Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Salvad al soldado Juanfran

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Salvad al soldado Juanfran

Escrito por: La Galerna19 octubre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Carajal en azerbayano se dice Qarabag. Suena toque de corneta. El Cuerno del Abismo de Helm vuelve a retumbar para unir a la Tierra Media contra las huestes de orcos lideradas por un tal Saruman, curiosamente apodado El Blanco.

El caso es que ayer, en horario infantil, el Atlético de Madrid protagonizó un bodrio futbolístico en la lejana y exótica Tierra de fuego que no hace tanto tiempo lucía como publicidad en su camiseta a cambio de algún petrorublo caucásico. Pero recuerden, ya lo saben, el Atleti sólo es rico para dárselo a los pobres. Y pobre, pobrísima, fue ayer su actuación en la Liga de Campeones, competición de la que ahora es un asiduo sobrevenido.

Porque aunque el diario de todos, el de la equidistancia, el periódico del deporte, el de la virtud del justo medio, se afane hoy en su primera plana por implorar que nadie se rinda a la ribera del Manzanares y las faldas del Wanda (Panda) en un bosque de bambú, aquí no podrán convencernos del pedigrí europeo de un Atleti que no es sino un nuevo rico aupado a la élite del fútbol europeo. Como el City pero sin tantos millones. (Nota: ironías aparte, nos sumamos al rosa de Marca en la lucha contra el cáncer de mama. Excelente iniciativa).

Por tanto, a pesar del Cholo, el minuto 93 y el palo de Juanfran, lo cierto es que donde el Atlético de Madrid se mueve como pez en el agua es jugando finales europeas contra el Fulham y el Athletic de Bilbao. Esas si las gana y camino de ello marcha esta temporada.

Eso sí lo podemos entender.

De la Champions estuvo ausente unos cuantos años en los que la responsabilidad de hacer el ridículo en Europa la delegó en el Valencia o recientemente en el Sevilla, capaz de viajar a Moscú por estas invernales fechas y volver calentito a Andalucía. La solidaridad para con el equipo del pueblo es tal que hasta la prensa deportiva catalana informa del desastre en sus primeras planas, bajo el sobaco y los genitales de Messi respectivamente.

Sólo imaginen por un instante, el vómito de bilis vertido si hubiera sido el Real Madrid quien hubiera vuelto de Azerbayán sin goles y con la clasificación en franco entredicho (¡Ooop! ¡Noooo! Hemos dicho franco y Real Madrid en la misma frase!)

Al que descubrimos sus aviesas intenciones con una sola mirada es a Freddy cuya obsesión por FloPer le lleva a trasladar a portada una entrevista-salazón al presidente blanco que a esta hora debe superar las 24 horas de publicación en El Español. Aún resuenan en mi cabeza aquellas palabras de aquel viejo profesor de periodismo en la facultad de ciencias de la información que calificaba como “basura” al periódico de ayer. Se ve que aquel día, Relaño estaba de botellón y/o fumando canutos en el Paraninfo.

Donde siguen de viaje psicodélico es en la Barcelona de Bartomeu y Puigdemont donde los mártires de la revoluçio brotan como calçots en la masía.

Así, mientras Sant Pep Guardiola de Sampedor, dedica la victoria del Manchester City a los “Jordis”, encarcelados por lanzar a una turba de independentistas contra las fuerzas del orden, la prensa informa que el Barcelona evitó la entrada al Camp Nou de una gran pancarta que solicitaba su puesta en libertad. Barça Botifler pensará algún adalid del pensamiento único.

No obstante ya sabemos hasta dónde llega el compromis del Barcelona con el procés.

Hasta donde diga Messi. Que sabe al menos tanto catalán como Bale español y que no está dispuesto a tolerar que le recorten puntos a su equipo por cuestiones políticas que ya sabemos, lo dice el culerío, no conviene mezclar con el deporte.

Messi sabe tanto catalán como bale español

Como tontos no son, saben que un par de Jordis gigantes en el Camp Nou equivale a mayúsculo cabreo de la UEFA, a la que le molestan hasta las camisetas solidarias con afectados por terremotos. Así son unos y otros.

En Matrix la prensa deportiva catalana sigue a lo suyo y eleva a los altares de la gesta, la hazaña y la proeza una victoria en casa contra el añejo Olympiakos del Piero, aquel viejo conocido heleno del madridismo, que cuando viene al Bernabéu es vilipendiado cual excursión del Imserso.

Los juglares catalanes lanzan una oda por el triunfo mientras olvidan una efeméride para la historia del fútbol mundial. Piqué fue expulsado –Freedom for Piqué- por tratar de marcar con la mano en un nuevo ejercicio de valors de los buenos.

Desde tiempos inmemoriales no veíamos ver jugar al Barcelona con diez jugadores. No se pitó anoche no obstante ningún penalti a Mascherano.

Mañana se cumplen cinco años desde que se le señalara la última pena máxima al Jefecito en Liga.

Pero no todos los días son fiesta.