Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Baloncesto
Llull se queda en el Madrid: las claves

Llull se queda en el Madrid: las claves

Escrito por: Pablo Jouve6 julio, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La semana pasada, cuando todos dábamos por hecho que Sergio Llull abandonaría el Madrid para emprender la aventura de la NBA, un tweet de Adrian Wojnarowski, probablemente el periodista más fiable y con mejores fuentes en cuanto a movimientos de jugadores de cuantos siguen la actualidad de la liga americana, anunciaba que Sergio Llull había rechazado la oferta de los Houston Rockets y que por tanto seguiría en el Real Madrid.

https://twitter.com/WojYahooNBA/status/616354582961098752?s=09

La noticia nos cogió por sorpresa a todos, puesto que la oferta de los Rockets era inalcanzable para el Real Madrid y para cualquier club europeo: al jugador menorquín se le ofrecían tres años de contrato por una cifra total que variaba según la fuente entre los 15 y los 21 millones de dólares brutos. Si tenemos en cuenta que en el Madrid el jugador mejor pagado es Rudy Fernández, rondando los tres millones de euros brutos por temporada, y que Llull se ha movido en unas cifras algo superiores al millón de euros brutos por año, podemos hacernos rápidamente a la idea de lo lejos que podía estar el Madrid de igualar las cantidades que ponía sobre la mesa el conjunto de Texas.

Por situar un poco al lector, esos aproximadamente 7 millones de dólares por temporada situarían los ingresos de Llull al nivel de los de Pau Gasol y José Calderón, muy por encima de los de Niko Mirotic y le convertirían en el debutante mejor pagado de toda la historia de la NBA.

Desde que el Madrid conquistara la Euroliga, los Rockets volvieron a la carga por un jugador cuyos derechos para la NBA poseen desde que lo eligieran en el puesto trigesimocuarto del draft de 2009. Además de la oferta económica citada, incluso llegaron a enviar a Pablo Prigioni, excompañero en el Madrid durante dos temporadas y actual base suplente de los Rockets, a intentar convencerle mientras se disputaba la final de la Liga Endesa.

La oferta no era solo interesante económicamente, sino que los Rockets no cuentan con un base de garantías en su plantilla. Además de Prigioni (38 años y fiable en su papel de base suplente, pero ya lejos de poder llevar el peso del equipo durante muchos minutos), los de Houston tienen únicamente a Patrick Beverley (por cierto, recién renovado tras la negativa del balear con el dinero que estaba destinado al fichaje de Sergio Llull, dólar por dólar), buen jugador sin más, pero bastante justo para llevar el peso de un equipo que opta al anillo. Esto ha hecho que durante la pasada campaña la gran estrella del equipo, James Harden, tuviera que jugar muchos minutos de base, en ocasiones más que de escolta. Y en ese hueco es donde Kevin McHale, entrenador de los Rockets, quería a Llull. Es decir, el de Mahón tenía muchas posibilidades de convertirse en el base titular de una de las franquicias con mejor plantilla de la competición, o por lo menos de disputar muchos minutos saliendo desde el banquillo, y con un entrenador que ya ha demostrado que no tiene miedo a alinear a jugadores europeos.

llull-madrid-victoria

Pues bien, Sergio Llull renuncia a todo esto y decide seguir en el Real Madrid. Y claro, rápidamente mucha gente se lleva las manos a la cabeza y critica que el jugador no se vaya. Que si le da miedo, que si va a ser suplente y por eso no quiere ir, que si ya lo ha ganado todo aquí y quedarse es un error…

Y digo yo que a ver si va a ser mentira eso de que todo jugador del Real Madrid es por defecto un mercenario… Acostumbrados como estamos a la cantinela que dice que aquel que viene al Madrid lo hace únicamente por dinero, ¿cómo encajamos ahora que un jugador del Madrid renuncie precisamente a ver hasta cuadruplicado su sueldo por seguir en el Madrid? Ya está: se ha cagado, con perdón.

O bien, podemos hacer el ridículo como hacía el Mundo Deportivo al día siguiente de saltar la noticia, y afirmar que Llull se queda en el Madrid ¡por dinero! Y es que, ¿pudiendo ganar 7 millones de dólares al año, quién no renunciaría a esa cantidad irrisoria si a cambio le ofrecen 2 millones y medio de euros? Esperen… ¡estas cuentas explican las cifras del contrato de Neymar!

Nos olvidamos de que Sergio Llull prácticamente ha desarrollado toda su carrera profesional en el Real Madrid desde que llegara procedente del Manresa en 2007 con diecinueve años. Llull ha visto pasar por el banquillo blanco a Joan Plaza, a Ettore Messina y a Pablo Laso. Ha vivido la grandeza y las miserias del club. Lo ha ganado todo y lo ha perdido todo. Ha sido protagonista de algunos de los mejores momentos de la historia de la sección de baloncesto y también de alguno de los peores. Al final, se ha convertido en uno de los jugadores más queridos por la afición del Madrid y a la vez por uno de los más odiados en no pocos momentos. Tras ocho años en el Real Madrid, Llull se ha convertido en un madridista.

Y si lo vemos desde este punto de vista, igual ya no es tan complicado entender la decisión del jugador. Renuncia a la mejor liga del mundo y renuncia a una cantidad de dinero que, por mucho que el Madrid le suba el sueldo, jamás podrá igualar. Le evita un tremendo dolor de cabeza al club, que se veía obligado a salir al mercado a buscar un jugador de sus características que no hay en Europa… Y lo hace porque él quiere seguir jugando la próxima temporada en el Real Madrid.

A cambio, el Madrid revisa el sueldo del jugador, que sube pero se queda por debajo del de Rudy Fernández, lo que significa que sigue muy lejos de lo que le ofrecían los Rockets, incluso si nos ceñimos a las versiones que sitúan la oferta alrededor de los 15 millones de dólares. Además, el contrato que expiraba en 2018 se alarga hasta 2021 y al parecer se rebaja en algo la cláusula de rescisión.

Por cierto, que lo de la cláusula es otro de los puntos que esgrimen quienes dicen que Llull se queda por dinero. Pero es que el Madrid desde el primer momento mostró su disposición a facilitar la salida del jugador, bien rebajando la cantidad que debería pagar por su salida, bien permitiéndole abonarla a plazos. Excusas y más excusas para encontrar un motivo únicamente económico que permita sostenella y no enmendalla.

Por contra, tal vez los Rockets renuncien para siempre al jugador o puede que vuelvan a la carga dentro de un año con una oferta mayor (la NBA ha firmado un nuevo contrato televisivo que va a hacer que los presupuestos de las franquicias se disparen, pudiendo incluso doblarse las cantidades destinadas a los sueldos). No sabemos lo que pasará dentro de un año, pero lo que ha pasado en este es que Llull le ha dicho no a la NBA para seguir en el Madrid.

Qué diferencia, por cierto, cuando lo comparamos con los casos de los dos capitanes del equipo de fútbol… Uno agarrándose a un puesto que se piensa que es suyo en propiedad, le cueste lo que le cueste al club; malmetiendo mediante sus amigos de la prensa e impidiendo la llegada de mejores jugadores en su posición. El otro, mandando a su hermano de avanzadilla a ver si le duplican el sueldo porque él lo vale. Malmetiendo también desde la prensa y contribuyendo de paso a torpedear el fichaje del que iba a ser el nuevo portero del equipo…

Pues qué quieren que les diga. Parece que hay formas y formas de entender el madridismo. Cada cual puede opinar lo que quiera, pero mientras uno antepone el bien del club a una mejora personal, otros hacen justo lo contrario. Eso sí, los mercenarios no son ellos; son los otros. ¡Lo ha dicho la prensa!

Churchill dijo que no nos rendiríamos nunca. Dicen que @yosoywsmith

3 comentarios en: Llull se queda en el Madrid: las claves

  1. No dudo ni un apice de LLull, ni de su implicación, ni de su profesionalidad. El caso Llull confirma lo importante que es tener , en el deporte profesional, un agente capacitado. De una hipotética oferta de la meca del baloncesto, ha salido su patrocinado con un aumento en su cuenta corriente y un aumento de su aprecio por parte de su afición. Ese agente vale su precio en oro.
    Comparemos ahora la actuación profesional de cierto agente futbolístico, hermano de su patrocinado y veremos lo que nunca se debe hacer. Evidentemente, uno y otro, los de la pelota naranja son dos profesionales de primer nivel y los otros, los del balón pateado, solo son hermanos.

  2. Bueno, la rueda de prensa de Llull ha,sido impecable. "Hay niños que sueñan con jugar en la NBA. Yo soñaba con jugar en el Real Madrid". Por mucho que le suban el sueldo, que en realidad no se le sube tanto y sigue siendo muy inferior al de Rudy, renunciar a la NBA por seguir en el Madrid es algo que tenemos que valorar a Llull.

  3. Los motivos sólo los sabe él. Para los madridistas su decisión nos parece cojonuda. Si al año que viene cambia de opinión, yo por lo menos no se lo recriminare. Tampoco lo hubiera hecho este año. Su compromiso con el club, está fuera de toda duda. SERGIO LLUl, tan buen jugador como madridista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Las NOTAS del Atalanta 0⃣-1⃣ Real Madrid, por @JesusBengoechea

https://www.lagalerna.com/las-notas-del-atalanta-0-real-madrid-1/

La CRÓNICA ARBITRAL del Atalanta - Real Madrid, a cargo de @albertocosin

https://www.lagalerna.com/tobias-stieler-en-el-atalanta-real-madrid/

La CRÓNICA del Atalanta 0⃣ - 1⃣ Real Madrid, por @JesusBengoechea

https://www.lagalerna.com/atalanta-0-real-madrid-1-mendy-es-un-genero/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram