Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
3-3: Aspirante virtual

3-3: Aspirante virtual

Escrito por: Jesús Bengoechea2 marzo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Lo agridulce es por definición menos agrio que lo agrio, pero empatar en casa contra Las Palmas no debe ser nunca, por definición, estropicio que dé lugar a matices gustativos susceptibles de acabar en autoindulgencia. Y ello a pesar de que el empate a la heroica, perdiendo 1-3 en el minuto 85 y con diez desde el 46, acarrea alguna dosis de familiar dulzura a la que como digo no conviene sucumbir. Lo ha dicho Marcelo: hay mucho que cambiar, y hacer cosas que por alguna razón no hacemos, como crípticamente ha dejado caer el brasileño. Si supiera a qué se refiere, lo contaría.

Empatar con Las Palmas (aquí y allí, cuidado) sabe mal aunque entre en juego la proverbial épica. Basta con ver las cosas desde la óptica que daba el partido antes del saque inicial, o incluso en el momento en que Isco definió a la perfección un gran servicio de Kovacic. En SkySports, a través de cuya retransmisión seguí el partido, la línea marcada indicó que la posición era correcta. No sé lo que habrá decretado la repetición en España. Probablemente penalti cometido por Isco. Hoy el Madrid, hay que decirlo, no ha empatado contra Las Palmas por Borbalán. Ha empatado contra Las Palmas porque arrastra problemas que han terminado entregando al Barça un liderato virtual, porque fue inferior a la escuadra insular y porque Bale se autoexpulsó en una acción que ya ha lamentado de forma pública. La roja es rigurosa, pero no es descabellada porque son dos acciones de amarilla seguidas.

No sabemos (este es también uno de los muchos arcanos que depara este encuentro) qué pudo pasar por la cabeza del más escrupuloso representante del fair play que yo conozco en el fútbol actual para reaccionar así. Pero el daño que le hizo a su equipo fue indudablemente inmenso. No es descabellado aventurar que el Madrid, aun entregado a un ejercicio de sesteo tradicional en los primeros tiempos de partidos de esta índole, habría terminado por ganar e incluso golear -pese al excelente juego de los canarios- de no haberse dado la infantil acción de Gareth.

También hemos empatado en casa contra Las Palmas porque nuestros delanteros se pasaron la vida en fuera de juego, a merced del fenomenal achique llevado a cabo por la defensa amarilla y mostrando cierta incapacidad para contrarrestarla. En una de esas ocasiones, que acabó en gol de Morata, el asistente se equivocó señalando antes offside de Cristiano, aunque en puridad quizá no quepa hablar de gol anulado. Cristiano, por cierto, alzó al equipo hasta la igualada, pese a las muy adversas circunstancias, materializando magistralmente el penalti del 2-3 y cabeceando académicamente un córner, pero su partido fue tan gris como el del resto de sus compañeros. Resultó muy loable la reacción final, pero hay que admitir que Las Palmas mereció este resultado, que para ellos es histórico, sobre todo porque lo logró sin que se cumpliera la ley del ex (estaba escrito en las estrellas que Jesé marcaría y no marcó, aunque gustó en su vuelta al Bernabéu).

El Barça es como decíamos líder virtual y el Madrid virtual aspirante al liderato. Si el equipo sabe recomponerse (hay tarea para Zidane), es un factor que psicológicamente puede incluso resultar positivo. En situaciones apretadas, al Madrid se le da siempre mejor perseguir que ser perseguido. Triste consuelo, se dirá con alguna razón, pero desde cuándo (y hoy se ha visto más que nunca) ha prevalecido la razón en la razón de ser de esta locura que es el Real Madrid.

ASÍ JUGARON:

-Keylor: Lo paró todo a partir del 1-3, pero es posible que no midiera bien su salida ante Boateng. 5.

-Carvajal: Subió incansable la banda pero anduvo justo de acierto. 6.

-Marcelo: Bastante desdibujado. 4.

-Sergio Ramos: Le señalaron un penalti riguroso, en lo que podría interpretarse como un acto reflejo, aunque también como un acto deliberado. 5.

-Nacho: Los rivales llegaron con facilidad al área y se fajó como pudo. 5.

-Kroos: Desconocido. Lleva varios partidos francamente mejorables. Si necesita descansar, hay dónde elegir. 4.

-Kovacic: De más a menos. No juega nunca del todo mal pero no termina de despegar. 5.

-Isco: Lo intentó en un centro del campo que se vio en general superado por el canario. Fue sustituido. 5.

-Bale: Flojo primer tiempo y desastroso inicio del segundo, con las consecuencias reseñadas. 4.

-Cristiano: Hizo poca cosa hasta que estalló en el tramo final. 5.

-Morata: Muy batallador, pero poco acertado y con tendencia a caer en el fuera de juego. 5.

-Lucas Vázquez: Sembró el peligro en el área rival tras su entrada. 6'5.

-James: Salió enchufado y sus buenos minutos contribuyeron a salvar un punto. 6'5.

-Benzema: En sus 20 minutos se las apañó para fallar un gol cantado que encrespó al público. 4.

 

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea