Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Portanálisis abortado

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Portanálisis abortado

Escrito por: La Galerna27 octubre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Ya sabemos que somos un medio deportivo y que no deberíamos prestar atención a la situación política, pero cómo no hacerlo. Y cómo explicar lo que pasó y lo que no pasó, por otra parte. Es decir, que es imposible no prestar atención (aunque uno sea un medio deportivo) pero es de todo punto imposible contar después el resultado de la atención puesta. Como genialmente plasmaba el tuitero @joshpastr, <<Ser corresponsal extranjero en Cataluña, que te llame el director para preguntarte qué pasa y responderle "mira, yo ya no sé, ni puta idea">>.

Os lo vamos a explicar pero empezando por el final, como sucedían las cosas en aquella película de Nolan que es obligatorio decir que te encanta aunque no todo el mundo la entiende muy bien, como le pasa al prusés en los alrededores de Can Barça.

Sí, amigos. Las idas y venidas del día, las elecciones convocadas pero no del todo convocadas y finalmente no convocadas (en armonía con las independencias (des)proclamadas y los artículos 155 latentes pero no activos aunque), los mentidos y desmentidos y desdesmentidos en comparecencias programadas y diferidas y canceladas, se resumieron en una portada de Sport que muy bien podría competir con la de Bellerín del 4 de junio (San Bellerín de Cardiff) en su desconexión con la realidad. Sport rizó el rizo de conectarse y desconectarse de las cosas (y mira que el listón estaba alto) para depararnos a todos este WTF mayestático y arrabalero (pero no en el sentido porteño, sino en el de Fernando Arrabal en su mejor etapa pánico). "¡Vienen a por André Gomes!", grita, clama, berrea Sport desde su primera plana, y le deja a uno en la disyuntiva de decantarse -en respuesta al hallazgo- por la pregunta 1 o por la 2.

  1. ¿A quién coño le importa que vengan a por André Gomes cuando la situación es la que es, máxime siendo Sport un medio catalán? Si preferían mantenerse en el ámbito de lo apolítico, podrían haberse decantado por cualquiera de las ramificaciones deportivas del prusés (verbigracia, aquella a la que atiende Marca, como veis aquí abajo).
  2. ¿A quién coño le importa que vengan a por André Gomes en cualquier caso?

Respecto a nuestro punto 1, comprendemos las dificultades y hasta las sufrimos. La Galerna es un medio apolítico pero también es un medio que aspira legítimamente a hablar de lo mismo que habla la gente: con su sello, pero de lo mismo. ¿Cómo mantener en estas fechas ambas premisas a la vez? Hoy puede proclamarse (esta vez sí, o no) la independencia unilateral de Cataluña. Quizá ya se haya proclamado para cuando tú, lector, accedas a este portanálisis. ¿Y qué hacemos nosotros?

Podríamos referirnos a las concomitancias estrictamente deportivas de una hipotética DUI, como hace Marca, pero ni siquiera eso nos satisface. Porque digámoslo bien alto y bien claro, incluso desde la posición de un medio cuyo principal (pero no único) interés es el Real Madrid: ¿importa mucho que se pueda aplazar un partido del Real Madrid, si este hecho se pone en consonancia de lo que a nivel global representaría una situación política de esta gravedad?  Aun siendo grave, la posible no celebración del partido ante el Girona es anecdótica puesta en el marco general de la situación.

Así pues, nos rendimos, amigos. "¡Puigdemont viene a por André Gomes!", habíamos titulado antes de empezar a escribir, confiados en que nuestro ingenio podría llevarnos a buen puerto en un intento desdramatizador. Resulta que no puede. Tenemos demasiados amigos en Cataluña para que funcione la estrategia, por lo que abortamos dignamente el intento. Podemos hacer eso o hablar de la victoria de Copa ayer ante el Fuenlabrada, una victoria pequeña (si pequeño puede ser algo relativo al Madrid) que toda la situación política convierte en aún más nimia (si nimio puede ser algo relativo al Madrid). Podríamos hablar del partido ante el Fuenla y quizá sería un loable ejercicio de business as usual en las fauces mismas del monstruo. Pero ¿puede un medio que aspira a hablar de lo que importa a la gente actuar con ese desapego?

Hoy sentimos que no tenemos salida, amigos. Admitimos nuestra derrota. Que paséis un buen día.

 

10 comentarios en: Portanálisis abortado