Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Adulterados

Escrito por: La Galerna15 diciembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Sí, se ha quedado la tarde para un partido grande que podría darle al Madrid el liderato. Sí, visitar Mestalla siempre suena a ocasión propicia para que el Madrid afirme su intención de ganar la Liga y para que el Valencia afirme su intención de ganar al Madrid. Sí, pese a que Zidane pretenda impedirlo (y bien que hace), vemos difícil no estar mirando de reojo al Clásico del miércoles, y más cuando la tendencia del equipo arroja datos ilusionantes.

Pero seamos serios. ¿Quién quiere ganar en el Camp Nou, en Mestalla, en Butarque o en la Nueva Condomina cuando la Liga está adulterada? ¿Qué clase de inmoralidad sería pretender salir campeón de semejante lodazal dirigido desde las altas esferas florentinescas, avezadas ya también en el uso del Photshop, el Dreamweaver o lo que quiera que sea que funcione como sistema operativo del VAR, ese invento patentado en el palco del Bernabéu? Ya lo dicen nuestros amics de la prensa culé, siempre mesurados en sus críticas, siempre objetivos en sus informaciones y siempre dispuestos a generar virtud allá donde su pluma se pose. Nunca ha sido de dramatizar el entorno culé, nunca de quejarse fácilmente, nunca de dejar de reconocer las pocas derrotas que este mundo injusto, vil, rencoroso y reaccionario ha planeado para el Barça, faro de Occidente. Pero es que lo de ayer clama al cielo. Lo de ayer es la prueba definitiva de que ens roban. Lo de ayer pasará a los anales. Lo de ayer deja a Obrevo y Aytekin en dúo cómico. Lo de ayer será estudiado por los niños del mundo como máximo oprobio.

Que no cuenten con nosotros para querer ganar esta Liga. Ya ven que sería "VARgonzoso", ya ven que es un clamor (tot el camp es un clam), ya ven que Bartomeu va a enviar una carta a Rubiales, ya ven que Valverde, De Jong y Busquets tal y cual, ya ven que la ONU, Greta Thunberg, Noam Chomsky, Bruce Springsteen y Bono han alzado su voz ante "el clásico robo", ya ven que los chicles ya no saben a nada, que a Carlos Boyero ya no le gusta el cine, que se ha muerto la madre de Bambi, que la abuela fuma, que la Aurora no sabe dónde coño (de la Bernarda) ha puesto su rosario... En fin, lo que viene siendo un sindiós del que no queremos participar.

Así que por nuestra parte, cedemos el empeño de ganar esta Liga al Malakito de Memphis, al Sevilla o a la Ponferradina si es preciso. O mejor, se lo cedemos al Barça. Que ganen todas las Ligas, que dejen de pitarle penaltis, que no le expulsen a ningún jugador, más o menos como se ha venido haciendo últimamente y, claro, ya se sabe que el humano es un animal de costumbres y ahora suena a plaga bíblica en forma de conspiración centralista un posible penalti no pitado en Anoeta.

Que vuelvan las aguas a su cauce, que Xavi Hernández nos señale el camino de la democracia, que Luis Suárez lidere una campaña por el juego limpio, que Piqué caiga bien no sólo en Anoeta, sino a todo el mundo, que en el Periódico de Cataluña profundicen en prácticas periodísticas tan virtuosas como la que vierte aquí un tal Antonio Bigatà, a quien seguramente no hemos entendido en absoluto, dada la extrema elegancia de su prosa fina. Es seguro que nuestro más firme rechazo a textos tan infames es fruto de la misma adulteración de la competición liguera. Es seguro que nuestro madridismo nos nubla el buen juicio. Es seguro que el periodista (?) citado, como todo gran genio, no sabe lo que ha hecho del todo. Es seguro que un niño borracho tampoco lo sabría. Ni un mono con dos pistolas.