Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Baloncesto
101-72: Esta vez le tocaba a Carroll