Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Neymar y el puritanismo

Neymar y el puritanismo

Escrito por: Antonio Valderrama21 marzo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hay una cosa que pasa cada vez que el Madrid parece que quiere fichar a alguien, ahora que en los mentideros suena fuerte el rumor de Neymar, que siempre me llamó la atención. No es tanto una cuestión propiamente del club sino de los medios que viven de la actualidad madridista. Es el puritanismo que súbitamente se apropia del relato. El último ejemplo es este de Neymar que digo, relacionado directamente con el de Harry Kane, el otro jugador que viene ocupando titulares y portadas sobre el calciomercato. Cuando digo puritanismo me refiero a ese modo condescendiente que se apodera del tono de las noticias acerca de los posibles fichajes. ¡Y no sólo de los periodistas! El comentario sobre la vida íntima de los futuribles es la comidilla del aficionado, tanto en Tuiter como en la vida real. De repente, todo el mundo se vuelve juez de la vida personal de los futbolistas. Tal es el rictus colectivo con que se examinan las ganas de juerga de los muchachos o sus estados civiles, presentes, pasados y futuros, que en la ponderación estas circunstancias extradeportivas adquieren más peso que lo puramente futbolístico. Es interesante por lo anecdótico, aunque también revela uno de los rasgos sustanciales de la naturaleza presidencialista del club: el paternalismo institucional.

Lo extraigo de una nota publicada en ABC por Tomás González-Martín el pasado 7 de enero, en relación al supuesto interés del Madrid por fichar a Harry Kane: “Hay otros dos factores determinantes en el «informe del ciudadano Kane». El primero es deportivo y precisa que sus condiciones son complementarias a las de Cristiano, que necesita un ariete que fije a los centrales para entrar con más metros al remate. El segundo es privado: Se cuida como Nacho. Solo piensa en el fútbol. Bueno, tiene un único vicio, el golf, como Bale. Harry no bebe alcohol, no sale de noche, duerme nueve horas diarias porque sabe que para rendir en cada entrenamiento hay que llegar descansado. Vigila su alimentación. Lo mejor de todo es que es un hombre normal. No le gustan las candilejas de la fama, no sigue las modas de ropa ni de peluquería. Es tan discreto que para los paparazzi es aburrido. Nunca se dejará una cresta de pelo como Neymar. No vende. Mejor para él”.

Dicen que Florentino, cuando llegó a la presidencia por primera vez en el verano del 2000, se encontró apalabrado el fichaje de Diego Tristán, y que al preguntarle por su modo de vida para decidir si ejecutaba el traspaso o no, el sevillano le inquirió a su vez si quería fichar a un delantero o a una monja de clausura. La historia, probablemente apócrifa, está sin embargo en sintonía con lo que se escribe en los periódicos. En relación a esto el observador puede comprobar cómo cuando se habla del Madrid en la prensa emerge una especie de ente autónomo, impersonal, puede decirse que etéreo, llamado “zona noble del Bernabéu”.

La Zona Noble (es mejor usar las mayúsculas ya que tiene rango de nombre propio) es una cosa como el Club Bilderberg o Los Poderes Fácticos, quizá el análogo a Los Mercados de la prensa económica y política. Quizá uno sospeche que este sintagma aluda veladamente a Florentino Pérez, o por el contrario, no haya sino enmascarar la ausencia absoluta de fuentes fiables que sustenten dichas notas de prensa, aunque tratándose de periodistas españoles, y más deportivos, cualquiera sabe. Todo es posible. La Zona Noble es una vida propia, como una comisión superior o un Gran Hermano que todo lo ve y que tiene como cualidad más notable la ambigüedad: es un ente vaporoso que sólo emite juicios morales. “En la zona noble del Bernabéu gusta” o “no ha caído bien en la zona noble del Bernabéu”. Valgan dos ejemplos recientes. José Félix Díaz el 30 de diciembre del año pasado, en Marca, también sobre Kane: “por la zona noble del Santiago Bernabéu ya saben que tienen que fichar a un 9 y ese podría ser Harry Kane, el mejor goleador de 2017”. Hace poco, Fermín De la Calle en El Confidencial, un hombre notable por su antiflorentinismo y por su aversión a los hechos contrastados, sobre un supuesto conflicto entre Zidane y Florentino: “Demasiadas idas y venidas en sus declaraciones para el gusto de la zona noble blanca, donde prefieren dar la callada por respuesta y posicionarse siempre a favor del club".

La Zona Noble vigila por el cumplimiento de los requisitos de austeridad y buena conducta de todo el madridismo. Es la virtus del emperador Augusto, actualizada. Neymar es un jugador al que se ha vinculado con el Real Madrid desde que estaba en el Santos. Con la posibilidad de su llegada se polemiza más acerca de si sale mucho por la noche, su padre es un pillo codicioso, lleva crestas rubias y sube fotos a Instagram, que sobre su talento como futbolista. No es algo nuevo. Cuando Cristiano Ronaldo estaba por venir al Madrid se debatió mucho sobre si desestabilizaría el supuesto ecosistema del vestuario por aquel entonces, e incluso muchos madridistas puritanos desaprobaron su venida por las camisas extravagantes de Cristiano y su sólido amor propio. Es decir: Cristiano no respondía a los parámetros que esa mente colmena había establecido como los requeridos para ser jugador del Real Madrid. ¡Como si eso le hubiera hecho meter más goles!

Normalmente la preocupación por el estilo de vida de los jugadores se asocia con su nacionalidad. Brasileños y argentinos siempre están bajo sospecha, sobre todo los primeros, quizá por lo que decía Bernabéu de que todo equipo ganador que se precie no puede tener ninguno. Al contrario, ingleses, alemanes y holandeses siempre gozan de buena fama, puede que por el complejo de inferioridad hispano respecto de los países protestantes, aún en plena vigencia. Salvo Sneijder, claro, al que se empezó a motejar como Whiskey Sneijder por juntarse mucho con Robinho y bajar su rendimiento al segundo año de jugar aquí.

cuando cristiano estaba por venir se debatió mucho sobre si desestabilizaría el supuesto ecosistema del vestuario

El Madrid es una institución diseñada y moldeada por Santiago Bernabéu, el gran arquitecto y escultor. El presidencialismo paternalista y autoritario, omnisciente, con el que se maneja el club, tiene sus cosas buenas, muchas, y sus cosas malas. Como todo. Parece probado que el Real funciona muy bien de este modo aunque nada hace suponer a priori que no podría funcionar igual o mejor de otra manera. En cierto modo hereda modos antiguos de la España que lo alumbró, en la que se pagaba más a los futbolistas casados que a los solteros. Es fama que Bernabéu despidió a Rial por correrse una juerga en Río una vez que el Madrid estaba de gira por Sudamérica, y que Luis de Carlos multó con un millón de pesetas a Laurie Cunningham por salir de copas con la pierna escayolada. También aquella ocasión en la que Bernabéu hizo que una grúa se llevara el ferrari de uno de sus futbolistas de la Ciudad Deportiva por contravenir el código tácito de austeridad y sobriedad con la que se manejaba el club.

Todo eso se ha ido filtrando con los años a los hinchas, quienes, además, siempre encuentran placentero el juzgar las menudencias de sus ídolos multimillonarios aplicándoles un rigor moral extraordinario que es dudoso se exigieran a ellos mismos en sus propias vidas. Es difícil compaginar las necesidades de un club de fútbol profesional que, ítem más, no es uno cualquiera, sino el mejor, el más reputado y el que marca la pauta del resto, es decir, el líder de una industria colosal que mueve cantidades ingentes de dinero, con esta angosta moralidad comunitaria, cuasi espartana. Es fácil comprender la exigencia con la que Bernabéu construyó el Madrid: recogió las cenizas de una institución derruida por la guerra, sin un duro, con su patrimonio incautado y destruido y sin apenas jugadores. La condujo con un éxito sin precedentes a través de los años en un país que era pobre y siguió siéndolo mucho tiempo. Luego consiguió que sobreviviese a la falta de liquidez del fútbol español propia de los 70 conservando un patrimonio que treinta años después saldaría las deudas del club. Pero estos son otros tiempos. Ahí fuera el Madrid compite con súper corporaciones archimillonarias cuya escala de valores tiene un obturador más grande.

Antonio Valderrama
Madridista de infantería. Practico el anarcomadridismo en mis horas de esparcimiento. Soy el central al que siempre mandan a rematar melones en los descuentos. En Twitter podrán encontrarme como @fantantonio

14 comentarios en: Neymar y el puritanismo

  1. El artículo es magnífico, en efecto. Sobre todo porque relaciona unas anécdotas de Don Santiago que yo desconocía, como la de los sueldos de jugadores solteros y casados que, dicho sea de paso, me parece una buena política retributiva. Hoy sería impensable, por supuesto.
    Acierta en practicamente todo pero yo entiendo que pretende desacreditar el que se ponga en valor la vida privada de los trabajadores que cobrar del Real Madrid, algo con lo que, en líneas generales, no estoy de acuerdo. Es incuestionable que el llevar una vida llamémosle disoluta, el "pasear" por la ciudad hasta altas horas de la noche con frecuencia, el beber y comer de todo, el tener otras preocupaciones al margen de la profesión o incluso, en algún caso, por encima del fútbol perjudica al rendimiento en el campo de juego. Perjudica al estado físico, al compromiso emocional con el club e incluso puede provocar lesiones.
    Ya sé que en el caso del Real Madrid todo se lleva al extremo pero creo que gente como Snejder, Robinho (a los que menciona) u otros que no menciona como Ronaldinho, el propio Maradona, incluso Ronaldo Nazario, habrían sido mejores jugadores si cabe si se hubiesen cuidado un poco más.

    1. Hay otro jugador brasileño histórico que entra en esa categoría de aficionados a la samba y a festejar. Se trata de Romario. Delantero maravilloso que decía de sí mismo, que jugaba mejor después de irse de fiesta. Míticos sus enfrentamientos con Luis Aragonés,otro de la vieja escuela como Bernabeu, cuando era entrenador del Valencia y Romario, que jugaba allí, preguntado por lo que opinaban sus compañeros de las fiestas, dijo algo así como "a mis compañeros que les den ...".
      Coincido en que todos esos jugadores mencionados en el artículo, y Romario, hubieran sido mejores y su carrera hubiera durado más si se hubieran cuidado.
      En el Madrid de Bernabeu, el comportamiento y la vida personal de los jugadores, de fútbol y de baloncesto, era un factor que se tenía en cuenta para fichar o no a un jugador. Ello ha quedado en la cultura del club, y espero que se siga teniendo en cuenta, porque es algo importante en la valoración global de un deportista. No se trata de puritanismo, ni de censurar la vida privada del deportista, sino de valorar la importancia que ello tiene como factor de estabilidad del jugador, y de lo que afecta a sus compañeros y al equipo como un todo.
      Comparto la descripción del señor Valderrama, de ese "Club de Wilderberg" que sería la "zona noble" y al que los opinadores desinformados atribuyen todo tipo de ridículas conspiraciones y maldades.
      Dicho esto, reitero: NEY, NANAI.
      Saludos.

  2. Me ha encantado el artículo, no sólo por las anécdotas que nos cuenta sino por el fondo....Tiene mucha razón.....pero el Madrid no es un club al que la prensa proteja sino todo lo contrario.....los jugadores tipo Neymar en el Madrid son una fuente inagotable de propaganda antimadridista para los medios.....lo van a usar como piedra arrojadiza contra el club....cosa que no hicieron, ni hacen ni harán nunca cuando esos jugadores están en otro club, sobre todo en el club del régimen, el Barça, como se ha visto con Neymar, incluso ya el propio fichaje por lo complejo y oscuro, por no decir otra cosa...y por el que están sentenciados y condenados hasta el apuntador...

    Tienes razón y te lo dice alguien que está en contra de su fichaje precisamente por la razones extradeportivas, que sé que serán el arma arrojadiza contra nuestro club porque somos una afición, no sé si puritana, pero sí muy sensible a la propaganda mediática....

    Saludos

    1. Buenas tardes, llevas toda la razón Paz y has dado con la clave en el fichaje del brasileño, LOS MEDIOS DE COMUNICACION (ES UN DECIR), en Cataluña Neymar era un joven rebelde, algo juerguista, pero en el fondo muy buena persona, aquí en Castilla, sería un PUTERO, CRONICO E IRRECONDUCIBLE, UN JUERGUISTA QUE A VECES JUGARIA AL FUTBOL. No se conocen la famosa anécdota de un famoso jugador barcelonista que hará 13 o 14 años, se estrelló con su coche a las tantas de la madrugada , cargadito de alcohol, afortunadamente a dicho jugador no le paso nada, pero el automóvil quedo hecho un 8, un ciudadano que pasaba por el lugar saco fotografías, del incidente, enterado del asunto uno de los periódicos ( es un decir)deportivos de la ciudad se puso en contacto con el aficionado para comprarle las fotos, cosa a la cual este accedió tras el pago de una suma aceptable, . Los días siguientes por supuesto no dejó de comprar el periódico, para ver sus fotos, publicadas, llevándose la sorpresa de que no aparecieron, puesto en contacto con el periódico, le aclararon que las fotos se las habían comprado no para publicarlas, sino para no publicarlas y así evitar el escandalo unos días antes de un partido trascendental de la Copa de Europa. No hace falta que les comente que aquí la chacurrada, no habría hecho lo mismo, sino que habría tirado una edición especial con las fotos y comentarios del caso. `Pues eso. Hasta que no ajustemos cuentas con la chacurrada, el fichaje de jugadores como Neymar es INVIABLE.
      Nota: Chacurrada, son los medios de comunicación anti madridistas
      Saludos blancos, castellanos y comuneros

  3. No he oido a nadie negar el talento futbolístico de Neymar pero no se contrata sólo al jugador si no también a la persona y, cuando hablamos de este tipo de jugadores-estrella, a su entorno.
    Neymar y/o su entorno son especialistas en pedir/obtener renovaciones (diría que los 2os del mundo después del los Messi), una suerte de empresa paralela que busca única y exclusivamente su propio beneficio. Cristiano se mereció todo mi respeto en ese sentido cuando ha cumplido sus contratos tan escrupulosamente como el Madrid ha cumplido con él. Y me ha decepcionado profundamente cuando se ha puesto a pedir renovaciones cada año. Y eso Cristiano que a nivel de profesionalidad le da mil vueltas a Neymar.
    Lo de los tatuajes, crestas, etc... no me importa tanto. Sería interesante ver hasta que extremos llegarían Sergio Ramos y Neymar en un mano a mano en lo estrafalario y ridículo. Pero hay cosas que sólo se deberían ver en los circos y nunca en el Real Madrid.
    Si, soy un antiguo. Me gustan los tipos que cumplen con su trabajo sin aspavientos, que son capaces de comerse a su p... madre durante el partido y saben ser elegantes y discretos cuando acaban, que celebran las ligas con una cena de equipo y las Copas de Europa con dos días de jarra y pedal. En el Madrid me gusta que haya talento, fuerza y profesionalidad. Para querer a la camiseta ya estamos los madridistas.

  4. buenas tardes.
    Si a jugadores con una actitud profesional intachable como Diego Lopez, Bale o Cristiano Ronaldo se les ha puesto "a caer de un burro" no me quiero ni imaginar si se fichara a un jugador como Neymar...
    Se que es pura retorica, pero no solo por parte de la prensa, si no tambien por el madridismo. En nuestro club debemos ser como la mujer del Cesar, algo que siempre me ha parecido pura hipocresia.

    HALA MADRID Y NADA MAS?

  5. Leo muchos comentarios que inciden en que la prensa nos pondría de vuelta y media si fichásemos a Neymar. ¿De verdad vamos a dejar que la prensa ejerza de secretario técnico del Real Madrid? Porque entonces sí que les estamos entregando un arma terrible para hacernos daño.

    A mí dadme motivos deportivos o económicos para no fichar a Neymar. Lo del señorío es una trampa.

  6. Aduciendo sólo motivos deportivos, no creo que sea un fichaje rentable. Los brasileños suelen descuidar los últimos años de su carrera, creo que no hace falta ni que ponga ejemplos cuando todos los tenemos en mente. Necesitamos al "nuevo Cristiano:, a medida que la biología acabe sentenciando su carrera, pero dicho título será ostentado por alguien más joven y con más hambre.

    El tema exrradeportivo tampoco es despreciable. No me tomo en seriop lo de las bombas en el vestuario, pero el "séquito" de Neymar, empezando por su trilero progenitor, es bastante nocivo para un club ya de por sí tendente al caos.

  7. Desde mi punto de vista, Neymar no debiera jugar de blanco y sospecho que este tema es más ruido de periolistos ociosos que verdad.
    Aparte de un precio prohibitivo, hay que tener en cuenta dos cosas fundamentales. Neymar nunca va a ser la mitad que Cristiano dentro del terreno de juego, pero ya es el triple que Cristiano fuera. Si fichara, esa cifra multiplíquenla por dos. Insoportable .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

NS/NC. Pero el 7 casi que leía la mente y veía el futuro . Menuda intuición https://twitter.com/lagalerna_/status/1246715011122302979

Una pasada la entrevista de @Ramon_AlvarezMM a @AlvaroBenitoV en @lagalerna_ https://www.lagalerna.com/galerna-entrevista/alvaro-benito-la-galerna/ Para leer, releer y aprender.

“Hoy me toca hacer la comida. Y voy a abrir y a calentar dos latas de fabada Litoral...”

Domingo de confinamiento ideal https://www.lagalerna.com/domingo-de-confinamiento-ideal/ vía @lagalerna_

¡SE ACABÓ EL TIEMPO!

Ya hay resultado... y va a sorprender a muchos. https://www.lagalerna.com/la-quinta-del-buitre-vs-la-quinta-del-ferrari/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram