Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Con amigos así...

Con amigos así...

Escrito por: Jorge Garcia Vela28 septiembre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Real Madrid es el club con más lastres del mundo. El peso con el que debe lidiar este equipo es gigantesco, tanto como su grandeza. Un peso que a menudo se autoimpone contra toda lógica. Medios falsamente afines, una histeria constante, una afición dividida y en continua lucha que vive en el desapego, el odio y la crítica enfermiza…

Me duele la afición del Bernabéu, en concreto la que silba a nuestros jugadores. No me representan. Me repelen, lo siento así. Es una afición a la que veo completamente alejada de lo que debería ser el madridismo, el amor a un club. Me dan lástima porque piensan que son independientes cuando no son más que lacayos, involuntarios pero serviles, de una prensa enferma. No es fácil abstraerse de la influencia de la prensa, pero si ni siquiera se intenta… Yo mismo, que como tantos otros me he dedicado a desnudar las bochornosas contradicciones y la indigencia intelectual de lo medios, tengo que luchar con denuedo en muchas ocasiones para no asumir postulados que, simplemente, están en la interesada cabeza de los periodistas y sus empresas, pero que repetidos durante meses y hasta años pretenden adquirir la categoría de verdad… Es difícil pero, usando el sentido común y el amor por los colores, se puede lograr.

Esa parte de la afición no sólo es injusta. Es inoportuna, egocéntrica, lastimosa y perjudicial. Si tan ansiosos están por practicar el complejo arte del silbido, muy lejos del virtuosismo gomero, que lo hagan cuando no molesten ni perjudiquen al equipo. Al menos que se haga así. Pero les puede el ego. Les puede el que se note, el que se vea, el que moleste…

madridistas cabreados

Es evidente que las loas de la prensa a la sabiduría del Bernabéu son puro y duro autobombo, loas a lo que consideran su propia sabiduría. Porque el público del Bernabéu no hace más que responder a sus arengas contra determinados jugadores.

Una buena parte del Bernabéu parece siempre inquieta cuando no encuentra un jugador con el que cebarse. Ahora le ha tocado a Bale, que desde que llegó ha sido vilipendiado por la prensa patria y, por tanto, mirado con recelo desde la grada.

Esto no es nuevo; siempre ha pasado. Hace poco, una leyenda viva del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, era silbado por el Bernabéu, no se sabe muy bien por qué, y para volver las tornas "tan solo" ha tenido que batir todos los registros imaginables de goles y ganar la Copa de Europa siendo pieza fundamental.

Bale parece que lo tendrá más difícil, porque tras marcar los goles decisivos en la Copa del Rey y la Champions, últimos títulos importantes conquistados por el club hasta la fecha, pocos parecen agradecérselo.

Es curioso esto de la memoria selectiva, porque está muy mal pitar a quien nos dio mucho hace cuatro años pero lleva ese mismo tiempo sin rendir, y bien pitar al que nos lo está dando en la actualidad. Porque el bueno de Bale ganó Copa y Champions al final de la temporada 2013-2014 y al inicio de la 2014-2015 estaba ya siendo abucheado por su público tras la campañita veraniega de As y Marca.

Rememoro artículos de mi amigo y editor de esta excepcional web que nos acoge, Jesús Bengoechea, magníficos artículos que aún recuerdo, abochornado y enfadado por el trato del Bernabéu a Bale. Recuerdo muchos artículos míos también en esa misma onda…

Isco, como todo jugador madridista, se merece todos los aplausos que la grada guste dispensarle. El problema es que el malagueño está siendo utilizado con el beneplácito de la parroquia blanca por la prensa antimadridista. Sin verle siquiera jugar, sin conocerle, ya oíamos los “Isco, Isco”, convirtiéndose en un jugador ajeno a críticas desde antes de llegar y jugase como jugase. Cosa que me parece estupenda, pero si es aplicada a todos mientras están en el campo. Isco no es ni de lejos tan determinante como Bale y ha jugado partidos mediocres, muy mediocres, pero la grada ha mirado para otro lado. Bien está, pero hágase con todos.

Este buen criterio sería elogiable si no fuera porque escenifica la aterradora influencia de la prensa en esa parte de la afición del Bernabéu, que aplaude a quien manda Relaño y pita a quien ordenan los Manolos… La afición “más sabia y exigente del mundo” se cree independiente, cuando no es más que un arma que la prensa usa contra el Madrid.

Y esto se demuestra cuando escuchas los pitos a jugadores que lo han demostrado todo durante años, que sí son determinantes, pero no caen bien a los medios porque no son españoles, no conceden entrevistas o apoyan al entrenador equivocado…

El mejor ejemplo de esto, la prueba del algodón de que la prensa se sabe dominadora de las actitudes de la grada, lo vimos con Casillas y los pitos que otro sector de la grada le dedicó. Por arte de magia, el público soberano se convirtió en descerebrado, injusto, radical, mourinhizado… Se puede pitar a todos, menos a los que ellos digan. ¿Coentrão? Fumador: bien pitado. ¿Guti? Mingrafría y vago: bien pitado. ¿Zidane? Aquí se ha pitado a todos: bien pitado… ¿Casillas? El público es un desagradecido… ¡Con lo que nos ha dado! Sólo esos pitos fueron cuestionados, cuando no ocultados, por los medios. Los que iban contra sus directrices…

Como algunos sabréis, no he podido ser más crítico con Casillas, pero cuestioné y censuré los pitos a su persona durante los partidos por el absurdo perjuicio que suponía para el equipo. Dejaba mis discrepancias atrás porque cuando saltaba al campo con esa camiseta era uno de los míos y quería que todo le fuera bien, sin renunciar a la crítica posterior, como es lógico. Creo que es fácil de entender.

No me gusta una afición que se traga todo, que se cree que con Milla se jugaba mejor que con Redondo, que sin Zidane jugábamos mejor, que Cristiano no vale porque sólo piensa en sí mismo, que Benzema no sirve para el Madrid porque sólo es el niño mimado del presidente, que James viene sólo para hace autopistas en Colombia… Todo cuanto inventan desde los medios para provocar incendios en el club.

El Real Madrid es su afición, pero parte de la del Bernabéu cree que el silbido es un acto de amor. A mí, particularmente, me cuesta entenderlo. ¿Qué es eso de animar? ¡Son los jugadores los que tienen que motivarnos a nosotros, que para eso pagamos!

Me pierdo cuando la afición pita a nuestros jugadores, en medio de un partido, para aplaudir a los jugadores contrarios acto seguido. ¿Eso es madridismo? ¡El fútbol es pasión! El madridista no es una deidad que debe estar por encima del bien y del mal, buscar una abstracta y falsa objetividad que siempre condena a su propio equipo. El madridista, como todo aficionado, como toda persona, es y debe ser subjetivo para apoyar, ayudar, defender y jalear a su equipo. Tan sencillo y, por lo que se ve, tan complicado…

Algunos prefieren pitar a Bale, que ha ganado la Copa y la Champions hace nada para nosotros, mientras aplauden a Sneijder en el mismo partido, en el trofeo Bernabéu, un jugador que tuvo una vida nocturna bastante activa y poco profesional mientras estuvo aquí… Y no sólo Sneijder… Llorente, un proculé; Silva, por si fichaba: Pirlo, porque es muy bueno; Ronaldinho, por marcarnos todos los goles que pudo en el Bernabéu... No me pregunten, “mí, no entender…”. En serio, la afición del Bernabéu deja a Thomas Pynchon en autor naturalista…

No discuto que esté muy bien hacer determinados homenajes a gente muy concreta en ocasiones muy determinadas, pero en una afición que pita a los suyos con orgullo y alevosía resulta ridículo y sonrojante. Sobre todo cuando no son muy exigentes a la hora de la ovación al rival. Porque sí, el Bernabéu siente orgullo de pitar a los suyos, poniendo como argumento que “aquí se ha pitado a Di Stéfano”, como si eso fuera positivo y ayudara en algo durante el partido…

Entender mal la exigencia es otro de los grandes lastres con los que carga este club.

Señores míos, nunca cuestionaré los hobbies y aficiones ajenas. Que cada uno se entretenga con lo que crea oportuno, y si ustedes tienen en la ingesta indiscriminada de pipas y en practicar el bello arte del silbido sus aficiones de cabecera, practíquenlas sin complejos. Pero hagan lo primero en su casa y lo segundo tras el partido. Sería lo ideal para todos.

Jorge Garcia Vela
Definirme es limitarme, y yo no tengo límites. Tuiteramente conocido como @mrsambo92, escribo también sobre cine y música en cinemelodic.blogspot.com

2 comentarios en: Con amigos así...

  1. Entiendo perfectamente lo que escribes,en mi país,México,hay un equipo que se llama América,pasa lo mismo que con el Madrid,toda la prensa deportiva le critica,pero más específicamente quería hablar de un partido del torneo pasado en el estadio Azteca,jugaba el equipo donde estaba Ronaldinho,el Querétaro,estadio lleno,100 000 espectadores,el América iba perdiendo 0-2,entra al minuto 70 Ronaldinho,80 000 espectadores "americanistas" aplauden,yo pienso,"bueno, es Ronaldinho,una leyenda del fútbol mundial y es alguien que cae bien a todos porque no es un macarra",minuto 85,mete el 0-3, y los "aficionados americanistas" no aplaudieron como los pagafantas de los bigotes, fueron más allá, gritaron el gol como si hubiese sido de su equipo,yo abochornado salí del estadio despues de ese gol,ya afuera escucho otro grito de gol mayoritario,yo le dije en broma al que iba conmigo "habrá vuelto a anotar Ronaldinho", pensando que era gol del América, despues veo que en efecto,había anotado el 0-4 Ronaldinho,así que como verás, el Madrid no es el único equipo que tiene una afición de subnormales.

    Por otra parte,estoy de acuerdo en eso de que el apoyo de la afición es primero del campo a la grada,el que sea al revés siempre me ha parecido de equipo mediano,de esos que "aunque ganen", tendrán estadio lleno y el apoyo de la afición,cosa que en mi opinion, fomenta la mediocridad, en lo que estoy en desacuerdo es en aplaudir jugadores contrarios durante el partido,aplaudir a un jugador que le anota a tu equipo, o peor aún, gritar los goles del equipo contrario,aunque el jugador sea una leyenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Mi Madrid Favorito ⚽️ | Capítulo 3⃣: El @realmadrid de Mourinho✍️ por @atorresrubio

Una entrega de #MiMadridFavorito que, sin duda, desprende mourinhismo en cada frase
👇
https://www.lagalerna.com/real-madrid-de-mourinho/

Rodrygo y Vinicius son dos talentos diferentes con potencial para triunfar en el Real Madrid. @Marcelino_AdE analiza la peculiaridad de ambos jugadores y sus expectativas de futuro.

✍️Rayo y Trueno

https://www.lagalerna.com/rodrygo-goes-vinicius-junior-rayo-trueno/

#JóvenesPromesas |➡️ "Los chicos de Florentino"

Capítulo 4⃣: Jóvenes promesas en la posición de delantero.

📌
Erling Haaland
📌
Richarlison
📌
Fedor Chalov
📌
Donyell Malen

Y muchos más 📝

✍️🏻Delanteros jóvenes para el Real Madrid por
@AlistairHisoka

https://www.lagalerna.com/delanteros-jovenes-real-madrid/

#JóvenesPromesas |➡️ "Los chicos de Florentino"

🧠Capítulo 3⃣: Jóvenes promesas en la posición de centrocampista.

📌Tielemans
📌Allister
📌Mount
📌Golovin
📌Camavinga

Y muchos más 📝

✍️🏻Centrocampistas jóvenes para el Real Madrid por
@AlistairHisoka

https://www.lagalerna.com/centrocampistas-jovenes-para-el-real-madrid/

🔜 Continuación de la serie "Los chicos de Florentino".

🛡️ Vamos con el capítulo 2⃣: Jóvenes promesas en la posición de central.

📝Excelente análisis de @Loic_Badiashile o @leoobalerdi5

✍️🏻Centrales jóvenes para el Real Madrid por
@AlistairHisoka

https://www.lagalerna.com/centrales-jovenes-real-madrid/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram