Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
4-1: Las derrotas son para el verano

4-1: Las derrotas son para el verano

Escrito por: Jesús Bengoechea27 julio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

Habla Mario de las Heras de la sensación de estrenar al Madrid que es inherente a toda pretemporada, y eso que Mario no se ha levantado a las 5:30 AM por ver jugar a los de Zidane una madrugada de final de julio. Eso sí que es estrenar, Madrid y día por el mismo precio. Solo al descanso empezó a despuntar el alba y por entonces Madrid y City empataban a méritos y ocasiones de gol pese al buen marcaje al que fue sometido Modric, cuya gripe (el aire acondicionado causa estragos en la canícula) es pulmonía en el medio campo de los de Zidane. Compensaron en ese medio campo y en ese primer tiempo unos muy afinados Casemiro y sobre todo Isco. Ya en el minuto 7, tras una buena combinación con Bale, el malagueño había obligado a Emerson a realizar la primera gran parada de la noche. La segunda gran parada fue de Keylor a Agüero, a bocajarro, y sirvió para refrendar lo que se intuía: que esa primera mitad era del tico y que tanto el argentino como el brasileño Gabriel Jesús iban a mascullar alguna que otra maldición a los pies del gigante costarricense.


A los puntos, con todo, y a pesar de la meritoria presión ejercida por los de Pep, fue superior el Madrid en esa primera parte y a lomos de Isco, poco acompañado por sus compañeros croatas y escasamente auxiliado por la querencia de Bale y Karim para caer en el fuera de juego, bien (eso sí) tirado por la defensa inglesa. Pero ambos estuvieron inquietos y crearon peligro, especialmente el francés con un caño en el área en maniobra prodigiosa con reminiscencias calderonianas (nada que ver con D. Ramón y sí mucho con la penúltima vez que el Madrid se ha beneficiado al Atleti vía saloncito de Karim. Acabo de superar el máximo de citas a la genialidad de Mario de las Heras permitido por ley en una crónica).

En agudo contraste con el zafarrancho de cambios al descanso del estreno ante el United, y con la excepción de la entrada de Casilla por Keylor, Zidane mantuvo el once tras el descanso. Aumenta así la exigencia física en pretemporada del marsellés. En el minuto 6 se produjo una anomalía: al Madrid le metieron un gol a balón parado. Stones remató y Casilla detuvo meritoriamente pero no pudo impedir que Otamendi remachara. Respondió rápidamente Benzema filtrando un pase que Emerson abortó a pies de Casemiro. Un remate de Modric seguidamente se fue fuera y nos hizo constatar que este no iba a ser nuestro mejor amanecer.

Cundió a partir de ese momento un desconcierto de consideración a partir del cual Sterling amagó primero y dio después tras una buena combinación de los de Pep, que progresaron con excesiva facilidad por la derecha de su ataque. Quizá por el desgaste físico daba el Madrid excesivas facilidades defensivas y Zidane optó en consecuencia cambiando el equipo entero. En partido oficial no puede hacerse tal cosa pero el mes de julio es lo que tiene, que ves de una tacada debutar a Vallejo, Ceballos y Llorente junto al retorno al equipo de grandes meritorios como Theo, Achraf, Tejero o el ya casi no meritorio Asensio. De Bruyne casi confirma la goleada con una falta al palo pero Stones se encargaría de hacerlo acto seguido. Para entonces ya se había despertado mi hija y había salido el sol. La niña se frotaba los ojos mirando el marcador, aunque puede que no hubiera correlación alguna entre ambas cosas. (Si Mario de las Heras puede hablar de su hija en sus artículos no veo por qué no voy yo a hacer lo mismo de vez en cuando).

3-0 nos ganaba el City con tres citas de Mario de las Heras ya. La cosa era excesiva a la luz de los merecimientos de todos pero el fallo en el remate de Vallejo, a centro de Asensio y en posición de improvisado delantero, no iba a ayudar a paliar el descalabro veraniego, que se vería matizado en su crueldad por el tremebundo gol de Óscar en el último minuto.

Madrugar para ver al Madrid es un orgullo incluso aunque sea para ver a los de Pep celebrar un resultado de pretemporada como si fuera la revancha de la eliminación de hace dos temporadas en semifinales de Champions. No tiene la menor gracia este resultado pero convendría poner las cosas en perspectiva, suponiendo que tal cosa exista en el entorno del Madrid. "Crisis profunda y sin solución a 27 de julio ya" no, por favor. Las derrotas del Madrid, como las bicicletas, son para el verano.

 

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

9 comentarios en: 4-1: Las derrotas son para el verano

  1. Cuando uno se acuesta a las 22:00 con idea de levantarse a las 5:30 y poder ver al Real Madrid resulta más doloroso que nos goleen, si cabe. Más todavía si se trata del City del portavoz de esa nación oprimida.
    Lo único bueno es que es un partido de pretemporada.
    El sábado (domingo aquí) frente al Barcelona espero algo mejor.