Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
La mentira de Varane

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

La mentira de Varane

Escrito por: La Galerna24 mayo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Dice el descomunal Raphael Varane desde la portada de Marca que el Madrid no es favorito para la Final de Kiev que se juega el sábado y que ya nos consume de impaciencia y expectación. ¿Tiene razón Varane?

Para dilucidar la respuesta a esta pregunta sería conveniente empezar por definir qué es ser favorito, en qué consiste ostentar este equivoco privilegio que tal vez en el fondo no sea tal, dado que todo el mundo parece huir de esa etiqueta como si encerrara alguna maldición.

¿Qué es, pues, ser favorito? Las casas de apuestas tienen una respuesta taxativa y cuantificable a esa pregunta, pero no parece que Rapha Varane se refiera a esa acepción del término. Si lo hiciera, haría recaer el favoritismo en el Madrid, puesto que las casas de apuestas están dando al Madrid por favorito. Pero resulta que Rapha lo niega. ¿Lo hace por quitarse presión de encima y quitársela a sus compañeros? ¿Lo hace para desterrar cualquier atisbo de exceso de confianza? Puede ser por alguna de estas razones o porque, genuinamente, el estupendo central francés cree lo que dice.

A nosotros, dejando de lado disquisiciones filosóficas que abandonaremos para Ángel Faerna, consideramos sencillamente que el favorito en casi cualquier partido es el que tiene a Cristiano Ronaldo en sus filas. Esto lo debe de saber Varane, lo que resuelve de inmediato la duda anterior: Varane no es sincero cuando niega a su equipo esa condición.

¿Miente entonces Varane? Digamos que es insincero y que se cubre las espaldas. El Madrid es favorito por la sencilla razón de que debería ganar al tener mejores jugadores que el Liverpool, por mucho que este cuente con sus propias y rutilantes estrellas, que las tiene. Ya sabemos que proclamar al Madrid favorito es algo que no va a gustar a casi ningún madridista, desde los que exageran la nota del mérito del Madrid en cualquier plaza hasta los partidarios del contragafe, pero lo tendremos que decir si lo creemos. Otra cosa es la condición atípica de toda Final por el mero hecho de serlo: las finales son territorios apátrida, o embajadas del país de la ilógica en un mundo cartesiano.

La prensa catalana por su parte, como veis, no sabe ya muy bien a qué acudir para no tener que hablar de la gran Final del sábado, final de una competición de la cual el autoproclamado mejor equipo de la Historia, el FC Barcelona, es perenne y muy meritorio cuartofinalista. Nosotros, humildemente, en lugar de Yerry Mina y los hipotéticos fichajes que vienen (a ver si no se tuerce Griezmann), se nos ocurre recomendar a Sportivo la luna de miel de la nueva pareja real británica, que puede dar mucho más juego. Parece ser que Harry y Meghan han elegido Namibia y Botswana, queridos corazones, para dar rienda suelta a su amor conyugal, y nos parece que Sportivo puede unir, a su objetivo de huir de Kiev, el de hacer que la audiencia no se resienta en exceso si optan por dar bola al viaje de novios.

Nosotros, de momento, tenemos la mirada donde la tenemos. Y ya empezamos a estar bastante nerviosos.

Pasad un buen día. La valeriana está altamente recomendada por los especialistas.