Las mejores firmas madridistas del planeta

Amor

Escrito por: Jesús Bengoechea7 abril, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Me siento a escribir estas líneas desde la discrepancia con la crónica de mi amigo y colaborador de La Galerna Quillo Barrios, quien en su relato del partido contra el Wolfsburgo ha facturado un respetable pero a mi juicio errado retrato de la actitud de los jugadores del Madrid en el encuentro. Quillo y yo estamos de acuerdo en que el equipo jugó mal o incluso muy mal. Hasta ahí llega el acuerdo entre ambos, porque no podemos diferir más en las razones que explican eso, o más exactamente en el peso que cada uno otorga a las diferentes razones.

En los últimos cinco días, el madridismo ha comprendido hasta qué punto expresiones futboleras como “el árbitro se inventó un penalti” o “el árbitro anuló el gol porque le dio la gana” se utilizan habitualmente a la ligera, y lo ha comprendido porque ha sufrido en sus carnes un penalti literalmente inventado por el árbitro y un gol anulado en obediencia al estricto y libre albedrío testicular del colegiado. Esto (lo de Casemiro) sí que es inventarse un penalti, pero de verdad. Esto (lo de Bale) sí que es no dar validez a un gol porque no me da la gana. Soy muy poco amante de los números como explicación de posibles confabulaciones arbitrales: si la cifra de penaltis pitados a favor del Barça duplica o triplica la de penaltis pitados a favor del Madrid, la cifra me escama, pero una actitud científica me obliga a reconocer de inmediato que es físicamente posible que de hecho al Barça le hayan hecho muchos más penaltis que al Madrid, lo que convertiría en justo el desequilibrio. No voy por lo cuantitativo sino por lo cualitativo. No me dice nada (o, mejor dicho, me dice poco) el número de rivales expulsados contra el Barça en sus partidos europeos, pero me dice mucho (muchísimo) saber que frente a ellos fue expulsado un jugador (Van Persie) por chutar a puerta cuando el árbitro ya había pitado un fuera de juego. Me llama la atención porque es algo que no había visto antes, y algo que no he vuelto a ver desde entonces. También me llama la atención que de cinco penaltis claros un árbitro (Obrevo) no vea ninguno, porque (otra vez) es algo que ni había visto con anterioridad ni volví a presenciar después. Reconozco que en este último ejemplo se mezclan lo cualitativo y lo cuantitativo.

A mí, en definitiva, lo que me llama la atención son las cosas raras, y para cosas raras, pero raras tipo Poltergeist, las que en el apartado arbitral ha padecido el Real Madrid en los últimos cinco días, o en los últimos dos partidos. En uno de ellos, el equipo superó admirablemente la adversidad, que es el eufemismo más socorrido que se me ocurre. En el otro, quizá físicamente afectado por el esfuerzo requerido en la gesta anterior, lo intentó pero no fue capaz de hacerlo. Cada cual es libre de verlo como quiera, y de ponderar en mayor o menor medida ese factor. Yo lo pondero mucho, y me gustaría que se me respetase por ello como respeto a quienes prefieren pasar de puntillas porque “el Madrid debe sobreponerse a esas cosas”. Somos la única afición del mundo que dice cosas así ante flagrantes intentos de humillación arbitral o institucional. Pero respeto a quien considera que nuestra épica o nuestra calidad técnica deben bastarse y sobrarse siempre para compensar un factor como el arbitral, por adverso que este sea. Quizá no esté de más recordar que no hay gol en la historia del fútbol mundial, desde los alevines a la Copa del Mundo, que haya subido al marcador sin el visto bueno de un árbitro, como no ha habido patada en el área que se haya traducido en penalti sin que un árbitro lo haya decidido así.

Así las cosas, considero complicado asimilar (máxime en un ambiente infernal como el alemán) que te anulen un gol legal en el minuto 2, que te escamoteen un penalti de libro sobre Bale en el 5 y sobre todo lo que decíamos: la cosa rara, la zancadilla fabulada, el penalti quimérico. Yo creo que todo eso y tan desde el principio, tan atropelladamente, constituye un shock que resulta difícil de superar. Más aún lo es cuando a renglón seguido fallamos dos ocasiones claras y nos marcan un segundo gol, en medio del desconcierto. ¿Debería el equipo haber sido capaz de sobreponerse a todo esto? Sí. La razón por la cual no se sobrepuso, ¿fue la desgana, como parece casi obligado opinar? Yo creo que no. Creo que se intentó superar y no se pudo. Casi nunca coinciden dos Días Internacionales de la Hazaña en la misma semana. ¿Debería el equipo haber mostrado una fortaleza anímica que no exhibió? Sí, y me preocupa que mostrara tan escasa capacidad de reacción y sucumbiera al descontrol y la falta de concentración, porque esa endeblez anímica no es propia del Real Madrid. ¿Pienso ensañarme contra ellos por no haber podido rehacerse ante el golpe? No. Primero, porque soy del Real Madrid (todos lo somos, ya lo sé, sólo digo que a mí esta circunstancia me conduce a la solidaridad con los jugadores antes que a la diatriba, aunque respete a quienes optan por ésta). Segundo, no me ensaño porque hacerlo con quien ha sido víctima de una injusticia me resulta cruel (no digo que sea cruel quien lo haga, digo que a mí me lo resulta: no soy de quienes ante la vejación sufrida por el prójimo escudriña para averiguar si el prójimo se ha resistido lo suficiente, lo siento, no es mi naturaleza).

Creo que a veces deberíamos recordarnos a nosotros mismos por qué estamos en esto del madridismo. Sólo hay una respuesta posible, la que ha inspirado a los poetas y desencadenado las carcajadas impías de los escépticos. Estamos en esto por amor. Precisa y exactamente, por el que acaso sea el único amor verdaderamente platónico que hay en este mundo: el amor por un equipo de fútbol, equipo que sólo puede ser el Real Madrid. “Ama y haz lo que quieras”, reza la célebre cita de San Agustín. En lo que al Madrid respecta, y con todo el respeto por quienes lo ven de otra forma, yo tengo muy claro qué es lo primero en la ejecución de la segunda parte del mandato.

amor

Comenta y Participa con B+

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

22 comentarios en: Amor

  1. Jesús estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que se debe estar con el equipo hasta el fin. Todas ganan y todos pierden, claro que hay algunos que "perdieron" más que otros, se señalaron solos. El cansancio físico y emocional del sábado claramente influyó en el resultado. Del lado de ZZ pudo haber hecho cambios por lo anterior, refrescar posiciones. Le dije a mi hijo Andrés desde hace unos días que el jugador más peligroso del Wolfsburg es Draxler que no lo dejaran libre y que seguramente el lateral de ese lado necesitaría ayuda. ¿Qué el cuerpo técnico no vieron los videos de este jugador? Eran también predecibles las patadas del medio campo y defensas centrales. ¿Qué el RM no puede salir a esperar al rival y jugar al contragolpe? Muchas preguntas. Del arbitraje ya lo has dicho todo otra infamia más. Saludos Jesús y un abrazo a todos los integrantes de la galerna, en especial a ti.

  2. A mí también me parece que tu posición en este momento es la más adecuada. No tiene sentido alguno lapidar cuatro días después a los jugadores que el pasado sábado nos parecían dignos de llevar esa camiseta y ese escudo.
    Está claro que, en el partido de ayer, algunos jugadores no estuvieron al nivel esperado. Pero todos los factores que comentas son importantes para analizar los motivos.
    Hasta el final hay que estar ahí.
    Un saludo.

  3. Una vez más el madridismo (pipero y no pipero) cayendo en la trampa de nuestros enemigos.
    Podrán decir lo que quieran sobre el partido de ayer, pero el partido se lo carga el árbitro de forma vergonzosa en los primeros minutos, lo demás, sobra. Yo soy el presidente, y saco al equipo del campo. Que se rian de su abuela.
    Unos con red y otros con una piedra al cuello. Y nosotros, a tragarnos su propaganda.
    Asco.

  4. Creo que el de Bale si que es fuera de juego, justito. Por lo demás, si el Madrid tuviera los números arbitrales del Barcelona (y a veces sin tenerlos) al Madrid ya le estarían montando campañas desde la prensa enemiga y desde la "amiga".
    El Madrid empezó bastante bien, pero se frustró y desquició en cuanto vinieron mal dadas y eso en Champions sale caro. Faltó la fortaleza mental que decía @MaketoLari en twitter, una fortaleza mental que a otros les viene dada por la constancia de jugar con red, tanto mediática como arbitral. Para el Madrid quisiera la fortaleza mental de Rafa Nadal, pero mientras que al balear le viene de serie este Madrid tan zarandeado tendrá que irla cogiendo a base de ganar partidos y confianza. La remontada sería un buen comienzo.

  5. No puedo más que estar de acuerdo contigo, Jesús. Hay mucha gente que sigue pensando que se puede hablar de fútbol -y de un partido en concreto- sin hablar de los árbitros o de otros factores externos que directa o indirectamente también afectan el desarrollo de un partido (las campañas previas de ambos clubes o de la prensa para "calentar" el partido, las ruedas de prensa de la víspera, el público del estadio, los árbitros).
    Llámenme exagerada, pero soy de las que pienso que, además del arbitraje sufrido el sábado y el del propio partido, también pudo influir en la mente de los jugadores el descaro arbitral del partido del martes. Si "desquició" a la afición e incluso llegó a llamar la atención de medios y periodistas internacionales que nunca se habían hecho eco, no me extrañaría que en la mente de los jugadores estuviera amenazante -cual espada de Damocles- la idea de "vendrán a por nosotros": "la espada desenvainada sobre su impía cabeza... y el canto de los pájaros y los acordes de la cítara, no le devolverán el sueño". Y pasa lo de Bale, lo de Casemiro en los primeros minutos. Desquicia tanta impotencia.
    Otra cosa es -y esto sí que es responsabilidad tanto del club como del cuerpo técnico- el preparar a los jugadores para esto, tanto mental como tácticamente. El club por no dar un golpe en la mesa a nivel de directiva o de portavoz; cuerpo técnico a nivel de psicólogos deportivos y tácticas para no caer en el juego de los otros: cómo enfrentar a los rivales sin caer en la tentación del árbitro de turno de que te pite una amarilla inexistente, máxime cuando sabes que si lo hacen esos rivales ni siquiera pitará falta. O el hecho de protestar al árbitro, esas cosas también se preparan, se ensayan, de tal manera de hacerlo bien para que no te saquen una amarilla por protestar.
    Mención aparte tiene lo de Marcelo: eso sí que nunca lo justificaré, y debería ser amonestado por el propio club. Eso sí que es ensuciar la camiseta y el escudo que lleva, y mucho más tratándose del segundo capitán. Lo siento, pero no.
    En días como el de ayer y en mañanas como la de hoy, duele el Real Madrid. Y solo duele lo que se ama, con ese amor platónico que bien describes, Jesús. Y precisamente porque lo amo, no le voy a dar la espalda ni me voy a unir al batallón de fusilamiento. Eso no significa que no sea consciente de los problemas que hay, que no sea crítica, que no quiera cambios estructurales y casi que urgentes. No. Simplemente creo que hoy y mañana y lo poco que queda de temporada es para apoyar y animar, no para terminar de hundirlos. Confío plenamente en Zidane y sé que -a la callada- está tomando nota de todo -otra cosa es lo que diga ante los medios para no darles de comer a esa jauría ansiosa de carne fresca-, hará los cambios a final de temporada y pensará en un proyecto sólido y a medio-largo plazo.
    Hala Madrid

  6. Todo esto me parece muy bien, Jesús; pero el club debería ser el primero en posicionarse, y no lo ha hecho. En la web del Madrid, todo es políticamente correcto. Y si no empezamos predicando con el ejemplo desde casa, no podemos pretender que luego se nos tenga en consideración fuera de ella.

  7. De acuerdo en todo excepto en una cosa: creo que sí fue fuera de juego de Cristiano, por muy poco, eso sí. En cualquier caso, eso sí puede ser un error de apreciación normal. Era el primer minuto, eso sí, y es difícil que te vayan a dar esa jugada en el primer minuto.

    Me revienta que sólo pusieran una repetición de ese fuera de juego. Tuvimos que esperar a Real Madrid TV para ver más repeticiones del fuera de juego. Me revienta que sólo pusieran una repetición del clarísimo penalti de ayer a Bale. Balón dividido, llega antes Bale, y el defensor le derriba lateralmente, de manera clara. Es una vergüenza que no se pite penalti ahí. Me revienta que repitieran hasta la saciedad el inventado penalti de Casemiro (balón dividido, llega antes Casemiro, y el delantero arma la pierna y golpea a Casemiro, pero es que Casemiro no cambia su trayectoria lateralmente, no mete la pierna, simplemente llega antes y el balón no era del delantero, estaba dividido).

    Pero a este árbitro ya le conocíamos: es el que se inventó un penalti de Arbeloa al Kun Agüero en el campo del Manchester City. Así que ya nos lo había hecho con anterioridad. Y posiblemente esa fuera la razón de su elección.

    A mí me gustaría no pensar mal. Posiblemente, de no haber un pasado y presente tan lamentable con los arbitrajes, hasta estamos exagerando con los arbitrajes. Pero cuando estas situaciones de arbitrajes en contra se repiten continuamente, me es imposible pensar bien. Yo sólo veo que un día detrás de otro, hay un equipo, el nuestro, perjudicado, y hay otro equipo, el de la esquinita superior derecha, el del campo menguante (impresionante definición), que sale beneficiado. Hay otros equipos que jugando mal y sin merecer ganar, ganan porque el árbitro ayuda.

    También para mí, los arbitrajes son claves en un partido de fútbol. Es que reponerse a lo de ayer en el campo, es complicado. Puedes hacer un gran partido y no ganar por el arbitraje. Puedes ganar a pesar del árbitro, porque es muy difícil que te puedan anular según qué goles, donde no haya contacto con el rival y donde la posición de cara al fuera de juego no pueda ni ser dudosa. Pero hay veces que directamente, te hunden, y ayer fue una de esas veces.

    Y el otro factor que creo que ocurrió ayer fue simplemente el cansancio. Es preocupante, pero Pepe, Ramos, Cristiano, y Modric, ya no parecen aguantar dos partidos por semana. Creo que es lo que ocurrió. No creo que fuera un problema de actitud. Al principio del partido todo fue bien porque no notábamos el cansancio. Después, todo mal, porque los delanteros suyos, particularmente Draxler, superaban físicamente con facilidad a nuestra defensa. Y eso ocurrió hasta que los delanteros del Wolfsburgo también se desgastaron. Cuando eso ocurrió, ni ellos hicieron nada, ni nosotros pudimos hacer nada para remontar, por el cansancio.

    Y no es una justificación. Es una posible explicación. Es que me parece muy mal (mala planificación deportiva) que llegado este momento del año, tengamos titulares que no aguanten dos partidos por semana.

    Danilo jugó fatal. Lamentable. Pero ojo, no centremos todo en un jugador. En el Nou Camp, Carvajal defendió muy bien a Neymar, que es superior a Draxler. PERO Carvajal contó con muchísimas ayudas de Pepe, de Modric y de Bale. Ayer, Danilo estuvo sólo contra Draxler. Con todo y con eso, a un defensa del Madrid se le debe exigir más. No puede ser un auténtico coladero ni aunque no tenga ayudas. Debe ser capaz de robar un balón a un delantero, por propio talento defensivo. Pero es cierto que sin ayudas es más complicado.

    La remontada está muy difícil. Remontar un 2-0 es muy difícil. Pero creo que somos muy superiores al Wolfsburgo y podremos remontar. Me cuesta, pero sigo confiando

  8. Para ganar partidos de fútbol suele ser muy eficaz aplicar en el campo estas premisas: Defensa ordenada, pierna fuerte, ritmo alto y velocidad arriba. Una pizca de suerte también es conveniente, pero eso no está en manos ni pies de los que juegan. Nada de eso se hizo ayer, al menos de manera continuada. Tampoco es necesario andar inventando el fútbol cada vez que juegas. Nuestra defensa es patética, marcan con la vista y pocas veces están coordinados. Pierna fuerte la meten tres o cuatro en la plantilla, el resto se cuida bastante. El ritmo alto lo imponemos a veces y casi siempre cuando estamos en desventaja, con lo que acaba derivando en prisa. La velocidad de la delantera, tenemos los mejores delanteros del mundo para atacar en carrera, la desperdiciamos en el momento que anulamos sus cualidades por querer jugar cortito , al pie y con poco espacio.
    Mezclar eso bien y corregir defectos es cuestión del técnico que tiene que aportar soluciones, no explicaciones en sala de prensa.

  9. Estoy convencido que remontaremos. Sin embargo, hay hechos incontestables que se han venido demostrando a lo largo de la temporada, no solo a raíz del partido en Wolfsburgo:
    1. Ramos no está para jugar. Y, dada su legendaria capacidad de autocrítica, tampoco se le espera.
    2. Pepe tampoco, a pesar de su indudable pundonor.
    3. Danilo no tiene nivel para jugar en el RM.
    4. Modric, a quien venero, está justito físicamente. O Zidane lo sabe dosificar o se acabará rompiendo justo cuando más falta nos va a hacer.
    5. Kroos es un talento inmenso, pero tiene sangre de horchata. Se arruga con demasiada frecuencia.
    6. Cristiano aparece y desaparece en función de sus veleidades personales. Me parece una falta de respeto inmensa a la institución.
    7. Zidane no es un gran entrenador. No digo que sea malo; no lo es. Pero no es un gran entrenador. Su capacidad de leer los partidos y hacer cambios improvisados es peor que la de Del Bosque. En Wolfsburgo fallaron muchas cosas (capacidad física, defensa, Danilo, fortaleza mental...) pero también, y de qué manera, falló el técnico.

    A pesar de todo, estoy convencido que remontaremos. Hala Madrid y nada más.

  10. Hombre, entiendo que estés muy cabreado, y hagas un Simeone cualquiera, PERO esto lo puede leer cualquiera, y yo hoy ya me he comido a dos antimadrista s y un cule se digieren mal PERO, hoy no les pasó ni media, Por que, por que.

  11. Le doy la razón y en lo dicho en este estupendo artículo me quedo aferrado estos días de espera de la vuelta, ......., si le recuerdo, hablando de vueltas, que si volvieran a fallar como ya hicieron en el final de liga del año pasado, que el amor se encuentra en la cara de una moneda cuyo reverso sosegado recomienda limpiar, insuflar nueva y valiente savia si así se me entiende moderado, .......

  12. A mí me ocurre algo muy curioso con el tema de los árbitros y el Madrid. Cierto es que donde vivo (Euskadi/País Vasco) el antimadridismo lo llevan en su ADN. Me explico:
    Soy profesor, y como es lógico, muchos compañeros. Todos del Athlétic, de la Real o del Alavés. Y siempre hay guasa, vaciles... Pero hay una frontera que no puedes traspasar: si eres del Madrid e intentas decir que el arbitraje ha perjudicado al equipo, el chorreo es inmediato, y se puede resumir en: "Que un madridista se queje del árbitro... Venga, anda". Da igual que le hayan hecho cuatro penaltis, anulado cinco goles y expulsado a tres. No de puede razonar nada. Y eso con gente con carreras, másters, etc, vamos, que no son unos paletos gritones de tasca precisamente. Hoy he dicho que en unos cuartos de final, un mínimo detalle te cuesta la eliminación, y que ayer hubo penalti a Bale y el penalti de Casemiro sólo lo vio el árbitro. Puse como ejemplo lo del Atlético con los culés, pero dio igual. El Madrid no tiene derecho a quejarse de los árbitros y punto. Y no les sacáis de ahí. Un compañero que no se había enterado del partido me preguntó. Empecé diciendo que el Madrid mal, pero que el árbitro... "Y no pude decir más". Soltó: "Ah, claro, ya empiezas con el árbitro. ¡Qué raro!" Y eso que no vio el partido!
    Sirva esta anécdota para ver que esta batalla la tenemos más que perdida. Y si es así es única y exclusivamente por el desapego de la cúpula del club, instalado en la inacción y el "por aquí me las den todas". Nos han ganado la batalla sin ni siquiera presentarnos a ella. Ahí tenéis al Farsa, robando sin nningún error, y los robados, en vez de levantar la voz, miran pata otro lado, como el impresentable de Simeone. Además, ojito, Filipe Luis, que tu dignidad te puede costar un par de partidos de sanción.
    En fin.... Que se pare el mundo, que yo me bajo. Estoy muy asqueado.

  13. Respeto tu opinión y tu manera de vivir el amor por estos colores, faltaría más. Yo hace temporada y media habría suscrito tu artículo. Hace temporada y media me habría quedado con el arbitraje, pero después de tantos ridículos, de tantos desengaños y decepciones con este grupo no pienso darles ninguna excusa más. Es cierto q nos perjudicaron y no es menos cierto q de no haberlo hecho el partido posiblemente y el resultado habría sido distinto. Pero no pueden abandonarse y tirar el partido porque te han perjudicado, con la cantidad de minutos que quedaban para remontar. Para mí este grupo agotó todo el crédito.
    Yo también siento amor por estos colores y precisamente es ese amor el que me impide dar más coartadas a esta plantilla. Ese amor me impide ser cómplice de un grupo que no siente ningún reparo ni ninguna vergüenza cuando derrocha con esa indiferencia el prestigio de este club, del mejor club del siglo XX y que estos niñatos siguen sin valorar. Con este equipo llueve sobre mojado, son demasiadas veces desde hace temporada y media en las que nos da una de cal y treinta de arena.
    Para mí el problema del Madrid es gravísimo y lo de anoche no fue más que otra escenificación de los problemas que arrastra este equipo desde enero de 2015 en que se hundieron y no han vuelto a recuperarse. Se juega como se entrena y está claro que los entrenamientos deben ser una puta coña. Los errores y las carencias que exhibe este equipo es el reflejo de la falta de trabajo de esta plantilla a nivel colectivo. A veces nos dan una de cal porque tienen mucha calidad y ese día les salen las cosas bien, pero la cantidad de partidos lamentables que nos están haciendo padecer a los aficionados no sé qué obedece, no soy vidente, pero viendo muchos partidos parece que tácticamente están poco trabajados.
    No voy a culpar a Zidane de nada porque aunque ayer la cagó sé que no es el gran culpable de cómo está este equipo. Coger una plantilla que se ha cepillado a otro entrenador y ponerse serio con estos a estas alturas de la temporada no serviría de nada. Creo que ha pensado que con un poco de mano izquierda, un poco de suerte y la calidad individual de estos jugadores se podría intentar salvar la temporada si competían en champions. Pero está claro que este equipo está tan mal trabajado en lo táctico que cualquiera nos abre las costuras. En lo anímico también son de una debilidad impresionante, pero esto no es más q una consecuencia de lo otro. Por otro lado está el exceso de endiosamiento de muchos jugadores de esa plantilla, que se creen como el anterior capitán, que su calidad es un don natural y no lo tienen que trabajar. Se creen francamente que son la hostia, y puede que algunos lo sean, pero hoy en día si no juegas como un equipo, si no trabajas, si no eres solidario, si no eres humilde y respetas a los rivales, si no sales al campo concentrado y a comerte al rival, esa calidad individual de algunos no te da para ganar títulos, ni para competir, porque hace mucho tiempo que este grupo perdió lo poco que le quedaba del gen competitivo que los inyectó Mou.
    Y después de hacer el enésimo ridículo nos salen con el decálogo de excusas y el propósito de enmienda para que los volvamos a perdonar. Que si nos faltó actitud, que si nos desconectamos, que si nos descentramos que si saltamos al campo a ver qué pasaba como nos contó Jesé al final del partido. Creo que el canterano sin que fuera su intención nos explicó claramente cual era el plan que tenían anoche para ganar el partido, es decir, no había ningún plan.
    Después oyes a tu capitán, al líder de este grupo que dice que habrá que creer en la remontada, vamos, con la misma fe que tengo yo, es decir, ninguna. Y para fin de fiesta le preguntan por el árbitro y dice que unas veces te dan y otra te quitan. Este es nuestro capitán. El que nos va a motivar y va a motivar a sus compañeros. El que va a transmitir a los nuevos lo que es el Real Madrid. Claro, que oyendo a Butragueño o los silencios de Florentino quizá el canelita ha entendido que la política del club, no es ya no rajar, sino defender al colectivo arbitral. Porque el club también ha mostrado una desidia preocupante en ese aspecto y de ahí q sea tan fácil robarnos.
    No confío en la remontada porque estos jugadores no han remontado nunca. Y si se les aparece la virgen y remontan esta eliminatoria caeremos en semis porque este Madrid es un caos, una anarquía y un sindiós.
    Lo que más hundido me tiene es saber que esto que estamos viviendo desde hace año y medio no terminará con el final de esta temporada porque seguirá el mismo presidente, el mismo hombre que se pliega a los órdagos de los jugadores, ya sea para echar entrenadores como para conseguir jugosas e inmerecidas renovaciones. Así es que seguirán los mismos cabrones de siempre que decía Toshack, se venderá a Isco o a James y alguno más que no forman el núcleo duro de ese vestuario, es decir los capitanes, y todo seguirá igual porque siguen las mismas manzanas podridas que señaló Mou y que Floren renovó.
    Ah, y si alguno quiere oír una explicación futbolística de lo que pasó ayer y de paso lo que refleja el partido de ayer, que oiga a Luis Ángel Duque en el programa de Juanma “el primer palo”, porque quizá viniendo de un profesional de esto y un gran madridista comprendáis mejor a los que no comulgamos con la mayoría de vosotros.
    Saludos

    1. No me quedan manos de aplaudir su comentario. Suscribo hasta los espacios y hasta lo que se ha guardado. Hace falta una purga de esta institución, empezando por el presidente y acabando por el césped y no por eso soy menos madridista que los demás. Arbeloa presidente por Dios!

  14. De acuerdo en que esto no lo supera nadie, pero ¿y el club, por qué no monta un espectáculo y amaga con una liga europea -por ejemplo- si peor no nos puede ir? O mejor empieza a organizarla de una puta vez.

    ¿Por qué seguir aguantando a gentuza que sólo quiere nuestro mal y nuestro sufrimiento, que no sabe ya cómo robarnos nuestro prestigio? Bernabéu, al que tanto invocan nuestros directivos, se hubiera quitado el cinto para expulsar a estos miserables del templo, ¿o acaso lo dudan?

    Y el Madrí mudito, mirando cómo nos violan una y otra vez sin inmutarse. No quiero masoquistas ni pervertidos en mi equipo. Con la repercusión mediática de la marca RM cualquier movimiento en ese sentido iría acompañado de una gran cagalera generalizada tanto de los medios amigos como de las organizaciones mafiosas. Me juego todo lo que tengo. Además, ¿por qué miedo si peor no nos puede ir en este tema?

    Sigo sin entender la postura de Florentino, y eso que me parece el mejor presi posible, pero en esta cuestión no alcanzo a vislumbrar por qué demonios actuamos de esta forma tan melíflua y cobardica.

  15. Uxi y Rascayú, hay que hacerse a la idea de que poco va a cambiar con respecto a las denuncias que hacéis. Seguirá el silencio institucional y tendremos que tragarnos al capitán, independientemente de su evidente decadencia. Ya se hizo con con Iker y RauI; vamos que es tradición.

    Aunque no es probable, sí que veo posible que se renueve la plantilla según aconseje, en parte, Zidane. Personalmente, me conformaría con esto último aun reconociendo que me fastidia muchísimo los dos primeros problemas. Pero Florentino y su directiva ya han dado prueba de que guerrear con prensa o en juzgados no está en su agenda. Y para prueba el escándalo de la copa, el cual han dejado morir.

  16. No digo nada de las otras jugadas, pero el penalti de Casemiro es claro. El delantero rival va a rematar y el le obstaculiza. Solo hay que ver la cara que pone el pobre cuando se lo pitan, sabiendo que la ha fastidiado.

    Lo digo sobre todo porque estoy de acuerdo en lo de lo cualitativo contra lo cuantitativo. Lo de la expulsión de Van Persie o el gol anulado el sábado a Bale son ejemplos estupendos de cosas que no pasan nunca, excepto cuando el árbitro se asusta de lo que está pasando.

  17. Buenas tardes D. Jesús, estamos a 10 de Abril, ya han pasado 3 días desde la publicación de su
    artículo que como viene siendo habitual, es excelente e incompleto, ahora explico el porque.
    En primer lugar he esperado 3 días para no levantar polémica, y no enzarzarme en polémicas
    estériles, que opacarían el fin y significado de mi escrito.
    En segundo lugar su artículo es excelente, porque destroza con precisión de rayo laser, la
    superchería y el mantra de muchos madridistas de " que somos el Madrid" y por lo tanto en base
    a no se que poderes mágicos e históricos, debemos ganar al equipo rival, el trio arbitral, la
    Federación Española de Futbol, sus comités disciplinarios, la Secretaria de Estado para el Deporte
    el T.A.D., la U.E.F.A. la F.I.F.A., y si fuese necesario la C.E.M.A.M. y la O.T.A.N,
    Superchería y estupidez grabada a fuego en el imaginario de un montón de madridistas, que usted
    destroza con la brillantez y calidad intelectual que le es inherente, esta mal que lo recuerde, pero
    muchos lunes desde que empezó la temporada en Agosto, he venido clamando porque el
    Porta- Análisis, se hiciera eco de los miserables arbitrajes recibidos domingo tras domingo
    que otro año más nos van a impedir ganar una liga, que después de la derrota de La Orga en
    San Sebastián, se ha puesto difícil, pero no imposible. También he calificado su escrito de
    incompleto, porque una vez llegado al acuerdo de que nuestro Madrid esta siendo robado y atracado
    por los estamentos federativos, ninguneado e insultado por los medios informativos e ignorado
    ( en el mejor de los casos), por las administraciones públicas, en resumidas cuentas que nuestro
    Madrid es un D. Nadie a nivel político, federativo, comunicativo, organizativo etc...... nos quedamos
    en este punto y no nos aventuramos a señalar el culpable o los culpables, y sus posibles soluciones
    le animo a que de un paso más, porque evidentemente lo que usted diga y escriba tendrá una
    repercusión infinitamente mayor que si lo dice o escribe Comunero, aunque a mí no me importa mojarme
    y dar la cara y que me la rompan ( hace poco me han echado de una revista digital de baloncesto
    anti madridista, por defender al club), NO PODEMOS SEGUIR CON LA POLITICA DEL QUE CALLA
    OTORGA, ASI NO VAMOS A NINGUN LADO D. JESUS.
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

  18. Aún andamos muchos madridistas bastante ocupados tratando de explicarnos (a nosotros mismos y los unos a los otros) las causas del infame partido que facturó el miércoles por la noche el Real Madrid, nuestro Real Madrid, ante el Wolfsburgo. En el ejercicio de esa ingrata tarea, el editor y principal artífice de todo esto, Jesús Bengoechea, discrepa del cronista de cabecera de La Galerna, Quillo Barrios. Y yo, por mi parte, discrepo de Jesús Bengoechea.

    Esta vez no te compro el argumento, Jesús. Lo siento.

    Como tú, yo tampoco voy a despotricar contra los jugadores. No suele ser mi estilo (aunque reconozco que hay ocasiones en las que no me puedo contener) y, además, no tengo ni ganas.
    El árbitro, mal. En efecto. En eso podemos estar de acuerdo. Aunque yo sí vi fuera de juego en el gol que nos anularon. Muy justo, pero lo vi. En cualquier caso, es discutible, lo admito. Por lo demás, no suelo recrearme en moviolas, líberos ni similares. Me aburren.

    Pero no creo que lo de el miércoles por la noche, como lo de otras noches aciagas, tenga su causa última en adversidades arbitrales o institucionales.

    Puestos a hablar en las causas de la calamidad de ayer, prefiero detenerme un momento en nuestra defensa, esa feria, esa verbena. Como tú, yo tampoco creo que su rendimiento se deba a un problema de dejadez o de actitud. Pero tampoco a esa especie de shock postraumático arbitral al que te refieres en tu artículo. Es una defensa que, con frecuencia, mucha frecuencia, mucha más de la deseable, responde mal ante las dificultades que se le plantean, y la del miércoles fue una de las peores noches que les recuerdo. Marcelo otros días aún compensa con la salida de balón y con su participación en ataque las carencias que manifiesta atrás. Pero me parece evidente que ni Ramos, ni Pepe, ni Danilo están ahora mismo para jugar en el Real Madrid. E insisto: no me parece una cuestión de actitud ni de dejadez, de verdad. Se trata, sencillamente, de que su estado de forma es lamentable. Y lo peor es que me da la sensación de que, en algún caso, ese estado de forma puede ser definitivo. El festival de balones regalados al rival, espaldas ganadas por los delanteros contrarios, malos despejes, defectuosas salidas de balón, problemas de colocación, falta de agresividad (bien entendida) y agujeros negros varios que vimos la noche del miércoles no se ve todos los días, y mucho menos en un equipo de (supuestamente) máximo nivel. Resultaba asombroso ver cómo bastaban dos jugadores rivales, y en ocasiones incluso uno sólo, para sembrar el pánico una y otra vez en nuestra área. Supongo que ya lo habrás hecho y que malditas las ganas que tendrás de volver a hacerlo, pero te pido, Jesús, que veas de nuevo la jugada del segundo gol: si de verdad "eso" que hacen Danilo, Marcelo y Ramos sucesivamente es consecuencia del shock que les produce la actuación del equipo arbitral durante los primeros veinte minutos de partido, entonces tal vez deberíamos plantearnos si reúnen la aptitud mental necesaria para dedicarse de forma profesional a la práctica del fútbol, máxime en un equipo cuyo nivel de exigencia acarrea una presión que, salta a la vista, no todo el mundo está en condiciones de resistir.

    Tan preocupante como el rendimiento de nuestra defensa, o aún más si cabe, me pareció el tramo final de partido que despachamos. Sabiendo como sabían que bastaba un gol, un solo gol, un triste y solitario gol en mitad de la noche para darle un giro radical a la eliminatoria, no es ya que no lo marcásemos, es que no dimos siquiera la sensación de ser capaces de hacer nada para marcarlo. Nada. En ese tramo final no mostramos absolutamente nada. Ni gol, ni remates, ni ocasiones, ni juego, ni empuje, ni un miserable arreón final... nada. El partido languideció, fue agonizando tristemente hasta morir en la más absoluta apatía, ante una afición alemana que se debatía entre la incredulidad y la alegría desbordada. Una afición, por cierto, correcta, ruidosa y volcada con su equipo. Nada que ver con lo que yo entiendo por un «ambiente infernal». Al contrario: un gran escenario y un gran ambiente para una semifinal de Copa de Europa. Si eso nos achica, tampoco merecemos mucho más.

    Huelga decir que yo no soy un estudioso del fútbol ni un profundo conocedor de los entresijos del juego. Apenas soy un espectador que opina a nivel de usuario y habla de las sensaciones que percibe. Como tal, creo que ese tramo final de partido nos retrata. Y sin meterme en profundidades ni elaborar grandes análisis para los que no estoy capacitado, lo que puedo constatar es que esta plantilla de supuesto lujo, con las lógicas (o no tan lógicas) variaciones de cada temporada, ha pasado en siete años por las manos de Pellegrini, de Mourinho, de Ancelotti, de Benítez y de Zidane, entrenadores muy distintos entre sí, y la sensación es siempre la misma. Esa sensación que tú, Jesús, retrataste de forma certera y brillante hace pocos meses, después de otra noche amarga: la de ir dejando a nuestro paso ese recurrente aroma a fin de ciclo sin ciclo.

    Lo dije el miércoles y lo repito hoy: la gran verdad de todo esto es que, como equipo de fútbol, somos una gran mentira. Ocurre que, a veces, las mentiras cuelan. En la primavera de 2014, esta mentira coló. Así que a ver si hay suerte y esta primavera vuelve a colar. Esa es nuestra ilusión. Y la ilusión, al fin y al cabo, no deja de ser una más de las muchas formas en las que se manifiesta la mentira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Casemiro, el sucesor de Ramos https://www.lagalerna.com/casemiro-el-sucesor-de-ramos/ a través de @lagalerna_
Me alegra pensar como @fantantonio al respecto, y reconozco que estoy muy influenciado por @PepeKollins. (Por cierto, que los tres estábamos allí, mientras Lucas Vázquez daba vueltas al balón...)

✍️🏻@Ramon_AlvarezMM nos cuenta todo lo relacionado con las recientes declaraciones de Tebas sobre el Madrid, el Barça y el límite salarial.

https://www.lagalerna.com/tebas-el-madrid-el-barca-y-el-limite-salarial/

CON @sirolopez: “MBAPPE ES EL OBJETIVO, PERO PODRÍA LLEGAR TAMBIÉN HAALAND | VARANE ESTÁ FUERA https://youtu.be/TlGEUxlsC2g vía @YouTube

Hoy, en el #Portanálisis de La Galerna, celebramos la grandísima victoria de Jon Rahmbo en el US Open de gol, descubrimos por qué Tebas elogió al Madrid y cumplimos una gran labor social. Atentos.

👉🏻👉🏻👉🏻https://bit.ly/3xJm5aa

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram