Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Históricos
Carlos Santillana: Una cabeza de oro

Carlos Santillana: Una cabeza de oro

Escrito por: Alberto Cosín23 agosto, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hoy, 23 de agosto, cumple 66 años Santillana, toda una leyenda del Real Madrid C.F. Sus números hablan por si solos al ser el cuarto jugador que más partidos ha vestido la camiseta blanca (645), más temporadas estuvo en el primer equipo (17) y más goles (186) anotó en la tabla histórica de artilleros merengues.

Carlos Alonso González nació en Santillana del Mar (Cantabria) y de ahí su nombre futbolístico otorgado por su entrenador en juveniles Agustín Cuétara. Santillana era un delantero centro menudo (1,75m) cuya mejor virtud, sin embargo, fue el remate con la testa. Su poderoso salto gracias a su potente tren inferior, que le permitía llegar muy alto y mantenerse durante un segundo colgado en el aire, le permitió ser conocido como la mejor cabeza de Europa. Además, a su fuerza física, entrega, voluntad, raza, oportunismo y astucia se sumó con el paso de los años una gran mejora en el dominio del cuero con ambos pies.

El delantero comenzó a jugar en el pueblo de Barreda, cercano a Santillana del Mar, en las filas del Satélite. Antes había rechazado la proposición de las monjas Clarisas de Santillana para irse a Filipinas como misionero. Santillana quería ser futbolista y, en caso de no lograrlo, químico. Tras jugar también en el Barreda juvenil y probar con el Deportivo de la Coruña cuatro días y el F.C. Barcelona durante una semana (Salvador Artigas era el técnico y disputó un partido con el equipo suplente en Badalona), a los que rechazó por la morriña del hogar, el Racing le firmó en 1970. En un principio parecía que saldría cedido, pero al final se quedó en el cuadro cántabro. En la Segunda División cumplió con nota marcando 16 goles (fue ‘Pichichi’ compartido con Manolín Cuesta del Córdoba) en el equipo dirigido por Moruca y en el verano de 1971 le llegó la oportunidad de su vida.

santillana fue futbolista del barcelona durante una semana

En pleno estudio para el examen de Preu recibió la noticia por parte de su técnico en el Racing de que acababa de fichar por el Real Madrid. El equipo blanco iniciaba una operación renove y su gran objetivo era Ico Aguilar, pero Santiago Bernabéu, al ver también a Santillana en un choque contra el Hércules, le incluyó en el pack junto al arquero Corral. El desembolso por los tres racinguistas fue de 18 millones de pesetas. Las perspectivas para el curso 1971-1972 es que se quedase cedido en el Racing. Sin embargo, Miguel Muñoz le hizo un hueco en la plantilla y Santillana le correspondió con goles y tratando de mejorar su técnica cada día después del entreno. En su taquilla en el vestuario "tenía a la derecha a Amancio y a la izquierda, a Velázquez. ¡Casi nada! Yo estaba allí calladito y casi le hablaba a la gente de usted. Y el que más rompía el hielo era Zoco: ‘¿Qué pasa por el Sardinero?’, me decía siempre".

Debutó de forma oficial en la primera jornada liguera ante el Betis en casa y su primer gol no se hizo esperar al anotarlo siete días más tarde en El Plantío contra el Burgos, al que se ganó por 1-2 gracias a esa diana. Un total de 15 tantos entre todas las competiciones firmó en la temporada de su estreno, donde además inauguró su palmarés con la primera Liga de su carrera.

Su trayectoria iba in crescendo, siendo un fijo para Miguel Muñoz hasta que en 1973 estuvo cerca de decir adiós a los terrenos de juego. En un duelo ante el Español se dañó el riñón en un choque con el exmadridista Pedro de Felipe y en una resonancia le descubrieron que únicamente tenía el riñón derecho. Varios médicos le aconsejaron su retirada, pero el prestigioso urólogo Antonio Puigvert le dio el OK y estuvo listo para iniciar la siguiente temporada. Santillana llegó a declarar en esos meses que se encontraba "absolutamente destrozado. La lesión me ha partido por la mitad. Pero si es así, estoy dispuesto a abandonar el fútbol”.

Regresó para la campaña 1974-1975, en la que rindió a gran nivel con 23 tantos y fue clave para el doblete de Liga y Copa logrado por los pupilos de Miljanic. Además, en ese año 1975, en la Copa de Europa jugó probablemente su mejor duelo como madridista. En los octavos de final el Real Madrid recibía al Derby County tras perder 4-1 en la ida. En la vuelta, con un Bernabéu en llamas, marcó el tercero y el quinto merengue para culminar una remontada histórica. El quinto fue una diana preciosa y similar a la que marcó Pele en el Mundial de Suecia 1958. Santillana acomodó con el pecho un envío de Breitner, realizó un sombrero a un zaguero inglés y, al caer el cuero, lo empaló de volea lejos del arquero Boulton. El artillero, al final del partido, declaró que estaba "loco de alegría por los dos goles conseguidos. ¿El quinto? Bueno no creo que pase a la historia”.

El Real Madrid dominaba en España y así se plasmaba en los títulos, ya fuera con Miguel Muñoz en el banquillo primero o después con Miljanic, Luis Molowny y Boskov, declarando del yugoslavo de Begeč que "le impresionó mucho su método de entrenamiento y forma de concebir el fútbol". Con ‘El Mangas’ llegó el mejor rendimiento a lo largo de un curso liguero para Santillana en 1977-1978. Anotó 24 dianas ligueras con grandes dobletes ante el Sevilla, el Español, el Elche o la Real Sociedad en dos ocasiones para colaborar en la Liga número 18 del club tras aventajar al Barça en seis puntos.

La gran ocasión en la que Santillana pudo levantar la vieja Copa de Europa fue en el año 1981. El equipo venía de otro gran doblete en 1980 y el cántabro de marcar 29 tantos entre Liga, Copa de Europa y Copa (logró uno de los seis tantos del Real Madrid en la final frente al Castilla). Aquel curso el delantero consiguió tantos continentales ante el Limerick en la primera ronda, el Honved en la segunda y uno fundamental para eliminar al Inter en semifinales. Sin embargo, en la gran final, el inglés Thompson y el escocés Hansen le secaron y vio cómo se escapaba la ‘Orejona’ camino de Liverpool.

El inicio de la década de los 80 trajo consigo una gran sequía de títulos sólo parada por la Copa del año 1982 conquistada ante el Sporting y la aparición de una joven ‘Quinta’ procedente de la cantera y liderada por Butragueño, competencia directa para Santillana en la delantera junto con el glamuroso fichaje del mexicano Hugo Sánchez. Pero el cántabro, pese a la edad y la pujanza de los jóvenes, siguió siendo clave en una época con remontadas para la historia y dos Copas de la UEFA consecutivas. Se aclimató a las circunstancias y pensó: "Si yo quiero continuar aquí, en este equipo, durante dos o tres años más, lo que tengo que hacer es adaptarme a la situación".

En 1985 participó en el mítico 6-1 contra el Anderlecht de octavos y en el 3-0 ante el Inter de semifinales donde consiguió dos dianas, la primera mandando a la red un balón suelto en el área pequeña y la segunda con un testarazo esplendoroso que se metió tras pegar en el poste. Luego, además, fue clave en la ida de la final con un tanto en Hungría frente al Videoton. Mientras que en 1986 volvió a ser básico con otros dos goles al Borussia Mönchengladbach en la victoria por 4-0 (el segundo en el minuto 89 con la espinilla tras un despeje del guardameta Sude), dos más al Inter de Milán en la prórroga (disputó el encuentro lesionado tras llegar muy justo y sin entrenar previamente por una rotura de fibras), al que se derrotó por 5-1, y uno en la ida de la final frente al Colonia en el coliseo blanco. Aquella noche, Mario Corso, legendario extremo neroazurri y entrenador interista, declaró que "llegará el día que Santillana se tenga que jubilar. Entonces el Inter podrá estar más tranquilo y eliminar al Madrid”. Sin duda Santilla fue una bestia negra para la escuadra italiana como también lo reflejó la crónica de La Gazzetta dello Sport, que indicaba que "decidieron los zarpazos del viejo guerrero: Santillana. Si juega Valdano, hubiera estado en el banquillo”. Por su parte, el delantero cántabro dijo que "estaba convencido de marcar el cuarto gol. Les dije a mis compañeros que no se impacientaran, que faltaba mi gol”.

Mundo Deportivo

                                                                                                                                                           Mundo Deportivo

Los dos últimos años de Santillana como profesional se saldaron con otras dos Ligas para su palmarés en un periodo en el que su participación disminuyó considerablemente, aunque llegó a superar la docena de encuentros en la competición doméstica. En la temporada 1986-1987 firmó tres dianas entre Liga y Copa de Europa y un año más tarde alcanzó las cuatro, siendo la última en la jornada 38 frente al Valladolid el día de su despedida, que también sirvió como homenaje por parte del club y aficionados. Así colgó las botas uno de los mejores delanteros de la historia de la entidad en la que ganó nueve Ligas, cuatro Copas, dos Copas de la UEFA, una Supercopa de España y una Copa de la Liga.

Con la selección española jugó 56 partidos internacionales marcando un total de 15 dianas. Debutó de la mano de Kubala con apenas 22 años el 17 de abril de 1975. Ese día España se midió a la Rumania de Stefan Kovacs en la clasificación para la Eurocopa de 1976 con un resultado de empate a uno en Madrid. Su primera diana con el equipo nacional no se haría esperar y en la devolución de la visita a los rumanos en Bucarest anotaría el segundo tanto hispano de un duelo que finalizó en tablas.

El cántabro fue un asiduo de las convocatorias durante una década, tiempo en el que acudió a dos Mundiales y dos Eurocopas. Su primera experiencia con Kubala a los mandos de la selección fue en Argentina 1978. En el debut ante Austria fue suplente de Rubén Cano, pero el técnico hispano-húngaro le dio la alternativa contra Brasil, con quien se empata a cero con el famoso fallo de Cardeñosa, después de que el delantero superara a Leao por alto y le habilitase de cabeza. Santillana también jugó en la victoria inútil ante Suecia que mandó a España de vuelta a su país.

Dos años después entró en la lista para la Eurocopa de Italia, en la que de nuevo partió como suplente, esta vez de Quini y Satrustegui. El papel de España en las dos primeras jornadas fue muy discreto y Kubala tiró de él para el último partido frente a Inglaterra con la selección casi eliminada. También se cayó contra los ‘pross’ en Nápoles y se confirmó el temprano adiós.

santillana debutó con la selección el 17 de abril de 1975

Su segundo y último Mundial fue en casa en 1982 en otro sonoro fracaso del cuadro hispano. La ilusión estaba en cada casa del país y en cada rincón de los estadios donde actuaba la selección para verla triunfando de una vez por todas con la ayuda de la hinchada. Sin embargo, en el primer día hubo un golpe de realidad con un empate ante Honduras. Santillana no disputó ningún choque de la primera fase ante los centroamericanos, Irlanda del Norte y Yugoslavia y el seleccionador Santamaría no contó con el delantero hasta la segunda ronda. España se enfrentó en el Bernabéu a germanos e ingleses y tras perder ante los primeros y empatar con los segundos se confirmó el desastre nacional.

En 1983, camino de la Eurocopa de Francia del año siguiente, Santillana vivió su punto álgido con España en una actuación colosal. La selección dirigida por Miguel Muñoz necesitaba 11 goles de diferencia ante Malta para la clasificación dejando en la cuneta a los Países Bajos. En Sevilla, en el Benito Villamarín, la pasión y la entrega de los jugadores obraron el milagro con el delantero cántabro en pleno éxtasis goleador. En la primera mitad hizo un hat-trick y en la segunda redondeó su partido con un cuarto tanto que ayudó a que España acabase venciendo por 12-1.

En el torneo en tierras galas fue al primero al que asistió contando desde el minuto uno para el seleccionador. Titular en los cinco encuentros del campeonato, Santillana anotó en la liguilla contra Portugal para forzar un empate ante los lusos y también en la fundamental tanda de penaltis de semifinales frente a Dinamarca. En la final ante Francia se zafó con los zagueros Bossis y Le Roux, pero no pudo batir a Bats. España, tras fallo de Arconada a disparo de Platini, y con un gol en el 90’ de Bellone, hincó la rodilla por 2-0 y no logró alzar el título continental.

Un año más tarde disputó su último partido oficial con España en un choque de clasificación para el Mundial de México. La selección se vio las caras con Islandia en Reykjavik, donde venció por 1-2 con el delantero cántabro formando pareja de ataque con Hipólito Rincón.

En su vida posterior al fútbol ha continuado jugando con los veteranos en multitud de ciudades y pueblos de todo el país y parte del extranjero a la vez que ejercía como representante de ventas de una conocida marca deportiva.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

42 comentarios en: Carlos Santillana: Una cabeza de oro

  1. Carlos Alonso "Santillana". O sea, Real Madrid. Me pongo en pie sólo de recordar su nombre. Lo siento por quien no le guste la opinión que voy a dar, pero es lo que pienso. No es Juanito el mejor símbolo del RM, ni representa los valores del madridismo, sin querer desmerecer al añorado Juan Gómez, como los hacen Carlos Alonso "Santillana" o como José Martínez "Pirri". Estos dos últimos sí que son a mi parecer la quintaesencia del jugador y de los valores del Real Madrid.
    Santillana, un delantero de leyenda, un caballero dentro y fuera del campo. Inolvidables tantos de sus goles, aunque el cuarto que le mete al Borussia aún no sabemos con qué parte del cuerpo la empujó adentro de la portería.
    ¿Cumple 66? Uf. Que mayores nos hemos hecho. Tus prodigiosos saltos, tus goles al Inter (pobre Inter, qué ensañamiento), tu entrega en el campo, todo eso sigue igual de joven en nuestro recuero. Gracias por el artículo.

    1. Totalmente de acuerdo, Pirri y Santillana son el Real Madrid, por encima de Juanito. Creo que nadie como los dos mencionados representa lo que es nuestro equipo.
      Respecto al gol del Borussia, me sigo emocionando cada vez que lo recuerdo, y no es que no sepamos con qué parte del cuerpo la empujó, es que creo que la metimos para adentro entre todos. Fue bestial.

      1. Para mí os dejáis en el tintero al extranjero con más cojones que yo le he visto al Madrid: el alemán Stielike, perfecto símbolo de la muy importante aportación foránea al madridismo. Su espíritu también ha globalizado y forjado a nuestro equipo.

  2. Mis recuerdos infantiles siempre pasan por esperar la noche del lunes y poder ver en blanco y negro los goles de mi admirado Santillana, en el programa Estudio Estadio que pasaba aquellos resúmenes de los partidos tan poco visuales, pero que permitían ver repetidos sus goles muchas veces prodigiosos e irrepetibles.
    Si que conviene hacer una pequeña anotación, en aquella infausta final de la eurocopa de Francia, Santillana si marcó un gol al rematar un corner. Sacó el balón un defensa con la cabeza claramente desde dentro de la portería francesa, pero claro, no había ojo de halcón ni posibilidades de rebañarles el plato en su propia casa a los franceses.
    Por mi parte siempre lo recordaré como el mejor rematador de cabeza que ha habido y probablemente habrá. Hay que decir a los jóvenes que, aunque no nos crean, Cristiano en comparación remata de cabeza como una niña, y los que vimos jugar al puma sabemos bien de lo que hablamos.

    1. Iba a escribir lo mismo sobre el gol de la final de la Euro 84 ante Francia. Yo lo vi dentro, pero se ha hablado muy poco de esa jugada, tan poco que casi nadie la recuerda mientras que otros errores históricos (gol fantasma de Míchel contra Brasil, Al Ghandour o el codazo de Tassotti) los hemos visto mil veces. Ojalá algún medio tuviera la paciencia de reconstruir la jugada con las nuevas tecnologías para saber 34 años después si entró o no. Me gustaría saberlo.
      Para mí también es el mejor rematador de cabeza que he visto nunca, pero, hombre, de ahí a decir que Cristiano en comparación remata como una niña,... ¿entonces el resto de jugadores del mundo? ¡Como un mosquito!

    2. Hola Toni,

      Toda la razón, se me ha olvidado comentar su gol fantasma en el Parque de los Príncipes.

      Tengo dudas de que entrase completamente pero como dice Amiguete Barney igual que se reconstruyó años más tarde el gol de Hurst en el Mundial de Inglaterra, se podía haber hecho lo mismo aquí.

      Abrazos a los dos

      1. Pues podríais intentar tirarle algún día de la lengua al hablador Luis Fernández que es quien sacó el balón. El caso es que él cubría el palo en el corner, pero como nuestro 9 remataba de aquella manera, colocó un verdadero cañonazo de cabeza entre el portero y el defensa. Con el portero ya batido Luis Fernandez salta casi en plancha hacia el centro de la portería y lógicamente hacia adentro, si salta sobre la línea no hubiera pillado el balón nunca. Ese es el motivo que me hace pensar que aquél balón entró tanto al menos casi como el que se tragó Arconada en la falta de Platini. Ciertamente con los medios actuales no sería muy complicado de estudiar, pero desde luego Luis Fernández tras cabecear el balón cae al menos un metro dentro de la portería, el gesto de su cabeza y cuello indican que la pelota tuvo que entrar casi seguro. Recuerdo tan bien aquella jugada porque tras el berrinche de no ver debutar al por entonces mi nuevo ídolo, Emilio Butragueño, me hubiera satisfecho mucho un gol aunque fuera baldío en la final de mi héroe de toda la vida. Pero no pudo ser y tampoco es cuestión de empezar con los "y si..." la historia solo se vive una vez.
        Saludos.

    3. Muy de acuerdo. Nunca nadie verá tal cantidad de goles prodigiosos de cabeza. Nunca. Imposible. Recordaré siempre una portada del As con Santillana volando en plancha, paralelo al suelo, muy por encima de los puños del portero, que estaba en el aire con los brazos estirados. Su salto, su precisión al rematar y su capacidad para quedarse suspendido, parecían poderes sobrenaturales.

  3. Icono del Real Madrid de mi infancia. Cuando peloteabamos mi padre y yo, él se pedía Pirri y yo Santillana.
    Puede que aquel Madrid setentero y el inmediatamente posterior de los García sea un Madrid de entreguerras, pero es con el que hemos nacido, con el que nos hicimos madridistas, y yo personalmente le tengo mucho cariño. La Quinta ya me pilló con conocimiento de causa.

    En la sequía de títulos que experimentó Santillana y nuestro RM en los ochenta mencionada por el autor en el estupendo post, yo habría hecho un poco más de hincapié en el nefasto año 82-83 de los 5 subcampeonatos, aquel año de "jugamos como nunca, y perdimos como siempre" de Don Alfredo. Podría haber sido la mejor temporada de Santillana, con un triplete histórico de Liga (perdida en Valencia en un suceso muy parecido a lo que fue después Tenerife), Copa (gol de los culers y butifarra de Schuster para celebrarlo en el último minuto), y Recopa (gol del Aberdeen en fuera de juego)

    Por último, coincidir con José Manuel Ruiz sobre la santificación de Juanito (merecida, por otra parte, si quitamos la parte de los jaleos personales), ha dejado a Santillana en un segundo plano inmerecido.

    Saludos

    1. Muchas gracias por tus palabras, Julio.

      Por cuestión de extensión he tenido que sintetizar porque 17 temporadas son muchas jejeje. Por eso la campaña de los cinco subcampeonatos no la he mencionado en este artículo, al contrario que en otros como con Stielike donde lo expliqué algo más detalaldo.

      Un abrazo

  4. Gracias señor Cosín. Como siempre un placer leer sus artículos.

    Como sólo tengo 37 años, no recuerdo a este grandísimo futbolista, que cuando se retiró contaba yo 6 años. Pero siempre interesante leer sus resúmenes de las carreras de los mitos del Real Madrid.

  5. Fantástico Santillana!
    Recuerdo que el día de su despedida marcó un gol de cabeza desde fuera del área. Magnifico rematador. La ponía donde quería. Además, cuando llegó otro delantero centro mejor que él, me refiero a Hugo, aceptó la situación sin exigir la titularidad por ser capitán.

    1. Hola FridomLo,

      Muchas gracias por tu comentario.

      Es cierto, frente al Valladolid se despidió haciendo arte de su gran virtud 😉

      Un saludo

  6. Grande Santillana !
    Este si llevaba el escudo en el corazón aunque nunca lo besara. Ejemplar en el campo y fuera de el, jugó cuando le tocó jugar y cuando tuvo que dar paso a los jóvenes lo hizo sin un mal gesto con el entrenador ni con el Club, haciendo equipo desde el banquillo y se retiró como siempre soño en su campo y con su camiseta.
    Por eso , como Pirri y algunos más, siempre tendrá el cariño y el respeto de los que le vimos jugar, algo que otros nunca conseguirán por miles de goles que marquen o paradas espectaculares que realicen

  7. Magnífica entrada.El Puma siempre estará en el Panteón de los Héroes Blancos.
    La modestia ,el tesón,la naturalidad,la garra y una calidad mayor de lo q se suele contar le llevaron a él.Un futbolista humano y cercano en un fútbol q ya ha desaparecido.
    Por poner un pero.Dudo q se diagnósticase por resonancia su problema renal.Ese sistema de diagnóstico por imágenes no legó a España hasta finales de los ochenta.
    HALA MADRID

    1. Hola Oso Blanco.

      Gracias por tus palabras.

      Respecto a la resonancia seguramente tienes razón. Quería decir en un reconocimiento. Fallo mío.

      Un saludo

  8. Precioso y merecido artículo. Le tengo mucho cariño y mucho respeto a Santillana. Su madridismo sí que me representa, porque como dicen por aquí su comportamiento siempre ha sido ejemplar tanto fuera como en los terrenos de juego....

    Saludos

  9. Mi jugador favorito durante todos esos años en que soñé con ser futbolista y llegar al Real Madrid. Su actitud, su manera de jugar y sentir el fútbol, su profesionalidad, la constancia, la nobleza y deportividad,... Cuando D. Jesús Bengoechea me ofreció la posibilidad de escribir en este medio no tuve ninguna duda de que quería dedicar el artículo a este mito de mi infancia.
    Muy grande el jugador, y por supuesto me ha encantado el artículo. Por cierto, me he enterado hoy de que llegó a ser jugador del Barcelona, aunque fuera solo por una semana. Menos mal que nunca se consumó. Un saludo.

    1. Hola Amiguete,

      Fantástica tu pieza de Santillana en La Galerna. Lo leí también para documentarme antes del artículo y la devoción de la que hablas de Santillana es fantástica.

      Un saludo

  10. El ídolo de mi infancia, cuando jubabamos en la calle había que estar rápido "me pido Santillana" antes de empezar el partido.
    Ya por aquellas se hacía de menos a los jugadores del Madrid. Lo de que Santillana solo era rematador de cabeza es otro mensaje totalmente falso. No había un 9 que jugase tanto para el equipo como él. Y siempre se habla del gol de Señor cuando Santillana metió 4 a Malta. Gradísimo jugador mucho más valorado en Europa que en España.

    1. Hola AngelFuenca,

      Muchas gracias por tu comentario.

      Muy cierto lo que comentas de Malta. Ya lo destaco en el artículo. Si no es por su poker de dianas ni hay milagro ni el gol de Señor hubiese sido el mítico.

      Un saludo

  11. Alfombra roja y todos los honores, para este cántabro, que se dejó hasta la última gota de sudor por la camiseta del Real Madrid.
    Ídolo de mi infancia, al que siempre guardaba como oro en paño en los cromos y disfrutaba de sus estupendos goles de cabeza. El "puma" Santillana, como le apodó, Héctor del Mar, estará siempre en el "Hall of Fame" del Madrid.
    Ojalá, muchos de los jugadores actuales, tuvieran sus valores y su compromiso con esta camiseta.

    1. Hola madridista67,

      Gracias por tu comentario.

      Me ha venido a la mente el mote de Héctor del Mar tras leerte. Una pena que lo haya omitido en la pieza.

      Un saludo

  12. Tengo 52 años y recuerdo que era un cazagoles y el mejor rematador de cabeza que nunca he visto.
    Recuerdo que con 11 años vi mi primer partido del Madrid. Fue en Atocha contra la Real. 1-1.
    Cómo disfruté de ese partidazo, el ambiente... Miguel Ángel, Uría, Sol, Pirri, Camacho, Breitner, Del Bosque, Vitoria, Roberto Martínez, Santillana y Jensen. Con 1-0, en la segunda parte vi un centro medido de Del Bosque a la cabeza de Santillana y...gol.
    Claro que le guardo un gran recuerdo. Él y Pirri, y no me olvido de García Telón, Miguel Ángel y Camacho.
    Gracias, don Carlos, eres historia eterna del Madrid...vaya afortunado que es usted.

  13. En el artículo hay una foto de Santillana en cuclillas. Esa foto está tomada en el estadio de Sarriá, en el verano de 1986.
    En el Don Balón de esa temporada, 1986-1987, fue un especial por el título de liga y vienen fotos de casi todos los jugadores de la plantilla.
    Hay dos de esas fotos clavadas a ésta, la de Martín Vázquez y de Agustín.
    Estoy buscando fotos como esa, ¿La Galerna o algún madridista las tiene? Santillana sería una: en cuclillas, con la camiseta de Adidas sin publicidad...Si alguien las tiene, por favor, pónganse en contacto conmigo a través de La Galerna.
    Saludos.

    1. Hola José Luis,

      También eres afortunado de haber visto a aquella gran generación de futbolistas. Yo los he visto en vídeos o a través de recuerdos de mi padre.

      Respecto a las fotos miraré por si lo encuentro. En tal caso te aviso.

      Un saludo

      1. Muchas gracias, Alberto. Aquel partido fue maravilloso. Fue un amistoso contra el Español y fue la carta de presentación de Gordillo, Maceda y Hugo Sánchez... qué fichajes más buenos.
        Y esas fotos que digo llevo años detrás de ellas.
        A ver si hay suerte. Muchas gracias.

  14. No sé si don Santiago, con su apariencia de abuelo bonachón, representaba los valores del Madrid, pero estas frases suyas son más propias de Juanito que de Santillana, ¿no?
    * "No hay jugadores jóvenes y viejos. Los hay buenos y malos."
    * "Quien piense irse del Madrid ya sabe dónde tiene la puerta."
    * "¿El equipo del régimen? Lo que han hecho los gobiernos de Franco es explotarnos y nunca nos han dado ni cinco céntimos."
    * "Cuando oigo que el Madrid ha sido el equipo del régimen, me dan ganas de cagarme en el padre de quien lo dice. Y si no lo hago no es por timidez, me abstengo por no darle una pista."
    * "Los atléticos están ahí porque tiene que haber de todo."
    * "Si el infierno existe y allí van los malos, se van a encontrar generaciones enteras de rojiblancos."
    * "No hay tonto, por tonto que sea, que del Atlético no se crea."
    * "Hay una chicharra, una especie de grillo pequeñito que se mete conmigo todas las noches. Dice que estoy viejo. No creo que haya que ser muy listo para llegar a esa conclusión." (Es José María García).
    * 14-11-1956, en el descanso del partido de vuelta de la Copa de Europa contra el Rapid de Viena, don Santiago bajó al vestuario y les dijo que sentía vergüenza por lo que estaba viendo. Zárraga le interrumpió para decirle que estaban haciendo lo que podían pero rápidamente le mandó callar. Les exigió hombría y se fue dando un portazo. Finalizado el partido, vuelve a bajar al vestuario y se muestra orgulloso de los suyos, a los que comenta que retira lo dicho en el intermedio.
    * "Cuando esté en el lecho de muerte, pido a dios que me deje un último momento de lucidez para dirigirme a la prensa y decirles: sois todos unos hijos de..."
    * "Al ser España un país de envidiosos, todos nuestros males vienen de haber sido tantas veces campeones."

    1. Hola Maribel,

      Efectivamente creo que Santillana era más comedido siempre en sus declaraciones.

      Juanito era más visceral desde luego.

      Gran colección de frases, por cierto 😉

      Un saludo

  15. Me sumo al homenaje del autor y demás foreros a don Carlos Alonso por su cumpleaños. Ídolo de mi adolescencia y juventud.
    Excelente articulo. Me emociona recordar aquel gol al Derby County en la prórroga, que fue el 5-! en la vuelta tras el 4-1 que nos colocaron en la ida.
    Ese gol fue un prodigio de técnica en la ejecución, y además en un momento extraordinario, puesto que culminó una remontada, esta sí, épica. Me permito recordarlo. Balón larguísimo de Breitner dede el medio del campo hasta el área, control de Santillana con el pecho, levanta el balón con la derecha por encima del defensa inglés, (lo que hoy se llama un sombrero), y chutazo con la izquierda, sin dejarla caer, que acaba en la red. A continuación el delirio en el estadio. Nunca había saltado tanto para celebrar un gol, allí, de pie en el fondo norte, y rodeado de otros miles enfervorizados igual que yo.
    Gracias a Santillana por aquel gol, por su extraordinaria carrera en el Madrid, y al autor por recordarlo.
    Saludos.

  16. Hola Alberto usted me trae grandes recuerdos!! Yo creci con los Santillana, Juanito,Camacho, Del Bosque, etc.
    Muchas gracias por sus articulos!!!Es un placer leerle!!!
    Cambie mi Nic Richard Kuklinski por mi nombre real.
    Un Saludo

Responder a Toni Madriles Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

«Necesitábamos a un artista que se vuelva completamente loco, que atraiga a los rivales a su esquina como si fueran moscas, que intente lo imposible, lo que nadie se atrevería a hacer en un campo de fútbol. Y es, claro, @vinijr».

✍️🏻@itxudiaz

https://www.lagalerna.com/es-bueno-que-vinicius-este-loco/

Particularmente sangrante lo de Fray Junípero Serra y Mike & The Mechanics https://twitter.com/lagalerna_/status/1465612924425326594

¿En qué se parecen @vinijr y @3gerardpique?

En nada, pero esta nada te la explica mejor @fantantonio.

https://www.lagalerna.com/vinicius-y-pique/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram