Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Baloncesto
Laso y yo vimos volar a Nocioni

Laso y yo vimos volar a Nocioni

Escrito por: Dani Benavides12 agosto, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Las reminiscencias estivales de los JJOO me inspiran para concentrar mi atención en uno de los ocupantes de la Villa Olímpica. Levántense de sus asientos, pónganse solemnes, alcen su voz, que ésta reverbere.., y pronuncien: Andrés Nocioni.

Nocioni es el deportista olímpico que enardece a todo madridista de bien. En Río de Janeiro ha vuelto a acudir a la enésima llamada de su país para que forme con Ginobili, Scola o Delfino una selección simbólica, inmarcesible, que no se extingue y que a diferencia de la albiceleste de Di María nunca decepciona a sus compatriotas. Quizá porque el espíritu de Nocioni es desbordante y contagia a todo el que le rodea.

Los años no computan ni lastran a Chapu. Para verificar ese pacto de no agresión que el argentino ha suscrito con el paso del tiempo basta aducir su competitividad y su garra como dos factores que lejos de declinar, se relanzan aún más cada temporada. Son dos virtudes que encajan con exactitud en el estereotipo de jugador madridista venerado por la grada. El madridismo le exime de no ser el más plástico, ni el más más fuerte ni el más rápido. En cambio, se jacta de contar con un jugador tan inteligente que sabe en qué partidos debe mirar más al aro o menos y por supuesto, que es capaz de estar a la altura en los días en los que el margen de error no existe. En los que cualquier otro optaría por esconderse debajo de un caparazón hermético.

Cuando firmó por el Madrid algún medio, ignaro y pendenciero, con gusto por desencadenar riñas entre los madridistas, osó definir el fichaje como si fuera de una persona en estado de senectud, en su ocaso. Se tomaron la licencia de marcar el crepúsculo de un jugador que, ajeno a la maledicencia, halló su rol antes de empezar a entrenar: "El estilo seguirá porque es lo que nos gusta hacer. Le hemos puesto un punto más de rusticidad. Soy bastante rústico pero me puedo adaptar a hacer un juego bonito. Será bueno empezar a jugar al baloncesto a mis 35 años"

Esa rusticidad. Ese instinto para dejarle un recado al rival más entonado, para colocar tapones a mansalva o para arrastrar las rodillas por el suelo para recuperar una posesión son aspectos inherentes a su juego. Así lo era con 19 años. Esas características se mantienen intactas a sus 36.

Con 19 años para 20 Nocioni es ojeado por el Baskonia. El que escribe, como así se puede colegir de su credencial galernista, cursó sus estudios y tuvo sus primeras vivencias deportivas en Vitoria. De hecho, a finales de 1999 compartía pupitre con una promesa del Baskonia de entonces que se llamaba Aritz. La llegada de Nocioni supuso un vuelco en los entrenamientos de mi querido colega académico. Chapu era la vehemencia personificada en el juego. Se comía el aro literalmente. Entraba a canasta de forma furibunda y arrastraba a cualquier defensor. Aritz, compungido, me confesó lo que el recién llegado les transmitía: “Debéis jugar más fuerte. Mucho más fuerte”. Aritz abandonaría la práctica del baloncesto pese a ser una promesa en ciernes dos meses después, quizá porque en los entrenamientos ya no había suavidad. Se recibían golpes por doquier.

El 6 de febrero de 2000. Andrés Nocioni debuta en la ACB. Se había dilatado ese momento debido a que el pasaporte italiano del argentino había tardado en llegar. Aquel día el Baskonia se mide en Málaga al Unicaja que entrenaba el maestro Boza Maljkovic. Pese a ser un novel de 20 años, Nocioni habita la cancha a falta de 10 segundos para que finalice el encuentro. El resultado es de 75-72. Hace falta un triple. Chapu en sus inicios era ante todo una fuerza sobrenatural, capaz de saltar más que nadie y de hacer un mate por encima de quien se pusiese por delante. En cambio, el lanzamiento no era su fortaleza principal. Incluso los tiros libres se le resistían. Sin embargo, lejos de encogerse y de doblar el balón a otro compañero decide levantarse desde el exterior. El tiro va muy fuerte. Pero recibe la recompensa a su arrojo, el balón golpea bruscamente el tablero y cae dentro. Su determinación hace que el partido se iguale. Finalmente con un tiro desesperado desde mediocampo del base belga Jaumin el encuentro se desnivela, 78-75. Lo noticioso es que un argentino de 20 años insufrible para los jóvenes de la cantera baskonista no se cortaba ni un poco. Eso era desparpajo elevado a la máxima potencia.

Antes de su debut. En noviembre de 1999 Nocioni había participado en el concurso de mates del All-Star celebrado en Manresa, donde sorprendió a propios y extraños practicando mates mientras en el aire se trataba de quitar la camiseta. Sus muelles y su espectacularidad quedaban contrastados. En el verano de 1999, con su selección, Nocioni envió un aviso a los futuros dominadores de la NBA. Se disputaba el Preolímpico de Puerto Rico y se les presentó con un mate en la cara a dos de los pivots más rutilantes: Tim Duncan y Kevin Garnett.

Nocioni era pundonor, agresividad, fuerza, expresividad corporal. No le intimidaba nadie ni de su equipo ni del resto. Para que continuara progresando, fue cedido al Manresa a la siguiente temporada de su debut.

Al poco tiempo el Baskonia lo repesca. En diciembre de 2001 mi amigo José Ángel opta por ofrecerme una entrada para acudir al Fernando Buesa. El equipo local se mide al Casademont Girona. Entre los gerundenses actúan jugadores veteranos como Tomás Jofresa, Adam Keefe, Pere Capdevila, Xavi Fernández y Pablo Laso.

Laso aporta al partido su lucidez y su visión de juego. En el minuto 10 se aprovecha de un error de Nocioni para arrebatarle el balón, se dirige al aro a dejar una bandeja cómoda sin oposición, típica de contrataque. Empero, Nocioni no lo consiente. Pese a su notoria desventaja persigue a Laso aunque sus opciones de alcanzarlo son mínimas. Pablo no se fía. Ralentiza curiosamente el ritmo como si temiera un tapón por detrás del argentino. Nocioni llega y causa el estupor en el entrenador del Girona Trifón Poch. Sin embargo, la maniobra de Pablo era medida. Nocioni salta de forma estratosférica para enmendar su error y para evitar la bandeja de Laso. Huele a tapón de los que duelen. En cambio, el actual entrenador del Madrid, ya conocía a Nocioni muy bien y deja una bandeja alta, pero muy alta, de las que casi pegan en el techo del pabellón y luego bajan con nieve. Todos los presentes nos quedamos boquiabiertos. Canasta.

El argentino le otorgó poca relevancia a esa jugada. En lo sucesivo se erige en el jugador del partido. En apenas 14 meses ha evolucionado en su juego. Anota con fluidez desde cualquier posición y sus pares no consiguen sumar y se empequeñecen ante su dureza defensiva. El argentino acaba aquel partido con 19 puntos, 10 rebotes y 9 faltas recibidas. Su equipo derrota al Girona por 98-74. Laso finaliza el encuentro resignado ante el poderío de Nocioni. Él evitó su tapón y acumuló 6 puntos y 5 asistencias.

Sea como fuere la ejecución estética de esa acción fue para mí el preludio de lo que vendría luego. Laso tuvo un momento de magia, de detener el tiempo, de lanzar el balón hacia lo alto para que el vuelo apabullante de Nocioni fuera en balde, para que no capturara el esférico.

Laso era consciente de que su perspicacia era única. Otro jugador no sería capaz de encontrar esa medida, de anotar cambiando tanto la trayectoria del tiro. Laso sabía que Nocioni sería hegemónico en la ACB lo que le llevaría a tener un lugar privilegiado en los Chicago Bulls. Lo que seguro no podía imaginar es que Chapu pudiera contribuir a un equipo de leyenda entrenado por el vitoriano que encandila por su baloncesto y socava cualquier crítica con sus resultados.

En la rueda de prensa de la conquista de la Euroliga en Madrid, Lasó equiparó el tamaño del Pabellón con las proporciones del corazón de Nocioni. Laso reconoce que como jugador tuvo que sufrir a quien ahora es uno de sus brazos armados. Uno de los líderes del vestuario. Una voz autorizada que dedica mucho tiempo a cuidar de Doncic. Ya no salta tanto, pero poco importa. Vino a un equipo que jugaba de la forma más seductora posible pero que le faltaba explotarlo del todo en forma de títulos. Hasta Jesús Bengoechea pensaba que debía perderse esas lecciones magistrales de baloncesto por superstición. Nocioni ha recuperado para la causa a Jesús. Con Nocioni ha sido posible. El argentino no cree en ungüentos…

Levántense de sus asientos, pónganse solemnes, alcen su voz, que ésta reverbere.., y pronuncien: Andrés Nocioni. Juega en el Madrid. Yo lo vi volar. Ahora veo volar al Madrid entero.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Vitoriano, como Laso y Karanka. Me fui del CSD para defender al Madrid desde el análisis fundamentado en RMTV.

4 comentarios en: Laso y yo vimos volar a Nocioni

  1. Buenas tardes y gracias por este artículo que nos dice como y quien es Nocioni en el mundo del
    baloncesto, a mi no me cabe duda el gran acierto de Laso en el fichaje hace 2 veranos de
    Nocioni y el Lituano, porque a un equipo exquisito en el plano técnico le añadió un plus de
    dureza, competitividad y porque no decirlo de mala leche que el argentino y el lituano tienen
    por arrobas, justo lo que nos faltaba. Ojala usted y otros articulistas publiquen más sobre mi
    deporte favorito, ahora, que tenemos en mi opinión el mejor equipo de la historia,-ojo- he dicho
    mejor equipo y no mejor 5 inicial, me gustaría saber su opinión sobre el tema Sr. Benavides y también
    me gustaría saber que es el C.S.D.
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

  2. Buenas tardes iba a publicar en el Porta Análisis este artículo sobre el doble rasero que el
    Estado Español aplica a sus instituciones, equipos o simples ciudadanos dependiendo del lugar en que vive
    pero al tratarse sobre baloncesto y aparecer el magnifico artículo de Dani Benavides he decidido
    colocarlo aquí
    ¿Cómo se puede permitir esta ignominia en pleno S. XXI ? ¿la economía de mercado que consagra
    la constitución es para todos o sólo para los tontos y los pobres de autonomías mal posicionadas
    políticamente? Comparen el trato recibido en los últimos 15 años por el Vasconia con el trato recibido
    por equipos de otras autonomías Valladolid desaparecido por no poder asumir deudas de apenas 2-3
    millones de euros, Palencia, Guadalajara, Burgos, etc... imposibilitados de jugar en A.C.B. por no poder
    aportar 4-5 millones de euros de canon de admisión.

    Álava rescató de "graves dificultades" al Baskonia un mes después de una 'exitosa' ampliación de capital
    Con un acuerdo político que no se hizo público, autorizó en 2014 un nuevo "plan especial de pago" de impuestos para que la deuda de 7,5 millones con Hacienda no se comiera al equipo de baloncesto

    Entre 2008 y 2013, Álava también le ha condonado 10 millones de su deuda mediante un convenio de colaboración; en 2014, se aprobó un nuevo pago después del rescate

    La Hacienda de Álava rescató a Saski Baskonia, el club de baloncesto presidido por Josean Querejeta, con un acuerdo político adoptado por el Gobierno foral del PP el 30 de diciembre de 2014 (y que no fue hecho público en la habitual rueda de prensa) en el que se fijaba un nuevo “plan especial de pagos” de las deudas tributarias que la entidad tiene contraídas con las arcas públicas, 7,5 millones en aquella fecha. Esta decisión llegó justo un mes y medio después de que el club cerrase su ampliación de capital, una operación en la que captó 873.900 euros y que se había publicitado como una medida clave para que el equipo volviese a competir “con los grandes” de Europa tras varios años de declive deportivo.

    Según la documentación a la que ha tenido acceso eldiarionorte.es, fue el propio Querejeta el que se dirigió a los responsables forales para advertir de las “graves dificultades financieras” que atravesaba Saski Baskonia en diciembre de 2014. Con varios procesos judiciales abiertos por impagos a exjugadores y exentrenadores, la bola de nieve de las deudas con Hacienda que se viene formando desde hace años creció hasta los 7,5 millones cuando el presupuesto para esa temporada, la 2014-2015, era de alrededor de 10 millones.

    Al parecer, de nada había servido la “refundación” iniciada por Saski Baskonia unos pocos meses atrás, cuya principal medida fue la primera ampliación de capital de la historia de esta sociedad anónima deportiva. Y todo pese a que el club no sólo calificó de “óptima” la captación de ingresos, llevada a cabo entre mayo y noviembre, sino que se congratuló públicamente de haber superado el objetivo de ingresar 600.000 euros al llegar a 873.900 euros. Medio millar de personas adquirieron acciones, aunque con matices, ya que el grueso del capital lo aportaron los empleados (que compraron participaciones equivalentes a dos mensualidades de su nómina) y varias empresas colaboradoras. Asimismo, una sociedad vinculada al entorno de Querejeta (Ibarguren) aportó 200.000 euros justo al final del proceso de ampliación y redondeó una cifra próxima a los 900.000 euros. Se da la circunstancia de que ninguna de las estrellas de la NBA y leyendas locales que promocionaron la ampliación, como Pablo Prigioni o Mirza Teletovic, por ejemplo, sumaron participaciones.

    Pero mientras el comunicado oficial al cierre de la ampliación era de absoluto optimismo, entre bambalinas Querejeta volvió a mover sus contactos políticos para cerrar una operación mucho más rentable económicamente y que daba oxígeno al club al menos hasta 2020. Se trataba del acuerdo 725/2014, aprobado por el Consejo de Diputados ese 30 de diciembre de 2014 con la firma del propio diputado general, Javier de Andrés, y de otros tres estrechos colaboradores. Según el encabezado, se trata un nuevo “plan de pagos especial para la cancelación de diversas deudas tributarias pendientes de pago en la Hacienda Foral de Álava” por parte del Baskonia.

    Esa resolución, que no fue presentada a los medios de comunicación en la tradicional rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Gobierno a diferencia de otros temas menores, fijaba un nuevo calendario para que el club afrontase sus 7,5 millones de deudas hasta el año 2020. Mejoraba así otro plan “especial” del que gozaba el club desde años atrás –el primero fue suscrito en 1995- aunque ni siquiera en esas circunstancias ventajosas estaba al día con Hacienda. Sólo en la temporada 2012/2013, por ejemplo, dejó de pagar al fisco 2,7 millones.

    Convenio

    En la misma sesión, el Gobierno del PP adoptó otro acuerdo, en este caso el 726/2014. Se trataba de un “protocolo con Saski Baskonia SAD para la realización de determinadas actividades de utilidad pública para la sociedad alavesa en la temporada deportiva 2014/2015”. La Diputación, además de ser sumamente generosa con las “deudas” del club deportivo, daba también continuidad a un convenio de colaboración que, como reconocen fuentes de Hacienda consultadas por este periódico, no consiste en una subvención dineraria al Baskonia, sino en una condonación automática de una parte de la cantidad que adeuda. Entre 2008 y 2013 le ha otorgado 10 millones de euros con esta fórmula, según datos del propio club.

    También el Ayuntamiento de Vitoria mantiene ayudas públicas al Baskonia, bien directas o bien canalizadas hacia algunas de sus ramas como la Fundación 5+11 (que incluye al Deportivo Alavés) o la pista de hielo del BAKH. El Gobierno vasco, sin embargo, rechazó este año dar continuidad a un patrocinio (estimado en 200.000 euros) ya que, a tenor de una resolución oficial publicada en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV), las entidades con deudas a Hacienda o a la Seguridad Social no tendrían derecho a ayudas públicas.

    Listas de morosos

    En los últimos meses, la Agencia Tributaria ha publicado (y actualiza semestralmente) una lista con los deudores más importantes de España. En esos listados han aparecido numerosos deportistas y también clubes de fútbol y baloncesto. El histórico Estudiantes, por ejemplo, consta en esa relación por una deuda bastante inferior a la del Baskonia, 1,83 millones de euros.

    Las Haciendas forales, con competencias exclusivas en Álava, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra, harán un ejercicio de transparencia similar en los próximos meses. En el caso alavés, sin embargo, Saski Baskonia no aparecerá. Deuda aplazada no es deuda en mora, argumentan fuentes de la Diputación para justificar esta decisión por mucho que la cantidad pendiente sea mucho mayor a la de otros clubes españoles que sí han sido señalados públicamente.

    El actual diputado general, Ramiro González (PNV), explicó en una entrevista con ‘El Mundo’ que Saski Baskonia no deja de pagar impuestos, sino que tiene un calendario para “regularizar” su situación a largo plazo. “Mi filosofía respecto a las empresas es que todas tienen que cumplir con sus obligaciones fiscales. Pero, en el caso en el que las empresas atraviesen una situación de dificultad o un problema de liquidez, hay que darles facilidades en el sentido de aplazar o fraccionar los pagos”, reseñó. La pasada semana, en rueda de prensa, insistió en que el tratamiento para las sociedades anónimas deportivas no es privilegiado.

    Es evidente que en el actual Estado Español la baraja esta marcada y siempre ganan los mismos
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

  3. Sobre el artículo: magnífico. Me ha encantado la merecidísima loa al chapu Nocioni.

    Sobre el comentario: pues aquí hay labor periodística de los grandes medios que cotizan en el EGM. Y la pregunta ¿Por qué no lo hacen?. Y posibles respuestas...

    A) porque es mucho trabajo
    B) porque no concierne al real madrid
    C) que esa polémica se la coman los periodistas vascos
    D) porque son unos incompetentes y unos incapaces para una labor periodística de "alcance"

    ...y cualquiera de ella deja en evidencia el nivelito que nos gastamos en el periodismo deportivo español y por ende en nuestra sociedad.

  4. Gracias Comunero y Vegawain por vuestro aplauso virtual.

    En su momento gente reconocida en los despachos me confesó que el Baskonia era el rival a batir en el mercado porque negociaba con sus jugadores "contratos libres de impuestos", y aquello para Mickeal era un auténtico elixir, que le llevaba a preferir esa plaza a cualquier otra. Y, cuando firmaba por el Barcelona, se enfadaba y se declaraba en media rebeldía al saber que allí su contrato sí que "que no le llegaba íntegro". Nada que me sorprenda. Un gestor mejora su cometido cuando dispone del respaldo de todas las fuerzas políticas, lo nunca visto. Respaldo y vista gorda al mismo tiempo.
    En Vitoria no conviene investigar. Los periodistas serían señalados y separados de la actividad relacionada con Baskonia y Alavés. A nivel nacional están a otros menesteres.
    El CSD es el Consejo Superior de Deportes, el máximo organismo gubernamental de deporte en España. Durante más de 3 años me dediqué a trabajar en ese lugar. Sin embargo, sus 2 rectores variaron totalmente su rictus cuando RMTV me propuso colaborar en días de partido. El madridismo no era querido por parte de los dominadores del lugar. Y, a ese respecto, opté por elegir RMTV -perdiendo ingente dinero y unas condiciones idílicas- porque así me lo
    dictaba mi instinto. A nadie se le ha puesto nunca en ese organismo alguna objeción por colaborar en su tiempo libre con un medio. Pero, era el Madrid. Y allí había que estar "orgulloso del Barsa" y de Cerezo y de Ramón Calderón. Curiosamente, los tres referentes.

Responder a comunero Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram