Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿Por qué no Del Bosque?

¿Por qué no Del Bosque?

Escrito por: Antonio Hualde11 junio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La lista de entrenadores para relevar a Zidane en el banquillo de Madrid es desquiciante. Y lo peor es que ninguno de ellos llenará ese vacío. El sustituto podrá ganar títulos, gestionar de manera solvente la plantilla y ofrecer una imagen acorde con nuestro prestigio, pero será muy difícil que nos dé lo que Zidane. El francés ya encandiló de jugador, e hizo lo propio desde el banquillo. ¿Quién, pues, podría aunar algo semejante? Y de pronto surgió el nombre de Vicente del Bosque.

Sobre el campo no era precisamente espectacular, ni en juego ni en forma de ser -bastante parejos, dicho sea de paso-. Sin embargo, en su faceta de entrenador presenta unos números envidiables. Dirigiendo al primer equipo de forma continuada -ya lo había hecho puntualmente tras las destituciones de Benito Floro y Jorge Valdano- entre 1999 y 2003 ganó una Copa Intercontinental, dos Ligas de Campeones y dos Ligas. Con la selección española, entre 2008 y 2016, logró el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012. Tiene en su haber ser el único entrenador campeón del mundo y de Europa de clubes y selecciones. A nivel individual, además, fue distinguido por la FIFA como mejor entrenador del mundo en 2015.

Fue despedido tras ganar su última Liga. Que si había que modernizar el club, que si no daba el perfil. En su lugar trajeron a Carlos Queiroz, cuya “exitosa” trayectoria le retrata tanto a él como a quienes le contrataron. Puede que el marqués no vendiera tantas camisetas y que su perfil mesurado casara mal con ciertos estándares de marketing pero, en mi opinión, no tuvo el adiós que merecía. Si a usted le largan de la que ha sido su casa durante media vida con las “explicaciones” que le dieron a él tampoco le sentaría bien. Y es por eso por lo que Del Bosque, como ha afirmado en alguna ocasión, rechazó la insignia de oro y brillantes del club. Consideraba que se le ofrecía más por lavado de cara que por cariño o reconocimiento, y es posible que en su momento tuviera parte de razón.

Del Bosque tiene una larga y exitosa trayectoria a sus espaldas, si exceptuamos su fallida aventura turca. Conoce el club, el funcionamiento de la cantera y el fútbol español. Cae francamente bien fuera del Madrid, y tiene a la prensa -tanto deportiva como generalista- rendida a sus pies. Todo lo anterior unido a que sigue considerándose madridista -eso dice- ha llevado a más de uno a postular su candidatura para suceder a Zidane. Y hasta hace no mucho, yo mismo habría considerado esa posibilidad. Hasta hace no mucho.

Dos años atrás escribí en La Galerna un texto en defensa de Vicente del Bosque. Si hubiese sido antes habría que hablar de “encendida defensa”, pero ya entonces el personaje empezaba a ofrecerme sombras donde hasta esa fecha yo sólo había visto luces. Me costaba entender cómo era posible que entre los suyos se le pudiera cuestionar. Craso error. Del Bosque había dejado de ser “uno de los nuestros” por decisión propia. Su madridismo de antaño ha dejado paso a un rencor mal disimulado que le impide mirar con justicia -qué decir de afecto- al club que se lo dio todo, y al que le debe llegar donde ha llegado.

Su despedida y la de Jupp Heynckes fueron manifiestamente mejorables. Sé positivamente que el Real Madrid se ha esforzado desde entonces por intentar congraciarse con su hijo enfurruñado y paliar aquella supuesta falta de delicadeza. Inútil. En su lugar, Del Bosque lleva años desdeñando a jugadores, afición e institución. De paso, aprovecha cualquier ocasión para malmeter endiosando gratuitamente a cualquiera que vista de azulgrana por muy zote que sea y degradando -sutilmente, eso sí- a los que antaño fueron “suyos”. Pienso en la frialdad -cuando no injusticia- del trato dispensado a Raúl y Arbeloa frente a la pleitesía con Piqué, por citar sólo un ejemplo. Ha abrazado la causa barcelonista con el mismo frenesí que Beatriz Talegón la de “procés”. Así las cosas, es complicado que el señor marqués encuentre aquiescencia donde tanta inquina ha esparcido. ¿Por qué no Del Bosque? Porque no.

Abogado,historiador en ciernes,investigador en Fund.Ortega y Gasset.Escribo en Diplomat in Spain,El Imparcial,Actuall,La Galerna. Radio Internacional.Scout

95 comentarios en: ¿Por qué no Del Bosque?

  1. Aunque Del Bosque no estuviese carcomido por el odio, yo no le traería a entrenar al Real Madrid.
    No le consideré buen entrenador ni cuando ganaba. Y en cuanto a gestor de vestuarios, su táctica fue siempre dejarlo todo en manos de las vacas sagradas sin atosigarles mucho.

  2. Porque no y además ni de coña. Aparte de todo lo expuesto en el artículo, algunas cosas algo más opinables, lo importante de verdad es que a Del Bosque lo echaron principalmente por blando, por no saber gestionar egos que en comparación con los de ahora eran un juego de niños, pero lo más importante es que jamás supo renovar una plantilla. El verdadero porque no nos lo explicó a todos con la selección que llevó a Brasil, con un ya prejubilado Casillas encajando goles a gatas contra Holanda. Si no supo retirar a jugadores obsoletos en la nacional, que sale "gratis", como para traerlo al Madrid a gestionar el asunto. Así que no y ni de coña.

  3. ¿Por qué no se dice que tenían apalabrada la renovación y Del Bosque se descolgó a última hora con unas pretensiones económicas muy superiores? A Del Bosque no le echaron, terminaba contrato. Y quien era el director deportivo era el intocable hombre del Grupo Prisa: Jorge Valdano. Y lo de la imagen y demás, deseo conocer las declaraciones públicas de la época para saber si fueron así o fue la propia prensa.
    En cuanto a ser intocable, ¿hemos de tener presente que el mejor entrenador del Madrid para la prensa es el que estuvo o estará, pero jamás el que está?
    Como jefe del corral no me gusta, cede mucho a los gallos. Se le ve que es un bienqueda y es incapaz de poner firmes a los jefes del vestuario. Su etapa final en la selección fue un desastre en cuanto a gestión del equipo, no llegaron a las manos de puro milagro. ¿Hay que recordar la rajada que pegó de Casillas después de la Eurocopa?
    Y rencoroso a más no poder, todo lo que es, todo, como jugador y entrenador, se lo debe al Madrid. Si no traga a Florentino me da igual, va a coger la medalla y punto, porque Florentino es el presidente del club y es elegido por los madridistas. Que ya está bien de paños calientes.
    Y en cuanto a la selección, el verdadero padre de ese equipo ganador fue don Luis Aragonés. Del Bosque recogió el testigo y lo que hizo bien fue tocar lo mínimo para no romper esa selección.
    En definitiva, no veo a Del Bosque capaz de crear con su yo un equipo competitivo, sí de mantener lo que marcha bien (el caso de Turquía y del Cádiz lo demuestra), en eso es muy bueno.
    No, no me gusta. Recuerdo un Don Balón donde, en la portada, decía que le daba miedo entrar en el vestuario del Madrid (eso siendo técnico).
    Cualquier empresa necesita una estructura jerárquica, y si tenemos un entrenador que no sabe mandar e imponer su criterio de verdad, ocurrirá que los jugadores harán lo que quieran.

    1. Iba a escribir exactamente el mismo comentario. Nos ganan lo que ahora llaman "la batalla del relato": no se le echó, que no, que se fue él pq quería más tela de la apalabrada. Y manda coj... que haya que leer que se echó al marqués en La Galerna, precisamente, en La Galerna.

      Espero que Florentino ya haya aprendido la lección de aquellos años en los que sufrimos al vendeburras argentino y al marqués bienqueda. Y no sólo Florentino, todos los que queremos al Real Madrid deberíamos haber aprendido de los cuentos chinos que nos vendieron el vendeburras y sus amigos de los medios, ahora también amigos del marques aunque por aquel entonces los medios se referían a él como "alineador".

  4. Qué susto me has dado. Efectivamente, porque no. Este sujeto debería tener siempre cerradas las puertas del Madrid, esté quien esté de presidente. No porque esté resentido y enfadado con Florentino, eso es asunto suyo y puede estar en su perfecto derecho de no tener ninguna relación con él y de guardarle todo el rencor que su corazón sea capaz de albergar.

    Lo que no se le puede perdonar a este sujeto es que ha despreciado al club, al rechazar la insignia, ha tratado mal a Arbeloa por no ser un fiel corderito de la dictadura culé, la que mandaba en la selección y en el propio seleccionador, pero sobre todo se ha comportado miserablemente cuando varias de nuestras leyendas han fallecido, alguna incluso excompañera suya. Ahí se ha retratado el marqués del rencor.

    Este sujeto no merece que se le vuelva a asociar con el Real Madrid más allá de su vinculación estrictamente contractual, pero de ningún modo por vínculos afectivos.

    Saludos

    1. Después de leer el artículo he leído los comentarios, con los que estoy de acuerdo.
      Paz ha señalado un factor que le retrata como persona. Que no asistiera al funeral de Di Estefano, o al de Manuel Velázquez, con el que coincidió en el equipo, y al que vino a sustituir en la alineación titular, me pareció todavía peor el que rechazar la insignia, que aunque fuera Florentino el presidente, era una distinción del club, a una persona que dice ser madridista.
      No y no. Ni siquiera como especulación. Antes Juan Malillo o Jémez que el rencoroso marqués.
      Saludos.

  5. No sé si tendrá algún defensor por aquí, pero me temo que no muchos.
    Creo que Del Bosque, como mucho está antes de la lista que Paco Jemez, o Guardiola. Pocos más.
    Ya pasó su tiempo, y a pesar de dos las 2 copas de Europa conseguidas, no ha dejado muy buen recuerdo posteriormente en una gran masa de madridistas.

  6. He dejado de leer a la mitad e iba a atizarle como dios manda, pero me leyendo en diagonal, he visto que algún lector indicaba que se había asustado al leerle y luego había rectificado, así que decidí leer el último párrafo.

    Es verdad que a Del Bosque se le ninguneó, y salió mal. Muy mal Florentino Perez. Pero cuando ha intentado arreglar las cosas después, ha recibido desprecio por parte de mi compañero del terruño. Peor aún, un tipo que se dice madridista, por más que se lleve mal con el actual presidente, no puede dedicarse insistentemente en echar mierda sobre todo lo que conlleva el madrid actualmente, Arbeloa, Mourinho, Florentino con la insignia etc.

    Curiosamente, Casillas y el Marqués, ambos salieron mal, y se llevaban muy bien entre sí... ahora mismo se llevan mal entre sí y mal con el Madrid... ¿como es posible? Facil, porque el problema son ellos dos, no el Madrid. Ambos halagan al Barcelona y atacan al Madrid en cuanto pueden. Son unos rencorosos, y unos egoistas que sólo miran por ellos mismos. Lo entiendo, entiendo que mires por lo tuyo, pero entonces, no digas que eres el mayor madridista del mundo mundial. Lucas Vazquez, Xabi Alonso o Arbeloa son mucho más madridistas, en el futbol, Reyes, Slaughter o Llull infinito más en baloncesto.

    Pues a la porra los dos.

  7. Creí que la opción de recuperar al rencoroso marqués iba en serio, hasta que llegué a los dos últimos párrafos. menos mal. Allí se encuentra la razón del porqué no.
    No hace falta "disir" nada más.
    Saludos.

  8. He leido su artículo de hace dos años y este, y sinceramente no encuentro que haya habido razones para cambiar su parecer, mas allá de que le hayan convencido con viejos argumentos; los pecados de Del Bosque son los mismos, sus errores, su rencor, nada ha cambiado en estos dos años, pero su opinión ha variado 180 grados, altamente sorprendente...
    Mas allá del gusto personal no se como puede escribir sin ruborizarse eso de, "ha abrazado la causa barcelonista", cosa que por supuesto ha sucedido súbitamente en los dos últimos años, cual San Pablo convertido al cristianismo.
    Seguramente seré el único que piense que Del bosque debería estar en la lista delante de otros muchos, por ejemplo de Heynckes, pero también soy de los pocos que piensa que Mourinho es de las peores cosas que le han pasado al Madrid en desde que yo recuerdo.
    Dificil tarea va a tener el mister que venga, la figura de Zidane va a ser insoportablemente alargada, espero que Gutierrez no caiga en la trampa y espere su oportunidad para tiempos mejores. Si la revolución en la plantilla se va a producir como parece, y como parece se va a hacer sin valorar en exceso la opinion del entrenador, creo que Michel podría ser un candidato de consenso e intentar conseguir la liga un buen objetivo.

    1. Tampoco nos pasemos, Mourinho trajo muchas cosas buenas, y algunas malas.

      Dificil será superar los 120 goles, los 100 puntos, y el sacarle los colores a la prensa, y a los árbitros y los que están arriba.

      Yo y muchos otros como yo, nos dimos cuenta de la distinta vara de medir para ambos clubes, Madrid y Farsa. Y eso que tenía amigos que decían que nos atracaban, y que Alves tenía que salir expulsado ya por el tunel de vestuarios y no sé cuantas cosas más. Yo era de los que decía que el Madrid y el Barcelona no se podían quejar de los árbitros, y mi inicio de empezar a ver poco a poco otras cosas y la realidad comenzó con Mourinho. Así que lo dicho, no todo fue malo. Aunque seguramente usted sea de los que diga que el Madrid no puede quejarse de los árbitros, en cuyo caso entiendo el comentario.

      1. El Madrid puede y debe quejarse de los árbitros, faltaría más. Mi opinión de mourinho no tiene que ver con sus criticas hacia los árbitrajes, que por otro lado, le fueron mucho más favorables que a otros entrenadores del madrid.

        1. Para mi, aparte de ser algo ramplón en determinados partidos, su principal crimen fue echarse encima a varios pesos pesados. Por ejemplo, puedo entender lo de Casillas, primero porque no estaba bien físicamente. 2º Porque realmente estaba filtrando información de dentro del vestuario.

          Pero nunca entenderá como se puso en contra a Cristiano, o a Pepe. Eso nunca lo comprenderé.

          Y que conste que a mi lo de atizarle a los pesos pesados, no me parece mal cuando se lo merecen, porque el hecho de que te llames de una u otra manera, no implica que si estás mal, al ser un peso pesado, no se te pueda atizar. Lo que no tuvo sentido fue, para mi, cómo hizo los comentarios "Yo entrené al verdadero Ronaldo, al bueno..." eso no tiene sentido para mi.

          Eso de que tuvimos arbitrajes a favor, me rio yo... tengo grabado a fuego la no falta de pepe a Alves, o el partido de vuelta que le hacen falta a Cristiano y se la pitan a él, con el gol correspondiente anulado. O el 5-0 del campo nuevo, con Valdés que debió ser expulsado con el 1-0. Si eso es tener arbitrajes a favor, que baje dios y lo vea.

          1. Esto fue lo que dijo Mou: "Yo tenía 30 años y entrenaba a Ronaldo, no a éste sino al verdadero, al brasileño”.

            No dijo en ningún momento al bueno, ni al malo, ni al mejor ni al peor...luego que cada cual lo interprete como quiera 😉 y lea entre líneas lo que se le antoje jaajajajaj