Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿Neymar al Madrid?

¿Neymar al Madrid?

Escrito por: Fred Gwynne16 noviembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

NO.

He de confesarles que en La Galerna tenemos un editor muy quisquilloso. Yo le había mandado el artículo así, con una sola palabra, un NO bien grande, rollizo, bien plantado, sin ambages, quizás un tanto solitario para lo que se estila, pero con la contundencia necesaria que la pregunta requería.

¿Se puede decir más con menos? NO.

¿Os podéis creer que el muy rufián va y me devuelve el artículo aduciendo que lo tengo que desarrollar más, explicarme mejor, no dejar al lector con la palabra (ese solitario NO que dice más que cien líneas) en la boca? ¿Es necesario todo un artículo para explicar las razones por las que no tiene que venir Neymar cuando las razones por las que no tiene que venir Neymar están implícitas en ese monosílabo?

Con Neymar me pasa lo mismo que a esos dibujos animados a los que se les aparece un demonio y un ángel, uno a cada lado de la cabeza, de pie sobre los hombros, susurrándoles cosas al oído. El diablo es de color rojo, tiene cuernitos, barba negra y puntiaguda, y un largo rabo terminado en forma de flecha. A su lado tiene a su padre (es igual que él pero con los cuernos más grandes y el rabo terminado en forma de billete de 500), cinco toiss (que vienen acompañados de cinco toisas), un equipo estereofónico en el que suena una música infernal (ad hoc), un castillo, varios coches, y un vaso de tubo de whiskería. En el otro hombro hay un ángel vestido con una larga túnica blanca y un nimbo sobre la cabeza. Solo.

El problema, antes de entrar en lo que cada uno de ellos me musita al oído, es que el peso del hombro donde están Neymar, el padre, los toiss, las toisas y todas sus posesiones hace que camine encorvado, contrahecho, como un jorobado de Notre Dame aficionado al PSG. Neymar pesa mucho, muchísimo. Es un pesado.

En el otro hombro está Cristiano (por poco tiempo si nos atenemos a las últimas ¿noticias? que ya no son noticia). Cristiano es noticia igual que era noticia que mi abuelo, en lugar de entrar a las bodas familiares, se fuese al bar. Lo sabía toda la familia.

-¿Dónde te has metido? –preguntaba mi madre conocedora de la respuesta, cuando mi abuelo, milagrosamente, aparecía mezclado entre el gentío a la salida de la ceremonia nupcial.-Estábamos contigo en la puerta de la Iglesia y de repente has desaparecido.

Mi abuelo nunca contestaba. No hacía falta. Primero miraba al bar, luego le guiñaba un ojo a mi madre, y por último sonreía picarón.

Dicen las malas lenguas que la única boda a la que asistió fue a la suya y por imperativo legal.

Cada vez que hay un parón de selecciones, Cristiano (o cualquier otro jugador del Real Madrid) aparece en las portadas y en las tertulias. Se va, se queda, ¿dónde estabas, abuelo?, se queda, se va. Ya no sorprende a nadie. Todos sabemos que es parte del juego por mucho que las cartas siempre las marquen los mismos. Se ha ido tantas veces y tantas veces ha vuelto que el día que se vaya, el pastor mentiroso respirará aliviado.

-¡Pst, pst, pst! Oye, escucha, Cristiano está viejo y ya os ha dado lo mejor. Yo soy el futuro, conmigo te garantizarás muchos años de éxitos.

-No le hagas ni puto caso, yo soy actual Balón de Oro. Os lo he dado todo y lo voy a seguir haciendo.

-¡Calla, viejales!

-Haya paz –digo elevando la voz.- Quiero un debate sosegado. A ver, tú, el de los cuernos, ¿Por qué piensas que eres mejor que Cristiano?

-Está claro. Cristiano está en declive y a mí me quedan los mejores años por delante.

-En declive estará tu señora madre.

-¡Ya basta! Me estáis empezando a hartar. Quiero razones, buenas razones.

Neymar me parece un excelente jugador pero prefiero que no venga. Ya ven que todo lo que les he contado (por la cabezonería de mi editor que es un chapado a la antigua) es un Nooooooo mucho más alargado pero igual de categórico.

El otro día debatían (es un decir…) sobre su costo. 600 millones en cinco años decían. 600. Como el coche de mi tío en el que nos metíamos media docena de primos (éramos los toiss de los setenta) para ir a la playa.

Mi ventaja es que para las supersticiones soy un profesional pero para el fútbol soy una calamidad, así que todos aquellos que consideréis que estoy equivocado posiblemente tengáis razón. Me comentan que si Cristiano se va (¡OTRA VEZ!) sería un excelente recambio, pero que lo ideal sería (dicen muy serios y con cara de saber más de fútbol que Zidane) que lo cambiásemos por Bale, o por Benzema. A mí (exceptuando que tengo claro que Vinicius VII va a ser el nuevo Rey Sol del balompié) lo del fútbol me queda grande.

-Hemos empezado a debatir sobre el fichaje de Neymar y de repente has desaparecido, ¿dónde estabas?

-En el bar, estaba en el bar, como mi abuelo.

Soy un hombre hecho a mí mismo. El problema es que me sobraron algunas piezas. SOL O CONTIGO. Persigo playas.
<