Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Oblak el portento y Simeone el acusica

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Oblak el portento y Simeone el acusica

Escrito por: La Galerna29 septiembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. En un derbi físico, táctico, intenso, poco espectacular, magro en ocasiones pero de enorme tensión interna, el Real Madrid mereció pero no se hizo con la victoria. El triunfo estuvo en las botas de un denodado pero poco atinado Bale, primero, que la mandó a las nubes con todo a su favor; y dejó de estar, segundo, en los guantes de Oblak, ese extraordinario guardameta que despejó como un titán el cabezazo de Benzema al que se refiere la portada de Marca.

Fue, en efecto, una mano prodigiosa que privó al Madrid de lo que sin duda mereció  y que no fue otra cosa que tres puntos basados en una solidez italiana, cosecha Zidane en los primeros meses de su primer advenimiento. El centro del campo del Madrid (Casemiro, Kroos y un excelente Valverde al principio; Modric y James de repuesto después) dominó la contienda ejemplarmente, pero la mano izquierda del portentoso portero del Atleti abortó la operación victoria.

Así lo refleja la portada de Marca, que también se refiere a algo en lo que abunda As: unas presuntas palabras de Sergio Ramos al linier sobre las que Simeone protestó ostensiblemente en el campo y después en la rueda de prensa.

Sí, amigos. Diego Pablo Simeone, el Cholo en persona, el hombre que tuvo que ser detenido en Lisboa para que no golpeara a un niño, el hombre que se lleva las manos a los cataplines para soliviantar a su público, el de la “Liga peligrosamente preparada para el Madrid”, nos brinda ahora lecciones de lo que está y no está bien decir, y ejerce de bochornoso acusica, como un preadolescente que amenazara a su hermano pequeño con una denuncia de su palabrota ante la autoridad paterna. “A papá vas”.

-Papá, papá, Pepito ha dicho la palabra que empieza por efe.

Es lo que nos faltaba conocer del bueno de Diego Pablo: su faceta de delator. El hombre que casi retira del fútbol a Julen Guerrero se permite dar lecciones de algo, lecciones de nada. El rey de la triquiñuela, el paradigma de lo zafio y lo extemporáneo, se permite ejercer de agente secreto de la Stasi con los linieres, gremio que tantas veces habrá sido objeto de su acoso. Ay, querido Diego Pablo: cuánto escuece aún Lisboa, cuánto Milán, y cuánto duelen en esas noches de insomnio tus calamitosas decisiones en ambas citas históricas.

Portada Mundo Deportivo 29-09-19

Por su parte, el Barça ganó en Getafe y recorta distancias. Mundo Deportivo, como veis, se da por aludido respecto a las inconcebibles palabras de Piqué a pesar de que el central no dio nombres de periódicos.

“Sabemos quién escribe los artículos aunque los firme otros. No nos queremos enfadar”.

Jamás habíamos leído algo semejante, en una doble vertiente de gravedad. Nunca habíamos escuchado a un futbolista acusar directamente a un rotativo de escribir al dictado de una junta directiva, y nunca habíamos escuchado a un jugador retar directamente y amenazar a dicha junta públicamente (“no nos queremos enfadar”), casi como el padre que respondiera a su hijo ante las acusaciones de haber dicho la palabra que empieza por efe.

-Pues dile a tu hermano que no me haga enfadar.

Impresentables que ejercen de niños chivatos y adolescentes chulitos que se enfrentan a la autoridad. Ese es el percal de los rivales de un Real Madrid que sigue adelante, sorteando el temporal.

Pasad un buen domingo.