Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
La afición pide a Relaño (que se jubile)

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

La afición pide a Relaño (que se jubile)

Escrito por: La Galerna21 septiembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. No es sospechosa esta publicación de no haber recomendado durante todo el verano el fichaje de un delantero centro tipo Mariano. No lo es, tampoco, de no haber apoyado la llegada del propio Mariano con verdadero entusiasmo, como no nos privamos el miércoles, así como en la resaca europea de ayer, de ponderar como es debido el extraordinario gol marcado por el jugador. Lo que no hicimos ni haremos es utilizar el buen momento de un futbolista de la plantilla del Real Madrid para crear aparatosos conflictos artificiales que creen polémicas estériles, de las que solo sirven para vender (?) periódicos (?). Es decir, justamente lo que el diario As, aka The Ouija Daily, hace por sistema para emponzoñar los buenos momentos que vive el Real Madrid.

"La afición pide a Mariano". Esta treta para envenenar el ambiente en los alrededores de Concha Espina es más vieja que el sol, queridos amigos. Ouija Daily organiza una encuesta online entre sus lectores y el resultado, sea cual sea, es vendido como el veredicto de "la afición", como si existiese alguna forma de comprobar (o tan siquiera de colegir) que los votantes de la encuesta son mayoritariamente madridistas. A estas horas, concluir que ese 77% de lectores de As que han "pedido" a Mariano está conformado mayoritariamente por madridistas sería como asumir que una encuesta de La Galerna sobre la hipotética titularidad de Dembélé debe ser consagrada como la voz de los barcelonistas.

Y atención. Con esto no estamos indicando si Mariano debe o no ser titular, cuestión que incumbe a Lopetegui y no a un sanedrín atomizado de expertos online que lo mismo son madridistas que hinchas del Barça o del Sevilla. Una añagaza más antigua para la Ouija que el pan con chocolate que merendábamos los no-millennials.

No es el único ejercicio de cinismo de los Relaño boys en la mañana de hoy, por no hablar del Relaño boy supremo, es decir, Relaño, que en su siempre impagable editorial se refiere a la expulsión de Cristiano en el Valencia-Juve en estos términos:

"Un entrometido llamado Marco Fritz creyó ver no sé qué en un mínimo roce entre Cristiano y Murillo, y Brych tuvo que atenderle y expulsó a Cristiano. Viéndole cómo lloraba se le partía a uno el alma. Y se le parte más cuando se piensa que por menos de nada le van a caer entre uno y tres partidos (...) No puede circular por el fútbol gente tan ligera de juicio como ese entrometido que situaron tras la raya, que comprometió a su compañero-jefe, Brych, amargó a Cristiano y nos ensombreció la mirada a todos".

Nada que oponer a la denuncia de la flagrante injusticia de la expulsión del astro portugués. Sí mucho que oponer, en cambio, a la sempiterna doble vara de medir. ¿O acaso Alfredo y sus chicos se manifestaron en términos parecidos en alguna de las injustas expulsiones que Cristiano sufrió durante sus nueve años en el Madrid?

Veamos. El 3 de febrero de 2014, en San Mamés, Cristiano fue expulsado tras un rifirrafe con Gurpegui en el cual el delantero tocó la cara del defensa con manifiesta desconsideración, pero en modo alguno agrediendo. El futbolista vasco fingió bochornosamente y Cristiano fue a la calle. No es una jugada que difiera en exceso de la que dio con los huesos de Cristiano en el vestuario de Mestalla precipitadamente. Es lo mismo: una acción impropia que, como mucho, debió saldarse con una tarjeta amarilla.

Cristiano, claro, lucía por entonces la camiseta del Real Madrid y no la de la Juventus. ¿Se le "partió el alma" al director de As con aquella incalificable (tanto como esta nueva) expulsión de Ronaldo? ¿Se le "ensombreció la mirada" a cuenta de esta trapisonda, o sugirió que tal accidente ocular nos debería suceder "a todos" ante tamaña afrenta?

Va a ser que no. En El Larguero de la Cadena ser de esa misma noche, Relaño calificó fríamente de "un poco exagerada" la expulsión, para dar paso después a su epígono Antoñito Romero con la consabida moralina que los púlpitos de Prisa tienden a descerrajar cada vez que es el Real Madrid, y no otro, quien sufre una expulsión injusta, o sea, más o menos, "la expulsión no es justa pero quién le mandaba a Cristiano meterse en ese lío".

Vaya por Dios. Cualquiera diría que las corrientes de solidaridad con el dios pagano de Madeira han de circunscribirse temporalmente a su carrera fuera de la disciplina blanca, cosechando en cambio la más gélida acogida cuando las haya sufrido vestido de blanco. "La impresentable expulsión de Cristiano", se titula el editorial relañista de hoy, uno de cuyos párrafos fusilábamos antes. "Respeto por el llanto de Cristiano", titula su lugarteniente Juan Cruz, que llega en su artículo a sentir "una infinita vergüenza por el género humano" ante la magnitud del atropello al astro. Nada de esto sucedió cuando se le hizo prácticamente lo mismo en San Mamés o más recientemente en el Nou Camp, en la ida de la Supercopa, cuando se le mandó a la ducha por simular un penalti que no simuló. Pero no es sólo que nada de eso sucediera con CR luciendo el escudo del Madrid: es que era inimaginable que sucediese. Ahora que ya no va de blanco, en cambio, no se recurre a change.org para que se le quite la tarjeta (como sugería nuestro colaborador Paul Tenorio) por razones que se nos escapan. Seguro que Alfredo ha llegado a contemplar la opción.

Os dejamos el resto de portadas del día porque querréis verlas.