Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Poder

Escrito por: La Galerna10 abril, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Ojo, que podemos estar ante un hito en la breve historia de esta bendita (y bien jodida) sección. Cuidado, que ponemos rodilla en tierra para apoyar nuestra oreja en el suelo y escuchamos retorcimientos magmáticos desconocidos, espasmos telúricos, tembleques y crujir de dientes procedentes de la zona catalana. El portanálisis de ayer se atrevía a soñar y miren ustedes por dónde que anoche nos acostamos a cuatro puntos del líder, cuando hace bien poco estábamos a la distancia sideral de diez. Sí, continuamos aún terceros y con la Liga todavía difícil, pero a fecha de hoy ya ha quedado deslegitimado todo aquel que identifique difícil con imposible. Por ahora nos basta. Sigamos para bingo.

Mundo Deportivo Hay Liga 10.04.16Lo dicho, queridos galernautas, un hito es que el propio Mundo Deportivo nos deleite reconociendo en su titular que "Hay Liga". El solitario punto conseguido por el Barcelona en sus últimos tres partidos (un empate contra el Villarreal) hace posible lo que anteayer era solo (¿irá este "solo" con tilde, amic Piqué?) delirio del madridista ya no happy, sino directamente alucinada carne de frenopático. Ese punto y, cómo no, las victorias del Madrid; sobre todo ese puñetazo sobre la mesa que supuso el 1-3 en el Camp Nou (sí, 1-3, el error no es nuestro, sino del equipo arbitral). Una victoria que en principio tan solo servía como bálsamo cualitativo, como afirmación psicológica, como estímulo y autoestima, y que hoy ya empieza a ser traducida también a número contante y sonante. Es lo que tienen las matemáticas, queridos galernautas, que parecen incontestables hasta que la realidad a la que se refieren se atreve a contestarlas.

Y la realidad está ahí para eso, para ser cambiada, para estar sujeta a las fuerzas que la determinan, para que James vuelva a marcar, para que Lucas Vázquez siga jugando como en el patio del colegio y no pare de hacernos sonreír, para que el defenestrado Danilo nos deje con enormes ganas de que su casi gol no tuviera casi, para que la Real Sociedad haga un partido pleno de esfuerzo y disciplina táctica con esta cosa loca de terminar con once jugadores en el campo...

Sport Portada Keep Calm 10.04.16El hallazgo de Sport es aún mayor que el de Mundo Deportivo, aunque debemos apuntar que esta cosa del Keep calm tiene ya su tiempo en las redes sociales y que tal vez el diario catalán haya pecado un poco de falta de actualidad. En todo caso, Sport pide calma, pero también que el Barcelona espabile, en lo que a nosotros se nos antoja una contradicción bastante evidente. Si algo demuestra esta portada (y también la de Mundo Deportivo) es que el entorno culé puede estar de todo menos calmado... y eso nos gusta (añadan aquí el emoticono del diablo que sonríe maliciosamente en el WhatsApp).

Todo eran risas en las portadas catalanas, ¿lo recuerdan? Todo lo llenaban Messi, Neymar y Suárez en barbacoa constante, en narcótica sobremesa de domingo, en chispeante fiesta en la piscina. Pero no, hoy no. El aliento del Madrid (también del Atlético, pero lo reconozcan o no, temen más al del Madrid) comienza a sentirse en la nuca culé y la barbacoa puede quemarse, el domingo perpetuo nublarse y la fiesta aguarse. Lo dicho, es aún (nos ha dicho Piqué que aquí sí va tilde) difícil que la maravilla se consume, pero la sola posibilidad basta para que las portadas catalanas cambien su faz y desde aquí podamos escuchar sus taquicardias. Eso es también el Madrid, queridos galernautas: el temblor que produce apenas una pisada suya, la inquietud de los rivales (del rival) ante la constante posibilidad de que el muerto haya sido enterrado vivo, la mirada temerosa del que, yendo por delante, está siempre condenado a no parar de mirar hacia atrás. El rival ha visto cosas increíbles, y porque ha visto, sabe que puede volver a ver. Si eso no es poder, no lo es ya nada.

Marca Portada Revive 10.04.16Efectivamente, como exclama Marca, "¡La Liga revive!", y con ella el Madrid en ella, a la espera de que tal cosa se confirme este mismo martes contra el Wolfsbugo y pueda certificarse del todo que aquí estamos, que tal vez hemos llegado a trompicones, por mil vericuetos extraños y alguna que otra vía muerta, pero que hemos llegado para quedarnos. Porque el Madrid siempre vuelve, y toda mitología sabe que si es importante que los afines guíen sus vidas según sus mitos, es aún más decisivo que los ajenos conozcan el poder de convicción y el efecto que la mitología tiene.

Nos basta la primera parte de ayer contra el Eibar para soñar con la remontada europea. Son partidos bien diferentes, lo sabemos. También son rivales y circunstancias distintas. Pero también sabemos que ambas ocasiones coinciden en tener al Madrid como protagonista, y eso es decir mucho, quizá suficiente. Tal vez en la vida sea cuestionable eso de que "querer es poder", pero entre todas la razones posibles por las que alguien es del Madrid, no descarten la de que con él de nuestro lado -o con nosotros del suyo- efectivamente querer sea poder. Si eso no es gloria, no lo es ya nada.