Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Abismo o catarsis

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Abismo o catarsis

Escrito por: La Galerna25 enero, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Real Madrid es ilusión. La ilusión de aquel que se lanza a la aventura y mete a los niños en coche o metro para acercarse al coliseo blanco un frío miércoles de enero en plena noche. Es la ilusión del niño al que al día siguiente se le pegarán las pestañas en clase por haber trasnochado en el Bernabéu. Ilusión también la del mileurista que después de romperse el lomo en la oficina ansía disfrutar en el salón de su casa de un ratito de paz mientras sus once millonarios favoritos dan patadas a un balón. Ilusión que comparte con el chaval de la grada que se desgañita animando entre llanto, música de viento y crujir de pipas. Ilusión la del muchacho cuya novia se enfada al ver postergada su cena romántica por un partido de Copa. Ilusión la del chino madridista que lo primero que hizo hoy al levantarse fue mirar en su Iphone X el resultado del Campeón de Europa. Ilusión, ilusión, ilusión….

Todo el madridismo comparte esta ilusión; señoriales, piperos, mourinhistas, casillistas, forofos, hinchas, toreros, intelectuales y descerebrados. A estas alturas de la película (de terror), el equipo oscila entre la falta de entendederas y la mofa directa del aficionado ilusionado. En el mejor de los casos padece de amnesia. La falta de memoria de una gloria recentísima y, sobre todo, el descuidado olvido de la ilusión del madridismo.

Porque, insistimos amigos galernautas, el Real Madrid es ilusión en estado puro. También entre nuestros adversarios. Sean colosos europeos o simpáticos vecinos,  no existe mayor hazaña que doblegar al Doce Veces Campeón de Europa. Y sobre el césped siguen sin enterarse. Siguen sin comprender que hoy el madridista acudirá al trabajo como Don Ramón Álvarez de Mon a la tertulia de Radio Marca con puñales traperos acechando en cada esquina.

No lo pillan. No lo captan. El Antimadridismo es Legión. Y es el propio Real Madrid quien le provee de la munición necesaria para ser fusilados al amanecer. Hoy desde luego nos merecemos (o no) fumar ese último pitillo reseco, atados a un mástil, ante un pelotón.

Llegados a este punto sólo nos queda la catarsis o el abismo. Porque decir adiós a todo en febrero es un precipicio capaz de engullir lebrijanos, portugueses especiales, Marqueses y Divinos Calvos. C´est la vie.

Dicho esto no vamos a dejar pasar la oportunidad de repartir algún sopapo a la prensa. Dice nuestro psiquiatra que es terapéutico y que en situaciones como ésta una pastilla de PortanalisisGalernipiredol 6000 por la mañana alivia el dolor. Veremos.

Bochorno y penoso son los adjetivos escogidos por Marca para ilustrar el esperpento de anoche. Sea. No nos gusta pero qué le vamos a hacer dadas las circunstancias.

Lo que resulta tan esperpéntico como el partido que brindamos anoche es el titular escogido por Relaño que camina hacia la jubilación como un viejo loco con pulsera de todo incluido en Marina D´Or. Un titular –que no reproduciremos aquí por aquello del madridismo y la sintaxis- que equipara el añejo buen periodismo deportivo de As (pero muy añejo) con la poetisa y cantautora Leticia Sabater y su infumable bodrio veraniego.

En el País de Puigdemont la fiesta es completa. Aunque tampoco verán mucha diferencia en cuanto a entusiasmo respecto de los diarios de la meseta. Es más, MD comparte incluso lo del “pepinazo” del AS en una muestra inequívoca del amor por las cucurbitáceas. Ya sabemos todos el uso primordial que tanto la Ouija como los del selfie de CR le darían a un pepino. La lástima es que el Madrid, solito, sin ayuda de nadie esta vez, se haya bajado los pantalones y adoptado la posición idónea para la caída no ya de Roma, como dijera el inolvidable Chiquito, sino de todo el Imperio Romano, mucho menos trascendente que el madridista y con menos capacidad también (tómese nota de ello) para renacer de sus cenizas. Esa ilusión nos queda.

Lo del “Pepinazo” está en todo caso muy visto. Y lo de “Coupazo”, en fin, señores de MD, ¿no pretenderán que les den el Sillón Ñ de la Academia por esto, verdad?

Volviendo a la ilusión que genera el Real Madrid, deténganse en la primera plana de Sport. Vean. El Barça de los prodigios queda relegado a breve en la azotea de la portada.

Eso sólo somos capaces de hacerlo nosotros.

Como sólo nosotros somos capaces de sobrevivir en el filo del acantilado de la agonía para alzarnos con otra Copa de Europa.

Y es que no queda otra.

Catarsis o abismo.