Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

A Canaletas

Escrito por: La Galerna20 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La prensa blaugrana se felicita por una intrascendente goleada al Alavés

Buenos días. Con qué paz de espíritu, con qué infinita laxitud se enfrenta uno al portanálisis (y casi a cualquier cosa) cuando tu equipo ya ha campeonado y quedan atrás las angustias propias de una competición inolvidable por las circunstancias que la rodean, áspera por las polémicas artificiales creadas por quienes no pueden aceptar que su patente de corso arbitral ha podido tocar a su fin merced al VAR, ese instrumento manifiestamente mejorable que sin embargo ha venido a evitar que la injusticia campe por sus respetos. 

Lo curioso es que hay otros que no han campeonado, y que sin embargo se enfrentan a sus tareas portadiles con similar satisfacción por el deber cumplido, deparándonos primeras planas que sonrojan por su autoindulgencia. 

A Canaletas, amigos. 0-5 al Alavés. Como por ensalmo, todos los males barcelonistas han pasado a mejor vida y lo que queda es un “Así, sí” enorme y a dos colores. Una victoria holgada en un partido intrascendente sirve como bálsamo reparador que reduce a la nada la frustración de ver la Liga en manos del eterno enemigo, la rajada de Messi al finalizar el ridículo ante Osasuna y hasta la desopilante rueda de prensa en la que Setién descerrajó la que hasta el momento es sin duda la frase del verano, amén de un más que plausible título largo para la próxima de Almodóvar, en la línea de aquel “¿Existe alguna posibilidad, por pequeña que sea, de salvar lo nuestro?” 

-No me vais a convencer de que todo ha sido un desastre.

Qué frase, amigos. Qué epitafio incluso, si nos ponemos trascendentes. Rivalizaría con aquel “Disculpe, señora, que no me levante” que Groucho reclamaba inscrito sobre su lápida. 

En realidad no hace falta convencer a Setién de que todo ha sido un desastre. Primero, porque lo importante es que lo ha sido, le cueste o no a él hacerse cargo. Segundo, porque el entorno parece dispuesto a hacer borrón y cuenta nueva, por lo menos Sport parece muy por la labor. “¡Así, sí!” con la excusa de cinco goles irrelevantes al pobre Alavés, que pasaba por allí. “Vuelve la ilusión” con “un festín de goles y fútbol”. En los alrededores de Can Barça vuelve a veces la ilusión como volvía Jacques en aquel anuncio de colonia, a lomos de una moto de gran cilindrada que ni Fernando Simón y apelmazada en el escote de una pelirroja neumática que deslizaba la cremallera hacia abajo para que asomaran Setién y Sarabia. 

Vuelve la ilusión. Las risas se oyen en Kuala Lumpur y Tahiti, allí donde moraba el amor secreto e inalcanzable de los Proclaimers. A Canaletas, amics. Es más, si no había nadie ayer en dicha localización fue solo por responsabilidad respecto al Covid, cosa muy loable en la afición blaugrana. Porque ya me diréis si una goleada al Alavés no da para, henchidos de esa “ilusión” que proclama Sport, encaminarse al tradicional lugar de celebración culé.

“Pacto por la Champions”, dice en su portada un Mundo Deportivo más moderado en su exaltación. “Ya hicimos autocrítica y ahora toca trabajar”, informa Messi. Ahora toca trabajar. 20 de julio, no sería mala fecha para empezar a trabajar si nos refiriéramos a la temporada que empieza y no a la que acaba. 

El diario de Godó, grande de España, nos recuerda también que Messi se alza con su séptimo pichichi, razón por la cual felicitamos al argentino y que causa en el rotativo azulgrana un arrobo y una algarabía notables, pero siempre inferior a la que el dato desata en la prensa supuestamente afín al Real Madrid. Lo de siempre: la Caverna mediática. Joé con la Caverna. No diga Caverna, diga Galerna. Aquí sí que somos desvergonzadamente madridistas, y aquí no daremos nunca una portada al pichichi de Messi, mayormente porque no tenemos portadas, pero también porque sabemos lo que nuestra audiencia celebra y lo que le da igual. ¿Celebra la audiencia general de Marca el pichichi de Messi? No, pero Marca sí.

Bien es cierto que el pichichi es un premio que da Marca, que aquí informa tanto de ese como del resto de sus galardones. Enhorabuena a nuestro querido Thibaut Courtois por el Trofeo Zamora logrado, con un impresionante registro de solo 0.59 goles por partido. En el Trofeo Miguel Muñoz se da un empate a 67 puntos entre Zidane y Lopetegui, lo que nos recuerda a aquel año en que recibieron un Óscar ex-aequo Sir Anthony Hopkins y Liberto Rabal, no recordamos ahora por qué interpretaciones respectivamente. 

As, por su parte, señala el final de la temporada liguera con un también autoindulgente “Un éxito de todos”. Bien ha estado la vuelta tras el parón, pero no nos obliguen a sacar a colación al sempiterno Sr. Lobo tarantiniano.

Por lo demás, ya sabéis que el Madrid empató contra el Leganés, con lo que el equipo vecino se va a segunda división. Les mandamos un fuerte abrazo y todo el ánimo. Para más información sobre el partido, los del turno de mañana podéis leer la crónica y las notas de Ramón Álvarez de Mon. 

Pasad un gran día.