Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Bale y el moño

Bale y el moño

Escrito por: Antonio Escohotado16 agosto, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Recogerse el cabello ha suscitado arreglos muy diversos, entre ellos la espiral de vacío que exhibe Kim Novak en Vértigo, pues ofrece una premonición del vano por el cual se precipitará en los planos finales. No es tan sencillo interpretar la protuberancia que gasta Gareth Bale desde hace tiempo, ya que no sabemos si es la FIFA o él quien evita lucir melena como Best y Batistuta en su día.

Cuando llegó al Real el pelo corto era un elemento añadido a la sencillez de sus maneras, a pesar de que su fichaje batiese todos los records y tuviera motivos de sobra para erigirse en creador de tendencia. Solo él pasó de ser defensa izquierdo a extremo derecho, según parece atendiendo a la querencia de Cristiano por partir de la otra banda, y los aficionados nos preguntamos entonces si perder al carrilero tremendo del Tottenham se compensaría dándole libertad arriba, hasta que el tiempo despejó las dudas.

Descubrimos que tiene un cañón en la zurda, cuando no la usa como un guante para pasar; que galopa como un centauro, reacciona con rara habilidad a altas velocidades, y puede compararse con los mejores en juego de cabeza. Su derecha no es tampoco inservible, y sopesando unas cosas y otras es sin duda un crack, algo propenso a la piscina pero ni mucho menos como Suárez. Encandilado tenía al espectador cuando se lesionó para muchos meses, a pesar de lo cual logró volver y convertirse en pichichi del equipo, claro aspirante a la sucesión de Cristiano, hasta lesionarse de nuevo para más meses todavía.

Ahora está de vuelta, aunque Isco, Asensio y hasta Lucas Vázquez son ya una alternativa a sus servicios. Entretanto habrá comprobado que el aficionado merengue se distingue de otros por no pasar una, prefiriendo aplaudir al contrario cuando juega mejor, y que detesta singularmente la sangre de horchata, manifiesta en no salir escopeteado tras quien nos robó la pelota, si preciso fuera persiguiéndola por todo lo ancho y largo del campo.

Veremos en qué termina jugar temporada y media de tres. El moño emergió tímidamente tras la primera etapa de cobrar como si jugase. Tras la segunda temporada de lo mismo se ha convertido en un pomo vertical de tamaño suficiente para interferir en una de sus habilidades excelsas, que es el cabezazo. No parece buena noticia que siga sin hablar castellano cuando el resto de los foráneos en la plantilla comprendió la conveniencia de entenderse al primer toque, pero podría indicar simplemente timidez.

Por ahora el misterio es cuánto tiempo pasa sin las cintas del pelo en privado, porque el moño de Vértigo anticipa caer al vacío, y el suyo podría ser fruto de vanidad tanto como síntoma de no querer llamar la atención. Si fuese esto último, recobrar la forma óptima le resultará más fácil.

Antonio Escohotado
Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

7 comentarios en: Bale y el moño

  1. El señor Escohotado en la Galerna. ¿Que será lo siguiente, mil duros para cada lector? Un honor leerle por aquí.

    A diario me pregunto qué demonios les pasa a los futbolistas con sus peluqueros y si se odian, porque se ve cada peinado que sus antepasados se tienen que revolver en sus tumbas.

    Lo de Bale es claro, el moño es para tapar la calva, pobretico. Llevar con dignidad la calva es tan difícil como hacerlo con los cuernos, la ventaja es que no hay que hacer obras en casa para ensanchar las puertas si aquéllos son de alce.

    Ah, y nuestro calvo galés juega a fútbol como los ángeles, por si alguno está pensando en venderlo.

  2. ¡Bienvenido!

    Considero a Bale un grandísimo jugador, al que solo puedo reprochar cierta inconstancia, no sé si debida a la falta de continuidad por las lesiones o por cuestiones sicológicas, pero en ningún caso falta de entrega.

  3. Qué sorpresa y qué placer leer a don Antonio en La Galerna.
    ¿Acaso también es madridista?
    El recuerdo de Batistuta rematando con la melena al viento, nos ilumina.
    Bale, grandísimo jugador, necesita un asesor de imagen. El moño le hace parecer un moñas.
    Se imaginan cómo mejoraría con la melena desplegada mientras cabalga por la banda...
    Hay que cuidar esos detalles. A la canallesca le sería más difícil desacreditar a Gareth sin ese moño.
    Saludos.

  4. Visto lo visto, el jugador que guste a todos los aficionados no existe. Tienes que ser tan bueno como CR, lesionarte menos que Nacho; si eres extranjero, hablar mejor que Kovasic, sonreir como ZZ y hacer menos ruido que Bale, con quien no se está siendo ni justo ni ecuánime.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Esto es el día de la marmota. El año pasado estábamos con algo bastante similar. Ojalá al final termine parecido. https://twitter.com/lagalerna_/status/1310490642028662784

Zidane volvió a descolocarnos y utilizó contra el Betis a Jovic y Mayoral, defenestrados la jornada anterior, según la prensa.

En el siguiente artículo, @Ramon_AlvarezMM analiza las soluciones para la delantera del Real Madrid esta temporada:
https://www.lagalerna.com/jovic-mayoral-y-las-soluciones-para-la-delantera/

No sabemos si os habréis fijado en que últimamente hemos tenido bastantes contenidos sobre Pablo Laso.

Va un pequeño hilo con ellos.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram