Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Callad vosotros

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Callad vosotros

Escrito por: La Galerna10 septiembre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Ya os hemos contado que hay días en los que resulta prácticamente imposible tirar de sarcasmo. Hasta un genio de la más fina ironía como Oscar Wilde tuvo que ponerse serio para reprender a su ex-amante en su demoledor De profundis. Nosotros no atesoramos la genialidad de Wilde ni (Dios nos libre) somos amantes de Mundo Deportivo, lo que no impide que, aun adoleciendo de cualquier sentimiento de despecho de amor herido hacia ellos, agarremos sin miedo al diario de Godó por las metafóricas solapas. Idioteces las justas, caballeros.

mundo deportivo ramos por que no te callasMundo Deportivo tiene hoy la desfachatez de intentar emular al rey Juan Carlos, que ya ni siquiera es el Jefe de Estado opresor del estado opresor que mantiene un estado de opresión ("cuestión de estado", ¿recuerdan?) al pueblo catalán cuya ruta hacia la independencia va escoltando el Barça y a su vera su instrumento mediático predilecto, que no es otro que Mundo Deportivo. Intenta emular al rey Juan Carlos en su célebre imprecación a Hugo Chávez, y le pregunta al capitán del Real Madrid (ahora más capitán del Real Madrid que nunca) que por qué no se calla. Además sigue la estela del diario filoculé de la capital, As, haciéndose el listo y señalando que Sergio "no cumple lo que presume" porque emitió unos cánticos alusivos al Atlético de Madrid en los fastos de la Undécima.

Lo que Mundo Deportivo calla arteramente es, como con acierto señaló Paul Tenorio, que esos cánticos de Sergio eran en respuesta a los emitidos por los jugadores y la afición del Atleti con ocasión de la celebración del título de Liga, pocos días antes de la Final de Lisboa.

Mundo Deportivo querría que el Real Madrid pusiera eternamente la otra mejilla, pero los tiempos han cambiado, Mundo Deportivo. El Madrid no se va a dejar agredir verbalmente, y tanto aquellos cánticos de Sergio como sus recientes declaraciones contra la actitud de Piqué responden al simple estímulo de defensa ante el zarandeo externo por parte de un capitán del Madrid que por fin parece consciente (y en La Galerna no podemos celebrarlo con más júbilo) de la responsabilidad de su cargo. Sergio no parece dispuesto a que la selección sea utilizada como excusa para que, en aras de un pésimamente entendido buen ambiente en sus filas, cualquier agresión contra el Madrid quede impune. No es descartable que el seleccionador, probablemente lector empedernido del rotativo catalán, llame seriamente a capítulo al camero. Si tal cosa sucede, después de las continuas palmadas en la espalda de Del Bosque a Piqué tras sus no menos continuas faltas de respeto al Madrid, es posible que Sergio Ramos tenga que abandonar la selección, cosa que, en el actual estado de cosas, es lo mejor que le podría pasar al jugador y al Real Madrid. Y a la propia selección, probablemente, porque ya nos contarán qué pinta ahí ahora mismo un hombre con dos huevos.

Por lo demás, y en el entendido de que Sergio no responderá de manera directa a Mundo Deportivo, nos tomaremos la molestia de responder al periódico culé, enumerando las razones por las cuales Sergio Ramos no se calla. Podríamos dar otras muchas, pero nos conformaremos con cuatro, en homenaje al número que luce en la camiseta nuestro CAPITÁN.

1. Sergio Ramos no se calla porque el que tiene que callarse es Piqué, a quien que se sepa jamás habéis llamado la atención de modo tan desabrido y ni mucho menos en portada, Mundo Deportivo, caballero infatigable en defensa de los más acerados valors: ni cuando escupió sobre la coronilla de un directivo de la Federación Española de Fútbol, ni cuando grotescamente sacó a pasear la manita tras un 5-0 al Madrid, ni cuando públicamente se permitió mofarse de la vida privada de un jugador del Madrid en una celebración azulgrana, ni cuando opinó de forma desatinada sobre las finanzas del Real Madrid, ni cuando se mostró comprensivo con la ofensa pública de miles de personas hacia unos símbolos nacionales (españoles o de donde fueran, eso no importa). En ninguna de esas ocasiones -o en otras muchas que podríamos sacar a colación- hicisteis una portada como esta, que es precisamente una de las razones por las que Sergio Ramos se ve obligado a salir en defensa del Madrid: porque ni tú ni (esto es más triste) ninguno de tus colegas madrileños vais a darle nunca a Piqué la portada que merece. (Lo que acabamos de reseñar respecto a los diarios madrileños lo atestiguareis de nuevo si llegáis al final de esta sección).

2. Sergio Ramos no se calla porque sabe, como decía Unamuno (aunque es justo reconocer que tal vez Sergio no haya leído a D. Miguel), que debemos hacer el bien no solamente a pesar de que no nos va a ser recompensado, sino precisamente porque no nos va a ser recompensado. Es más: nos puede ser penalizado. No sería de extrañar, como indicamos, que sus últimas manifestaciones le cuesten un disgusto a Sergio en la selección. Sergio lo sabe y aun así actúa haciendo gala de una hidalguía a la cual, si nos atenemos a esta portada (y a otras anteriores, para qué engañarnos) vosotros sois ajenos, Mundo Deportivo.

3. Sergio Ramos no se calla porque es el capitán del Real Madrid. Y, por lo que se ve a tenor de sus últimas acciones públicas, tiene pensado ejercer esa función contra viento y marea, algo que solo puede ser aplaudido desde el madridismo, sí, pero también desde el más elemental sentido de la lógica. Si el capitán del Real Madrid no está para salir a la palestra en ocasiones como esta, cuando de guisa hilarante se monta una campaña de desagravio contra un sujeto cuyo único mérito público es la falta de respeto continua hacia el mejor club de fútbol del mundo (y hacia otras instituciones), ya nos diréis para qué está. No, desde luego, para lo que estáis acostumbrados, Mundo Deportivo: callar y bajar la cerviz para encajar con mansedumbre el siguiente golpe y todo en bien de la selección. El madridismo está harto de todo esto, lo está incluso (nos aventuramos a decir) esa facción popularmente conocida como el piperismo, lo está también (y lo ha dejado claro) el ejemplar madridismo de provincias, y Sergio no hace más que cumplir con su obligación recogiendo ese malestar y exponiéndolo públicamente. Porque como capitán Sergio representa al Real Madrid, lo cual significa muchas cosas, entre otras (y quizá la más importante) representar a la afición del Real Madrid.

4. Por último (aunque como indicábamos muy bien podríamos continuar), Sergio no se calla porque no le da la gana, o (como visceralmente soltaría un espíritu menos ponderado que el nuestro) porque no le sale de los cojones. Mucho menos va a hacerlo porque tú, de entre todos los periódicos del planeta, le exija que lo haga, Mundo Deportivo.

sport.750 (19)Ojalá las dos noticias más importantes que Sport trae a su portada (a saber, que Piqué no quiere guerras y que el Vicepresidente del Barça considera que la institución que representa no debe ser protagonista en el proceso independentista catalán) no puedan ser respondidas de la misma manera, con las mismas dos palabras.

¿Demasiado tarde?

Por lo demás, reímos y reímos sin parar ante eso de "...pedirá disculpas SI HA MOLESTADO A ALGUIEN". Si de verdad el central catalán va a hacer uso de tan cínico complemento circunstancial, por nosotros es mejor que cancele esa rueda de prensa. No puede haber perdón sin reconocimiento de culpa, y esa coletilla, es complemento circunstancial, esa "cláusula", excluye dicho reconocimiento.

as.750 (18)"La mala relación Piqué-Ramos enturbia el ambiente de la Roja". Repetimos, por si no se ha entendido bien: lo que enturbia el ambiente de la "Roja" (pggjjjjj) es la mala relación (!!) de Piqué y Ramos. Ya lo veis: es un asunto de pura falta de sintonía personal entre ambos centrales, con igualdad de deméritos entre ambos.

Alfredo, ¿por qué no mandas tú tamb