Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Una serie de comentarios chocantes sobre Bale y Cerezo

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Una serie de comentarios chocantes sobre Bale y Cerezo

Escrito por: La Galerna11 noviembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Gareth Bale se ha vuelto a lesionar y a nosotros lo que se nos ocurre al respecto es hacer un comentario que sin duda va a estar completamente fuera de lugar. No pretendemos escandalizar a nadie emitiendo mensajes estrafalarios. No es nuestra intención herir la sensibilidad con consignas chocantes de puro inusual, frases que en buena lógica podrían ser consideradas como inapropiadas. Mensajes como el que nos disponemos a proyectar no cunden ni en las redes sociales ni mucho menos en los medios de comunicación deportivos tradicionales, de ahí nuestro temor a romper moldes de un modo que acaso no todos los paladares estén preparados para encajar de buen grado.

Pero vamos allá.

Nuestro mensaje sobre (para) Gareth Bale es el siguiente. Si es fuerte, lo sentimos. Si es bizarro (la gente usa esta palabra en mala traducción del inglés), también. ¿Estáis preparados?

Nuestro mensaje es el siguiente.

Ánimo, Gareth. Tienes que estar hecho mierda. Te mandamos un abrazo que ojalá pueda reconfortarte mínimamente en medio de tanta adversidad. Sentimos lo que te está pasando de un modo egoísta, porque apreciamos tu don único para jugar al fútbol y nos duele vernos privados de tu inestimable colaboración al equipo, pero sobre todo lo sentimos por ti. Porque eres un deportista ejemplar y un hombre grande. Eres (y volverás a ser) el del gol impensable en Mestalla; el del gol de la Décima en Lisboa; el del penalti cojo en Milán, tras un partido homérico por tu parte; el que lideró al equipo hasta casi lograr una Liga donde llegamos a estar trece puntos por debajo del Barça y el que hizo lo propio en el comienzo de la Liga pasada hasta que se lesionó; el de los goles en Supercopas y Mundiales. Eres (y en esto no te van a frenar las lesiones, porque las lesiones no frenan el alma) el compañero ejemplar que más o menos se autodescartó (¿qué otro futbolista ha hecho eso?) para la Final en tu casa, en Cardiff, admitiendo públicamente que en ese momento habría sido improcedente que le hubieras quitado la titularidad a isco (quien por cierto se ha decantado, en la eventualidad de tu nueva lesión, por un mensaje de apoyo -¡de apoyo, qué cosas!- parecido a este). Eres un fenómeno y te vas a poner bien. Vamos. Chi yw'r gorau.

Esta es la portada de Marca, y sobre ella vamos a hacer también algunos comentarios de los que no se leen, de los que no proliferan y hasta nos tememos que sean ilegales. Si la acción de la justicia cae sobre nosotros lo asumiremos con todas las consecuencias, pues ha de estar preparado a arrostrar los innumerables peligros de la mar quien a ella se lanza con audacia, sin reparar en la bravura de los elementos.

Sobre Enrique Cerezo vamos a decir un par de cosas que casi ningún medio dice, o mejor, vamos a hacerle unas cuantas preguntas de las que nadie, absolutamente nadie le formula, ni ahora ni antes y mucho nos tememos que tampoco en el futuro.

Sí. Esta es la entrevista que nosotros le haríamos a Enrique Cerezo. No se parece mucho a la de Marca.

Son preguntas que van a epatar, de nuevo, por su carácter inusual, su escasísima presencia en tertulias radiofónicas y (a las pruebas nos remitimos hoy con Marca) las portadas de los diarios deportivos.

Vamos allá.

Enrique Cerezo, te han grabado (y tus palabras las tiene el juez) medrando para garantizar por todos los medios la permanencia del sátrapa que ha regido los destinos del fútbol español durante 30 años. Nuestra pregunta es muy simple: ¿por qué lo hiciste? ¿Qué interés tenías -¿tienes?- en la continuidad de Villar? Y en otro orden de cosas, ¿qué pasó con aquel át(let)ico? ¿Cómo se vive con una condena (prescrita, pero condena) por apropiación indebida del club de fútbol al que representas? Dices que Simeone es intocable, en lo que coincides con Richard Dees, pero ¿no habrá alguien más intocable todavía? ¿No serás por ventura tú mismo, Enrique Cerezo, el hombre sobre el cual es imposible escuchar o leer el menor criticismo en la prensa deportiva que padecemos? ¿No serás tú el intocable? ¿Cómo se mueven así de bien los hilos, Enrique Cerezo, cuál es el secreto?

Por hoy, pensamos que es suficiente. Es posible que vuestras mentes no estén preparadas para leer más cosas que nunca se leen.

Os dejamos las dos portadas deportivas catalanas porque querréis verlas.

Que paséis un buen día.