Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Apología del pun

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Apología del pun

Escrito por: La Galerna16 julio, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Loado sea Dios. Han vuelto a hacerlo. Teníamos a Mundo Deportivo con el síndrome del bloqueo del genio que ha dado a luz su obra maestra y ha quedado desfondado, yermo. Pero han vuelto por sus fueros. Qué difícil es hermanar la llama de la genialidad con el esfuerzo sordo de la perseverancia. Y sin embargo los chicos de Godó lo han hecho, una vez más.

Sin más dilación, deleitaos con este nuevo prodigio de ingenio.

mundodeportivo.750 (2)¿Es o no es un deleite para cualquier admirador de la alta literatura? Desde que MD se descolgó con aquel antológico juego de palabras para referirse al retraso en la rúbrica del contrato de Turan (¿lo recordáis?: El mítico "Se retARDA"), no habían vuelto a prodigarse por el siempre agradecible arte que consagró Quevedo, arte en cuya disciplina aspiran a superarle los muchachos del rotativo filoculé. Si siguen así, no nos cabe duda que lograrán dejar al genio del Siglo de Oro en mero aprendiz del calambur. "MotivaDOS". Es un monumento, un hito, no nos jodáis.

El inglés para "juego de palabras" es pun. La lengua de Shakespeare lo consagra también como uno de los más ocurrentes y efectivos recursos estilísticos al alcance del escritor. También nuestra abuela Fuencisla (q.e.p.d.) utilizaba la palabra, aunque (considerando que no hablaba una palabra de inglés) es bastante probable que se acogiera a otra connotación. "¿Te has tirado un pun?", solía preguntar, en pasmosa y sonriente demostración de tolerancia y (generalmente) olfato. El hecho de que nuestra abuela Fuencisla desconociese el significado del término en la lengua de la Pérfida Albión no le resta una extraña relevancia a la coincidencia, como si esta escondiese una clave secreta que, amablemente, ponemos a disposición para su estudio por parte de los muchachos de Mundo Deportivo.

sport.750 (3)Sport, por su parte, y si bien se refiere exactamente a los mismos dos, naufraga en el intento de igualar (o al menos acercarse) a la llamarada de talento que inflama el intelecto de quien mira -como quien mira un Velázquez- la portada de su competidor (?) barçista. Por lo menos, eso sí, no han optado esta vez por poner la misma foto que ellos en portada. Un gatito muere cada vez que Sport y Mundo Deportivo ponen la misma foto de portada. Nos gustaría consignar también que un gatito resucita cada vez que -por escasas que sean estas ocasiones- Sport y Mundo Deportivo ponen fotos diferentes, pero no lo creemos mucho. Todo lo más, Dani Alves homenajea la no-coincidencia calzándose unas gafas gigantes distintas a las de Neymar.

as.750 (2)¿Andará ya As anticipando con esta portada sus propios juegos de palabras (Casillas-Casilla) para el porvenir inmediato? Yo me juego uno de esos que según José María Faerna no conviene poner encima de un yunque a que dichos juegos de palabras, de concretarse el fichaje de Casilla, no tardarán en llegar. Un ingenioso tuitero (disculpad que hayamos olvidado quién) ya adelantaba uno ayer o anteayer: "A Casilla le falta la S del Santo" cada vez que el nuevo guardameta (si se concreta la operación) del Madrid no tenga la tarde más atinada.

Pues sí: parece que el Madrid va a fichar a Casilla, con quien nosotros tiraríamos -en compañía del infrautilizadísimo Keylor- de aquí al final, final tras el cual De Gea vendría gratis. Pero quiénes somos nosotros para posicionarnos en ese juego no ya de palabras sino de sillas, que va camino de convertirse en tradición, en que se convierte la nómina de porteros del Madrid por estas fechas.

marca.750 (2)Os hemos hecho algo muy malo no habiendo finalizado ningún Portanálisis anterior con Luka Modric. Enmendemos ya el error. Todos los Portanálisis del mundo deberían concluir todos los días del año con Luka Modric, quien también debería engalanar el desenlace de todas las novelas y películas, el último verso de todas las composiciones poéticas.

Hay que decir "Luka Modric" más. Hay que dejar que ese nombre nos insufle la alegría que le es consustancial. No hay verano aciago (ni siquiera este) que se resista al sortilegio benéfico de su pronunciación. Recitar el santo nombre del croata es desencadenar un jubiloso ensalmo contra toda pena o desconfianza.

Repetid con nosotros.

Luka Modric. Luka Modric.