Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Caso Bale: todo y todos mal

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Caso Bale: todo y todos mal

Escrito por: La Galerna21 noviembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Todos mal. No sabemos cómo es posible que nadie acierte.

Mal Bale posando junto a una pancarta que, aunque no fuera la intención, ofende potencialmente a millones de madridistas.

Mal los furibundos detractores de Bale que dan por hecho que la pancarta es una mofa al Real Madrid y se creen cargados de razones para acrecentar, si cabe, la intensidad del escrache miserable que desde hace años sufre el galés por parte de los medios y de algunos madridistas de a pie.

Mal los acérrimos defensores de Bale que no comprenden que señalar el error cometido por el galés no da la razón a los escracheadores, y que no se apean en su defensa del de Cardiff haga lo que haga, solo por posicionarse contra la prensa. Cuando la realidad es otra: ni el acoso que sufre Bale justifica todo lo que hace ni el que ahora se haya equivocado da la razón retrospectiva a quienes practican el escrache.

Mal Mijatovic por parir la ocurrencia que refleja la pancarta. Al héroe de la Séptima se le puede decir también que se equivoca.

Mal los hinchas galeses adoptando esa frase para convertirla en un slogan, unos cánticos que ojalá se hubieran guardado para sí, una bandera galesa contaminada con la tontería.

Mal, muy mal todo el mundo.

Muy mal, fatal Marca con esta portada tendenciosa. Cínica (no se dan por aludidos aunque saben que la pancarta va total o parcialmente por la prensa, empezando por los ominosos tiempos de la Hernia Chronicle). Exageradísima. Por este orden.

No, Marca, no. El gesto del galés no es “el último de una serie de desplantes”. Habéis inventado ese sintagma para que haga fortuna, y lo hará porque tenéis millones de lectores, pero no porque tengáis un ápice de razón. Por mucho que Bale se haya equivocado ahora, tal vez gravemente, no existe tal “serie de desplantes”. La desafortunada frase de la última rueda de prensa y bailar junto a una bandera convertida en lema en el fragor de la celebración por la clasificación de su selección. Esos son los desplantes. Ni "serie" de ellos ni nada. No seáis manipuladores, Marca. No volváis a ser The Hernia Chronicle 4 Champions y otros muchos títulos más tarde. No os denigréis.

La portada de As constituye, lo admitimos, un hallazgo desde el punto de vista conceptual, pero no podemos aplaudirla viniendo de quien viene, es decir, el escracheador por antonomasia, el medio que de manera más oprobiosa ha convertido al futbolista en el objeto de la campaña más demencial, con tintes xenófobos de odio al “guiri”, que se recuerda en España. Aisladamente, es una portada brillante. Como parte de una tendencia que ya dura más de un lustro, it stinks to high Heaven, por usar la lengua de Gareth que tan bien dominan sin duda quien le han demonizado por no dominar el castellano.

Ved el recuadro inferior de Sport. “Bale humilla al Madrid para irse”. “Humilla”. “Para irse”. He aquí la dialéctica que usa el antimadridismo. Qué pena, qué desoladora pena que esta vez, casi por primera, Bale haya puesto en bandeja el
decir semejantes atrocidades a los enemigos del club.

Por qué no puede nadie ser mínimamente razonable, nos preguntamos. Empezando por Bale que, como pedía ayer Jesús Bengoechea, debería explicarse. No puede permitir que ganen. No puede permitir que se carguen de razones sin tenerlas.

Os dejamos con Mundo Deportivo y el tenis de Piqué.

Pasad un buen día. No lo tendréis fácil, rodeados de tanto desacierto y tanta cerrazón como hoy estáis en vuestra condición de madridistas.

Todos mal.