Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Quizá

Escrito por: La Galerna16 agosto, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola a todos. Ayer se presentó en el palco de honor a Morata y hoy, a la hora en que leáis estas líneas, probablemente se haya hecho lo propio con Marco Asensio. Son dos jugadores jóvenes y enormemente prometedores, más fogueado y contrastado en el caso de Álvaro tras su paso por la Juventus (pese a haberse criado en nuestra cantera), más incipiente como talento pero de indudable potencial el balear, que dejó al planeta helado con un gol de absoluta estrella mundial en la Final de Trondheim.

Ambos, junto a ya casi todos los demás, tendrán hoy la ocasión de demostrar sus habilidades en el Trofeo Santiago Bernabéu, que siempre -sobre todo cuando se celebra en verano y ante rivales de cierto postín- tiene un sabor añejo muy placentero, y que este año acrecienta si cabe su gusto deliciosamente vintage al tener como adversario al Stade de Reims, que fue el adversario también en la Final de la Primera, de la cual se cumplen sesenta años, así como de la Cuarta.

as.750Así, poco podemos reprochar hoy a la portada de As, que nos parece refleja ejemplarmente el carácter histórico del partido de esta noche a las 22,30 (RMTV). También trae As a su primera plana la presentación de Morata a la que hacíamos referencia. "Me voy a dejar la vida", anunció el delantero.

El madridismo de las redes sociales, o ciertos componentes del mismo, tienden a ver con cierta reticencia la repesca de Morata. No entendemos muy bien por qué. Mejor dicho: lo entendemos pero no lo compartimos. Siguiendo la línea del viejo argumento según el cual hasta un reloj parado acierta dos veces al día, concluimos que el hecho de que Morata sea uno de los favoritos de ese periodismo deportivo de casposo patrioterismo no debe conducirnos a la conclusión de que sea un jugador malo o hateable. Nos parece, de hecho, que Morata es un magnífico jugador incluso aunque le guste mucho a Manolo Lama.

Entendemos también que algunas manifestaciones públicas de Morata, si bien no muy afortunadas, han sido en ocasiones malinterpretadas. Cuando dijo que ya no era aquel jovencito del Castilla, y que no tenía nada que demostrar, no quería decir exactamente eso. Se limitaba a recalcar el bagaje de experiencia con el que se reencuenta con el Madrid, sin que ello deba entenderse que se considera merecedor a un puesto sin el máximo esfuerzo a cambio. Frases como "me voy a dejar la vida", o sus enfáticos elogios a la BBC, retratan a un joven realista y alejado de todo divismo. Sabe que no es cierto que no tenga nada que demostrar y probablemente nunca fue eso lo que quiso decir en aquella ocasión. Todo jugador del Madrid, sea cual sea la amplitud de su historial en el club y/o en otros equipos, tiene absolutamente todo por demostrar cada vez que se pone de nuevo la camiseta. Morata lo sabe. Tiene que saberlo. Y si hay alguien que está encumbrando esa idea en los últimos tiempos, ese alguien es quien desde ahora es su entrenador.

mundodeportivo.750Ved de pasada, por cierto, el tratamiento que da Mundo Deportivo a la presentación de Morata. Bajo una justificada loa a cinco columnas a la nueva hazaña de Usaín Bolt, el diario de Godó (grande de España) dedica tres líneas al ex de la Juventus. Y menudas tres líneas.

"Florentino vende a Morata como galáctico". Es difícil mostrar más mendacidad, más estulticia y más gratuito afán dañino en menos líneas. Florentino no vende a Morata como nada, Mundo Deportivo. Florentino no vende a Morata, de hecho: lo acaba de comprar, y lo presenta a la afición como presenta todos los fichajes, porque Morata lo es. Esas tres líneas son impresentables, sencillamente, y destilan tan torpe odio y/o desdén hacia el Madrid y el propio jugador que os hacen quedar como si fuerais lo que no queremos pensar que realmente sois pero no podemos evitar, porque nos obligáis a ello, albergar la duda: la duda de que quizá seáis una auténtica caterva de imbéciles faltones cegados por el rencor y la envidia. Quizá, insistimos.

Todo lo mejor para Morata y Asensio.

22 comentarios en: Quizá