Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Sergio Ramos se casa y Leo Messi no se reconcilia

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Sergio Ramos se casa y Leo Messi no se reconcilia

Escrito por: La Galerna16 junio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Ayer se dieron el "Sí, quiero" Sergio Ramos y Pilar Rubio en un bodorrio que casi parecía de la realeza. Había muchísima gente en el evento. Más que muchísima. Muchísima más que más, que diría aquel monólogo de Hovik. Sólo faltaba Javier Mascherano haciendo penaltis o Undiano Mallenco expulsando jugadores del Real Madrid. Muchos futbolistas merengues se dejaron ver por Sevilla. Guapos todos y todas, aunque ninguno como David Beckham. ¿Qué desayuna ese hombre? No es que se conserve como el buen vino, es que está mejor y más joven ahora que cuando jugaba. Que alguien le dé ficha del primer equipo, por favor. Y a Fernando Hierro, con sus hechuras de central intactas pese al paso de los años. Ay, qué nostalgia. No vamos a profundizar mucho más en la boda. Para eso tenemos la crónica de Mario de las Heras, que se coló entre Cristóbal Soria y Pablo Motos para traernos un texto maravilloso.

Mientras Sergio Ramos daba el "Sí, quiero", Leo Messi, a muchos kilómetros de allí, confirmaba que lo suyo con Argentina sigue de capa caída. No hay reconciliación a la vista. Al menos tiene el escudo de la prensa cataculé, que siempre que pierde la albiceleste se pone a hacer malabares para que el futbolista del Barcelona salga indemne. Cada vez les cuesta más, todo hay que decirlo. Son tantas derrotas ya que no hay verbo ni poema capaz de salvar a Messi. En Argentina, de hecho, la crítica es feroz, a la altura de la envergadura del futbolista.

La cuestión es que Argentina cayó 2-0 ante Colombia en un partido en el que brilló James Rodríguez, naufragó Messi y nadie en la albiceleste estuvo a la altura de las circunstancias. "Messi estaba crecido y asumía el liderazgo. Tanto, que Cuadrado debió entrarle una manera muy fea", escribe Gabriel Sans en 'Mundo Deportivo'. Y hasta ahí lo más destacado de Leo. Asumió liderazgo, recibió una dura entrada y se acabó todo. No volvió a aparecer.

Sea como fuere, Argentina tiene todavía tiempo para arreglar el desastre. Dicen en los medios cataculés que Scaloni debe corregir muchas cosas, aunque en ningún sitio apuntan que quizá Messi sea el que, por galones y nivel, tenga que dar un paso hacia delante.

Hablando de pasos, el Real Madrid de Baloncesto dio uno importantísimo al imponerse al Barcelona en el primer partido de la final de la Liga Endesa. El equipo de Pablo Laso empezó arrollando y terminó mandando con puño de hierro. Lo cuenta mejor que nadie Joe Llorente en la crónica del encuentro. Que pasen ustedes un domingo estupendo.