Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Sergio Ramos, el artista y la bestia

Sergio Ramos, el artista y la bestia

Escrito por: Mario De Las Heras25 junio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

¿Alguna vez han soñado con tener veinte años y una cabeza de cuarenta? Pues Sergio Ramos está a punto de conseguirlo. Yo lo vi anoche tras su gol de falta, compendio de la apoteosis ramosiana. Si el ramosianismo, como el milenarismo (entiéndase ramosianismo como doctrina o creencia de los ramosianos), ya había llegado con creces, este verano extraño de 2020 ha alcanzado su esplendor.

Que Sergio Ramos es un portento físico y técnico es un aspecto que se me olvida, sobre todo viéndolo tarde tras tarde “cortar y despejar” balones. Todos esos cabezazos que siguieron al gran cabezazo de Lisboa ya nos mostraron al mito, pero había más. Quién lo hubiera dicho. Aquello no era el culmen sino el principio del culmen ramosiano. Yo mismo no hubiera dicho nunca que en el de Camas había un artista y lo hay.

Y es un arte muy picassiano porque él lo observa todo, curioso y aplicado, a su alrededor, y se empapa de ello y lo asimila con la facilidad de un niño y luego lo expresa con su enorme talento. Y parece que acaba de empezar. Después de la pandemia hemos visto a un Ramos cristianizado. Ya lo habíamos visto beckhamizado, ahierrado, raulizado o casillizado.

Ahora Sergio sabe que puede jugar hasta los cuarenta con su cuerpo de veinte y su sangre infantil y todas las inspiraciones de su carrera juntas dando vueltas en su caletre y en el lienzo que pinta cada partido mientras nosotros lo vemos. No hay más que verle por fuera para saber que ahí dentro hay una musa constante que lo cambia hasta de piel, como si también fuera una serpiente.

Da la impresión de que Sergio Ramos puede ser lo que quiera. Los penaltis, el gol de llegador del otro día (habiéndose recorrido todo el campo previamente, para luego regresar por el mismo camino sin variar el ritmo, casi aumentándolo). Su preponderancia, su jefatura. Uno lo ve correr y parece un ciervo joven, más joven que cuando llegó sabiendo que acabaría siendo lo que es.

Ramos es de esos jugadores que saben lo que son y serán desde niños, como Cristiano, como Vinícius o como Take Kubo. Ayer vi a estos dos últimos con la emoción de un amanecer; al primero como un alba completa en un sol blanco y esplendoroso que nos despertó con los ojos muy abiertos; al segundo en el cosquilleo (de sol naciente) de que lo anterior volverá a suceder con esos mimbres, con esas pinceladas firmes de genio seguro de serlo.

Así era Sergio Ramos y hoy, quince años después, héroe y leyenda, campeón de campeones, él es mejor. Y quizá el mejor. Decía al principio que lo acabé de ver ayer tras su gol de falta, y no como si lo acabara de descubrir de repente, sino como si lo hubiese estado viendo durante todos estos años y todas esas maravillas hubieran explotado en una onda expansiva de colores, como si él fuera un arco iris, una piedra preciosa rodante, incluso.

Todo lo que quiera Sergio Ramos ser, lo puede ser. En la fotografía que encabeza este artículo, con la que también hemos amanecido los galernautas, yo lo he visto pintado. Esa figura, ese escorzo, ese hombre hermosamente retorcido impulsó un balón que despegó del suelo y voló precisamente al ras de la cordillera de las cabezas mallorquinistas para aterrizar precisamente en la escuadra de los sueños.

Ese disparo estaba en su mirada previa. Esos ojos ardían mientras pasaba la película del lanzamiento una y otra vez, vívida. Sergio lo había visto, como si pudiera verlo todo. Beckham y Zidane y Cristiano envueltos en Sergio Ramos. La escritura de Norman Mailer con todos los cuentos de Fitzgerald y de Hemingway y de Steinbeck filtrándose a través de la pluma, ¡del pie!, de un iluminado.

Y esos ojos eran como los de Benjamin Button, casi con toda una vida al revés por delante. Fue una iluminación, un destello. Así veo yo a Ramos ahora, en destellos, como si fuese explotando en pequeñas y brillantes explosiones todo lo aprehendido que expresa a través del talento, como a muletazos talavanteros. Del talento y de la furia, de la fuerza, del poderío absoluto que desprende la figura del capitán del Real Madrid. Tan criticado, tan alabado.

Todo eso, todo ese ruido, toda esa vida trepidante e incomprensible y sonora, era para llegar hasta aquí sosteniendo toda su carrera sobre la punta de sus zapatillas de ballet: el pelo pegado de bailarina, cruzando pantorrilla sobre pantorrilla, ladeando el empeine hasta su límite y haciendo contrapeso con el brazo extendido ante la mirada aterrada de la barrera humana que contempla la gran y letal belleza que quizá no acabe de derramarse nunca.

 

Fotografías Getty Images.

Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

6 comentarios en: Sergio Ramos, el artista y la bestia

  1. Mario, me parece que te has pasado un poquito en las alabanzas, jajaja.

    No está en mal momento, pero también es muy "posturitas", exhibicionista, y sobrado. A mí, personalmente me gustan más los humildes, como Modric. Tampoco es el más dotado con la palabra en cuanto a las declaraciones pre y pos partido. Mete mucho la pata.
    Al Madrid le beneficia, está claro, pero no sé por qué me da que es de los que sube el nivel de trascendencia cuando están próximas sus renovaciones. Espero que Florentino por ser Ramos, no haga el canelo, y le ofrezca renovación año a año, como ha hecho con cada jugador a partir de los 30 años. Y desde luego, sin subirle el sueldo, que luego en los meses de sus famosas ramadas, también nos arrepentimos.

  2. Queremos a SR4, pero como dice el anterior comentarista, parece un panegírico un tanto exagerado. Sería todavía mejor si, junto al resto de compañeros (no solamente él) dejara de tener esas lagunas mentales (también llamadas "carajas") que nos cuestan partidos como el del Villamarín, el que, árbitros y The Tinglao aparte (con eso hay que contar, desgraciadamente se ha convertido en un factor ambiental más), es el que puede que nos cueste el título este año.

  3. En una "hagiografía" de nuestro "ilustrado" capitán sacar a colación a Fitzgerald, Hemingway y Steinbeck me parece un poco atrevido.

  4. En cuestiones de dinero, el aficionado no tiene mucho que hacer en relación a lo que deciden los profesionales del club. Opinar y elucubrar todo lo que queramos ... Sergio Ramos , incluidos sus puntos débiles y sus errores -especialmente fuera de los terrenos de juego- , no hay duda que ha aportado al club extraordinariamente. Es talentoso , valiente y ha madurado. Y los que critican o, peor aún, se burlan cuando habla en público no hacen justicia a lo que es . Su expresión verbal es notable, por no decir excelente. Ha mejorado bastante. Que uno tenga acento gallego, catalán o andaluz al hablar en castellano no es suficiente motivo como para infravalorlo.

  5. Sergio Ramos es como es, con sus cosas malas y sus cosas buenas (más buenas que malas). Lo que no podemos obviar es que es un pedazo de profesional y tenemos suerte de que lleve tantos años en nuestro equipo, es un grande y cuando se retire tendrá un palmarés que lo demostrará. Puede tener fallos pero ¿quién no los tiene? Incluso con esos fallos aporta más que resta.

  6. Para empezar...hoy me cambie el nombre.....Es lo que tiene ser del Madrid, siempre hay un pero.. siempre al contrario de dónde va el agua, siempre en contra de la corriente..Nunca contentos con lo nuestro...La crónica es espectacular y está bien hecha...y punto... Gracias Mario..
    Quiero recordar que una de mis últimas veces que estuve en el Santiago Bernabéu... Fue un Real Madrid-- RCD Español..por cierto ganamos....y cuando salió a calentar Álvaro Arbeloa, el público que había a mi lado empezó silbar y a menospreciarlo. ( cosa que nunca hay que hacer con los tuyos) y menos antes de salir y demostrar lo que valen..Lo que nos diferencia a los aficionados del Real Madrid de otros..es que nunca estamos contentos con lo que tenemos, siempre hay un pero....como dice Richard Dees...hay muchos "comepipas" y muchos cuñaos....ahhhh.....y muchas guarras del chaparral. Sin querer ofender y que nadie se ofenda..otro día explicaré lo de la del "chaparral".
    Hala Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

De cara al derbi del domingo, vamos a ir preparando el ambiente con una trilogía que versa acerca de los recuerdos de los @Atleti - @realmadrid vividos por @josemorenoco.

Estas primera parte abarca desde 1972 a 1990.

https://www.lagalerna.com/recuerdos-de-los-atleti-real-madrid-i/

Ayer, nuestra patrulla estaba perdida.
Sigue estando groggy, pero no se rinde bajo ningún concepto.
Gran victoria en San Petersburgo 71-75.
@lagalerna_
https://www.lagalerna.com/la-patrulla-perdida/

Debuta en La Galerna @Angelomaker con un texto en el que deja bien clara su opinión sobre la renovación de @SergioRamos.

https://www.lagalerna.com/ramos-quiere-renovar/

Me acaban de decir que ha fallecido por el maldito Covid uno de los 8 camaradas que fuimos a ver ganar la Novena en Glasgow.
Ya sólo quedamos 6 de aquellos 8.
Descansa en Paz, querido Luis.

Este fue mi texto de la Novena en @lagalerna_ .

https://www.lagalerna.com/galaxia-zidane/

La mano al contraataque de la primera parte será considerada como la mano involuntaria de la segunda parte.

¡Esto es un caos!

@JesusBengoechea hoy viene enfadado con las circulares arbitrales que no hacen nada más que confundir.

https://www.youtube.com/watch?v=qj0qqKoolwo

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram