Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
4-1: Un Madrid femenino a ritmo de vértigo

4-1: Un Madrid femenino a ritmo de vértigo

Escrito por: F. Alcalá-Zamora2 febrero, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Madrid femenino enlaza su novena victoria consecutiva en liga

 

El Real Madrid femenino derrotó (4-1) a la Real Sociedad con goles de Rocío Gálvez, Esther González (2) y Athenea del Castillo. La victoria, novena consecutiva en lo que va de Liga F, permite al equipo de Alberto Toril mantener el ritmo de vértigo y arrebatar la segunda plaza de la clasificación al Levante UD.

 

En el imaginario colectivo madridista, enero suele ser el mes reservado para las crisis existenciales que más adelante terminan convertidas en visitas a la Cibeles. Y este comienzo de 2023, con un maratón de partidos de Liga y una Supercopa de España en el calendario del Real Madrid femenino, parecía un escenario idóneo para que las jugadoras blancas continuasen asimilando la ristra de tradiciones que envuelve al Real. También las negativas.

Sin embargo y por suerte, a un Madrid con apenas tres años de vida le pueden los impulsos aún puros del niño que baja al parque. El llanto dura poco y los golpes en las rodillas se olvidan en cuanto el juego invita a lanzar la siguiente carrera. El equipo de Alberto Toril podría haber tomado la senda del martirio tras la derrota frente al Barça en la Supercopa, trasladando el luto también a la liga, para que el aficionado pudiese decir aquello de «Si ya se veía venir…». Pero este grupo de futbolistas parece empeñado en aprovechar cada semana vistiendo el escudo del Real: no hay tiempo que perder.

Toril Real Sociedad

En un margen de siete días, Alavés, Athletic Club y Real Sociedad aparecían en el horizonte dispuestos a comprobar el grado de resistencia del equipo: un rival de la parte baja de la clasificación, otro de la media, y un tercero de la media-alta, en progresión, y de forma proporcional al reto propuesto fue respondiendo el Madrid. Primero ante el equipo vitoriano resolviendo la visita con contundencia (1-3), sin todas las titulares, y sin necesidad de llegar a meter una quinta marcha. Tres días después, ante el Athletic (2-1), con una demostración de superioridad durante sesenta minutos —con un gol fantástico trenzado entre Claudia Zornoza, Caroline Weir y Naomie Feller incluido—, seguida de media hora de supervivencia bajo el chaparrón bilbaíno. Y finalmente, de nuevo en el estadio Alfredo Di Stéfano, arrollando a la Real Sociedad (4-1) en una demostración de efectividad y madurez en la que el Real pareció querer subrayar sobre el césped la diferencia que separa a ambos equipos en la tabla.

El Real Madrid femenino arrolló a la Real Socedad en una demostracón de efectividad y madurez

La Real Sociedad, tan valiente como frágil este curso, salió a jugar de tú a tú con el Real Madrid, buscando el área y aceptando el intercambio fluido de posesión. Ahora ataco yo; en veinte segundos te dejo a ti. A las donostiarras, que venían de reservar a algunas de sus piezas clave —Alejandra Bernabé, Gemma Gili, Manuela Vanegas—, les dio igual ver frente a sí al engranaje más y mejor perfeccionado por Toril. No querían achantarse de inicio, pero dos acciones casi consecutivas actuaron como ducha de agua fría para el conjunto de Natalia Arroyo.

En un encontronazo fortuito en el centro del campo, la realista Bernabé chocó con Feller y la pareja de baile de la francesa acabó lesionada en la lona. Poco después, al encuentro del primer balón parado buscando el área de las visitantes acudió como un reloj Rocío Gálvez, y con la presteza de un jerarca blanco cabeceó a gol antes de volver a su sitio. En esa sucesión de acciones quedó definido el partido. La Real podía mover el balón, pero el Real aguardaba paciente como un veterano de guerra. Sus golpes siempre serían más fuertes.

Rocío Gálvez Real Sociedad

Con Claudia Zornoza y Sandie Toletti en la medular —su presencia abarca mucho más que las sombras que sus cuerpos proyectan— el resto del equipo juega con la libertad de quien tiene una red salvavidas bajo sus pies. El fútbol fluye en la base y, superado el círculo central, los ataques ganan en colmillo, pues Feller, Weir o Athenea pueden concentrarse en mirar hacia los palos. En ese estado de paz mental se llegó a la media hora de juego, y de un saque de banda brotó el 2-0. Sacó Olga Carmona, caracoleó Athenea antes de filtrar un balón en profundidad a Toletti, y en el costado del área por el que los interiores siempre hacen daño la francesa avanzó confiada antes de regalar el gol a una Esther González que esperaba donde debía.

El partido estaba tan en manos del Madrid que únicamente mediante errores en primera persona podría recuperar tensión. Esa es quizás una de las últimas lecciones que le queda por interiorizar a la plantilla de Alberto Toril, aunque como se demostró en el 39, están estudiando. A Athenea estuvo a punto de caérsele el cielo encima cuando quiso dar esquinazo a la presión adelantada rival tirando un regate y pudo regalar el 2-1. La bronca de Misa Rodríguez hizo que huyera lo más lejos posible, y en su espantada acabó siendo ella la encargada de robar un balón con veneno a Nerea Eizagirre para plantarse cara a cara con la portera Lete y poner el 3-0. La cántabra no pudo celebrar su gol; tuvo que contentarse con terminar de aceptar las reprimendas que todavía le llegaban desde mil direcciones diferentes.

Claudia Zornoza Real Sociedad

En cualquier caso, la actuación del Real Madrid confirmó que el equipo va en serio a por la segunda plaza: era y es dueño de su destino. Cuando a la vuelta del descanso Manuela Vanegas recortó distancias de cabeza en un córner —penúltimo tema aún no memorizado—, las blancas se reactivaron como un resorte y en siete minutos habían devuelto la calma al mar. Esther descargó un balón a banda, señaló la zona adelantada a la que debía llegarle de nuevo, y una solícita Athenea hizo lo que se le pedía. Su centro, un caramelo, lo mandó a la red la delantera andaluza y con el 4-1 terminó la batalla.

Pasan las jornadas, las semanas, y ya los meses, y la Liga F sigue siendo para este Real Madrid como un tobogán recién descubierto. Una y otra vez, cada partido, sube a tirarse como si fuese el primero. Todo son victorias desde el ya lejano 6 de noviembre y ni el enero de las crisis ha podido interponerse al impulso de juventud del Real Madrid femenino.

 

Fotografías: @realmadridfem

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El #portanálisis de hoy os trae grandes primicias respecto a Confecciones Canaletas SL, la filial estilo Barça Studios a través de la cual el FC Barcelona confeccionará su propia ropa deportiva.

👉👉👉 https://www.lagalerna.com/confecciones-canaletas/

Los idus del Madrid

Las conjuras del Bernabéu tienen en marzo cuatro fechas muy señaladas en la memoria madridista.

Vía @lagalerna_

👇👇👇

Como cada viernes, he aquí una nueva entrega del serial "Anatomía de un negreirato" de @Cuatroamiguetes.

La acción sigue transcurriendo en una sede judicial de Barcelona, aunque el capítulo de hoy huele ligeramente a gambas de Motril. Por lo que sea.

Artículo con contenido de información muy importante.

Tan extremadamente importante que los medios deportivos tradicionales no le han hecho ni puto caso.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram