Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
Real Madrid 2 - Valencia 2: Nueva ocasión perdida

Real Madrid 2 - Valencia 2: Nueva ocasión perdida

Escrito por: Francisco Javier Sánchez Palomares23 marzo, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Ficha técnica:

Jornada 29.

Madrid, 21h, 22 de marzo de 2020, estadio Santiago Bernabéu.

Asistencia: tres pavos reales, dos jabalíes y cinco cabras, pero hacían mucho ruido.

Colegiado: Un director de sucursal del Banco Pastor que prefiere mantenerse en el anonimato.

Alineación del Real Madrid C. F.: Julio Iglesias, Carvajal (Federico Martín Bahamontes, m. 70), Ramos, Hierro (Tendillo, m. 46), Coentrao, Míchel, Xabi Alonso, Redondo (Zidane, m.88), Cristiano Ronaldo, Ronaldo (Guti, m. 90) y Benzema.

Valencia C. F.:  Sempere, Piccini, Arias, Tendillo (Michael Bolton, m.46), Carboni, Parejo, Fernando, Piojo López (Ayala, m. 80), Villa (Albelda, m. 80), Ilie y Kempes (Voro, m.80).

 

Lo tenía en su mano, pero no pudo ser, el Madrid ha desperdiciado la ocasión de superar al Barcelona en la clasificación liguera, a pesar de contar con la ligera ventaja de haber jugado conociendo el empate de los azulgranas contra el Leganés. El partido no fue videoarbitrado debido al cierre de bares decretado en la Comunidad de Madrid la semana pasada.

A causa de las limitaciones propias de la coyuntura actual, las alineaciones de ambos equipos sufrieron ligeras modificaciones sin importancia. La afición madridista, compuesta por cinco cabras, comenzó animando con fuerza, consciente de la importancia del choque. Los capitanes, Julio Iglesias y Kempes, intercambiaron saludos, banderines y consensuaron con el árbitro las normas. A saber: mus corrido y sin señas, no vale hueco mi media.

Los primeros minutos fueron de aluvión madridista. La presión ejercida por el equipo no permitía sacar el balón jugado a la pareja de centrales del Valencia; Ricardo Arias y Miguel Tendillo. Solo Amedeo Carboni por la izquierda conseguía achicar agua. Benzema tuvo dos ocasiones claras, pero Sempere respondió con sendos paradones y un ahogado: «Karim, deja de tirar a trallón, macho».

Con el transcurso de los minutos, el Madrid comenzó a agobiarse como un domingo por la tarde y el Valencia se vino arriba espoleado por los tres pavos reales, provistos de vuvuzelas, que no cesaban de animarlos. Mario Alberto Kempes y Claudio Paul Caniggia, fichado ex profeso para este partido en el Mercadona, respondieron a las ocasiones madridistas con una gran jugada del primero que finalizó con dos tiros de Caniggia. Por suerte para el conjunto blanco, Julito Iglesias no cantó y atajó con sobriedad admirable. Sin embargo, en el último minuto de la primera parte, un córner botado por Fernando Gómez Colomer lo remató Tendillo de cabeza a la red.

Con 0-1 en el marcador se llegó al final de la primera parte.

Durante el descanso, Zidane maniató al entrenador che, Claudio Ranieri, y se llevó a Tendillo de la oreja al vestuario blanco, le puso una camiseta del Madrid y le dijo que como también había sido jugador madridista, saldría en la segunda parte por Hierro, que pasaría a ser segundo entrenador. De esta maniobra solo se percató Michael Bolton, que se encontraba en un ascensor del estadio amenizando los viajes. Pensó que por fin había sonado la flauta, se enfundó la zamarra valencianista y saltó al campo para suplir el puesto de central que había quedado vacante. Como tenía melena macarrita, daba el perfil idóneo para jugar en esa demarcación.

La segunda parte comenzó como la primera y un rechace de Sempere a tiro de Ronaldo Nazario era empujado por Tendillo a gol, que se encontraba desmarcado porque sus excompañeros no se habían dado cuenta de que la segunda parte la estaba jugando con el Madrid. El delirio llegó a las gradas, ambas aficiones creían que había marcado su equipo y las cabras procedieron a abrazarse con los pavos reales mientras los jabalíes dejaron de gruñir. De esto modo, Miguel Tendillo se redimía, en parte, de aquel gol que quitó una Liga al Real Madrid en el año 83.

La responsabilidad volvió a atenazar al conjunto madridista y Mario Alberto Kempes marcó el 2-1 tras una jugada espectacular de David Villa. Tras este gol, Julio Iglesias salvó otra oportunidad con una estirada de época que por suerte no afecto a ningún disco de su maltrecha columna vertebral. El Madrid se sumió en una pájara de aúpa. Para intentar escalar la situación y llegar a buen puerto, en el minuto 70, Zidane echó un ojo al banquillo y decidió reemplazar a Carvajal por Federico Martín Bahamontes, colocó a Míchel aún más de interior y dejó toda la banda para el ciclista que jugó el resto del encuentro como carrilero.

El conjunto merengue embotelló al rival en su área, pero el Valencia no se tomó el partido a chufa y se defendía con uñas y dientes. Ranieri consiguió desatarse las muñecas con la ayuda de McGyver y cambió a Kempes, Villa y Piojo López por Ayala, Voro y Albelda, dejando solo en punta a la cobra Ilie. De este modo corregía su osadía de haber salido al Bernabéu con tantos delanteros.

Redondo tomó el mando de las operaciones y organizó el desembarco blanco en la costa valenciana. En el minuto 88, impotente ante la organizada defensa che, Redondo se cambió a sí mismo por Zidane e intercambiaron los papeles. En la siguiente jugada, el argentino decidió dar entrada también a Guti por Ronaldo Nazario, que estaba ya muy cansado. Al realizarse el cambio, ambos jugadores se intercambiaron varios flyers de conocidos locales nocturnos de ocio madrileños.

Los cambios surtieron efecto, en el último minuto del partido, Coentrao se coló hasta el área pequeña driblando a toda la defensa contraria, disparó a puerta y el balón lo rechazó Arias bajo palos. El balón quedó muerto a la orilla del área grande y lo aprovechó José María Gutiérrez para meter un pase al hueco de tacón a Zidane que marcó por la escuadra derecha de Sempere. Gol calcado al anotado al Sevilla en 2006.

El árbitro sin nombre decretó el final del partido sin ver hipotecado su futuro. La ocasión perdida por el Real Madrid de ponerse líderes de la Liga al menos se vio mitigada por el punto conseguido a última hora que deja la clasificación como estaba y mantiene la emoción una jornada inexistente más.

 

NOTAS:

Julio Iglesias: 3 galernas.

Carvajal: 1 galerna.

Federico Martín Bahamontes: 1 galerna y 2 ruedas.

Ramos: 2 galernas.

Hierro: 1 galerna.

Tendillo: 2 galernas.

Coentrao: 3 galernas.

Míchel: 2 galernas.

Xavi Alonso: 1 galerna.

Redondo: 3 galernas.

Zidane: 3 galernas.

Cristiano Ronaldo: 1 galerna.

Ronaldo Nazario: 2 galernas.

Guti: 3 galernas y un velero bergantín.

Benzema: 2 galernas.

 

La Liga continúa:

Jornada 28: Mallorca 1 - F.C Barcelona 2

Jornada 28: Real Madrid 16 (más o menos) - Eibar 1