Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Hace calor, hace calor, Setién tiene la receta para estar mucho mejor

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Hace calor, hace calor, Setién tiene la receta para estar mucho mejor

Escrito por: La Galerna12 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Es heroico, amics. En Can Barça están haciendo un esfuerzo sobrehumano para pelear por el título de Liga y eso debe ser reconocido no solo por su afición, henchida de seny, sino también por las aficiones rivales y hasta por aquellos organismos internacionales que merezcan seguir siéndolo. Desde aquí aplaudimos en pie su gallardía y su capacidad de resistencia. Ganen la Liga o no, quedará para la Historia su denodado esfuerzo por mantenerse en pie contra viento y marea. Tanto, que fácilmente puede asemejarse el irreprochable trabajo culé con el de Michael Knight, "un joven solitario embarcado en una cruzada para salvar la causa de los inocentes, los indefensos, los débiles, dentro de un mundo de criminales que operan al margen de la ley".

Es ya sabido que no solo se enfrenta el idealismo azulgrana con los jardineros que no riegan convenientemente el césped de todo campo que no sea la idílica alfombra del Camp Nou, tapete celestial casi de algodón de azúcar. También deben luchar los templarios culés contra los cinco cambios de este acelerado formato liguero post-confinamiento, un experimento hecho a la medida de todos los equipos que no sean el de Quique Setién, adalid de la razón y el buen sentido, predicador en el desierto. Para mayor escarnio y valor y demostración de resistencia y altura de miras, la parroquia barcelonista (oremos) continúa disputando sus partidos pese a las evidentes condiciones injustas del videoarbitraje, un complejo sistema tecnológico dirigido en la sombra por Florentino Pérez, quien al modo del malo del Inspector Gadget, acaricia a un gato negro en su mullido sillón de millonario de risa malvada mientras hace la llamada precisa, mientras tira unas líneas de fuga convenientemente retocadas o pita penaltis vía Microsoft.

Si todo esto no fuera ya suficiente como para elevar quejas a la ONU, al Vaticano o al Consejo Intergaláctico, ayer descubrimos que otra amenaza intenta torpedear aún más el poder del bien, dotando aún de mayor empaque al Rey Arturo que destaca la portada de Mundo Deportivo y de mayor emoción al abrazo fraternal en el que nos fundimos todos los que aún podemos llamarnos justos que recoge Sport, adalid de la prensa libre. Una vez más ha sido Quique Setién, más un profeta que un entrenador, quien ha desvelado el asunto, quien ha descubierto el Mediterráneo, quien ha abierto los ojos a quienes quieran ver y los oídos a quienes quieran escuchar.

Resulta que en verano hace calor, amigos de la nave del misterio. Resulta que, en históricas revelaciones en la rueda de prensa tras la impagable victoria del Barcelona en Valladolid por cero goles a uno y pidiendo la hora, Quique Setién supo dar con la clave del bajón de su equipo. Sepan todos que el pobre fútbol desplegado por el Barcelona no fue cosa precisamente futbolística, sino obra y (des)gracia del calor, hecho que supuso que -oh, sorpresa- el campo se secara más de los debido, lográndose así la cuadratura del círculo que aúna los planes maliciosos de los jardineros y el ciclo de las estaciones del año, configuradas desde que el mundo es mundo por una naturaleza hostil de evidente inclinación madridista.

Por si esto fuera poco, Setién remató sus revelaciones con la insospechada afirmación de que su equipo lleva muchos partidos y mucho desgaste. No como el resto de equipos, que juegan menos partidos aunque por alguna oculta razón no se note y a los que el calor no les afecta igual porque algo habrá inventado Florentino Pérez para que esto esté ocurriendo: tal vez una aspersión invisible que cada jugador rival lleva incorporada en su camiseta, en su ropa interior, en sus partes pudendas, en el rosario de la Aurora o en el coño de la Bernarda. Todo se sabrá, aunque tal vez ya sea demasiado tarde. Válganos Setién para ello, o Piqué, o Toni Freixa, o Bartomeu, o Mulder y Scully.

Así es fácil ser Modric o Courtois. Languidecen ambos y las portadas madileñas que los ensalzan ante las declaraciones de Setién, a quien debemos escuchar como quien tiene aún mucho por aprender, como quien aspira a un mundo más justo, como quien no puede osar ir a Cibeles ni siquiera mentalmente si es que tiene la poca vergüenza de seguir siendo madridista en semejantes condiciones de escarnio y acaba ganando esta Liga de cinco cambios, césped seco, VAR patrocinado por ACS e insospechado calor peninsular en pleno mes de julio.

 

Pasad un buen día.

17 comentarios en: Hace calor, hace calor, Setién tiene la receta para estar mucho mejor