos, que también podían ganar sin él; o, cuando perdieron, que hay derrotas que empiedran el largo camino a la gloria. Lo que sí sabemos es que Le Parisien daba la noticia –esta sí, una noticia, un hecho concreto y no una intención vaga– de que el director deportivo del PSG había admitido ante un jugador ajeno que la permanencia de Neymar en el club el año que viene no está asegurada. Lo que sí sabemos es que quien puede no ha desmentido esto aún.

Yo en realidad dije aquí hace ya dos años casi todo lo que tenía que decir contra un hipotético fichaje de Neymar por el Madrid, porque este era un asunto recurrente incluso cuando el personaje vestía de blaugrana. Lo releo ahora y no cambio una coma. En la anterior entrada faernauta abundaba Número Tres hace unos días con argumentos similares desde un punto de vista diferente. Sin embargo, como al Madrid lo dan por