Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Antonio Cassano, el George Best de Bari

Antonio Cassano, el George Best de Bari

Escrito por: Francisco Javier Sánchez Palomares12 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hoy es el cumpleaños de nuestro exjugador Cassano. Por norma general, las capacidades humanas son un compendio de cualidades innatas y aprendizaje. Cassano atesoraba más talento natural del habitual, pero menos aprendizaje que el común de los futbolistas. Antonio estaba sin domesticar, alinearlo suponía la posibilidad de que realizase un control de tacón delicioso, se deshiciese de Panucci y Blanc en una finta imposible y colocase el balón en una esquina o bien que le arrojase la camiseta al árbitro y le retase a una pelea al finalizar el partido. Incluso tuvo los bemoles de burlarse de Capello cuando estaba en el Madrid imitando los gestos severos del grandísimo entrenador italiano.

Para la mayoría de aficionados al fútbol, es una lástima que el italiano se civilizara con años de retraso, porque estaba llamado a ser un jugador de época. Tras madurar, él fue el primero en darse cuenta de ello. Reconoce que estuvo en el mejor equipo de la historia —el Real Madrid— y no aprovechó su oportunidad: «En el Madrid hubiese merecido que me matasen, porque era insoportable. Tiré mi vida por la borda por mi mal comportamiento». Más de una vez ha dicho que salir del Madrid es de lo que más se arrepiente en su trayectoria futbolística.

Este reconocimiento de sus errores le honra y denota honestidad e inteligencia. Cassano es el George Best del Sur de Italia, además de su calidad futbolística, nos ha dejado un buen puñado de anécdotas simpáticas y frases para la posteridad:

- «Yo he escrito más libros de los que he leído», se ríe de sí mismo en su libro; Las mañanas no sirven a nadie. Un título que es toda una declaración de intenciones.
- Sobre su etapa en el Real Madrid: «Tenía un amigo camarero. Su misión era llevarme tres o cuatro croissants tras haber hecho el amor. Me los llevaba a la escalera, yo acompañaba a la chica y hacíamos el cambio: él se llevaba a la mujer, y yo me hinchaba a croissants».
- «La buena voluntad es fundamental. Yo decidí primero hacer las paces con Delneri sin saber de qué demonios estaba hablando». Genio absoluto.
- «He tenido pocas novias, pero a cambio me acosté con 600 o 700 mujeres».
- «La noche en que yo nací en Bari, todos los médicos estaban borrachos y celebrando que Italia era Campeona del Mundo. ¿Usted dirá...?». Tal vez aquí se encuentre el origen de su naturaleza.
- «Si no hubiese sido futbolista, habría sido un delincuente».
- «Los demás se entrenan para ganar título, pero yo juego para ser feliz».

Nacer con las mejores cartas en la vida y no lograr mano a la altura de las expectativas no es algo exclusivo de Cassano, muchos otros talentos superlativos han pasado por lo mismo, como Guti o Mágico González. Sin embargo, no se puede decir que hayan fracasado, porque han sido una rara avis en el fútbol que han antepuesto su vida y su felicidad al éxito y el reconocimiento. Hay que tener mucho valor para actuar de ese modo. Cuando a Guti le recriminaban que saliese de fiesta por la noche, respondía que tenía veintitantos años, tiempo y dinero, que cuándo demonios iba a salir a disfrutar de la vida porque no se veía haciéndolo con sesenta años. No estamos acostumbrados a esta sinceridad demoledora.

Por otra parte, no es cierto decir que hayan fracasado en sus carreras, porque han conseguido su objetivo; disfrutar y hacer lo que han querido. El problema está en el resto de personas que no han visto saciadas las esperanzas que tenían puestos en ellos. De modo que el supuesto fracaso no es de los futbolistas, sino de los aficionados que habían volcado su propia frustración en ellos, al modo de un padre que quiere a toda costa que su hijo triunfe en lo que el padre no pudo sin contar la opinión del niño.

Pese a la enorme calidad de Cassano, lo mejor que nos dejó no fueron sus jugadas, sino su filosofía de vida y su sentido del humor. Felicidades y gracias, Antonio.

 

Fotografías Getty Images.

 

5 comentarios en: Antonio Cassano, el George Best de Bari