Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
In Cazorlita we trust

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

In Cazorlita we trust

Escrito por: La Galerna13 enero, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola a todos. Qué gran placer es poder comentar en esta sección malhadada de nuestras cuitas y diarios sinsabores una portada que no es tendenciosa con el Madrid. Qué alivio supone hacernos hoy eco de una primera plana que no busca sembrar de metafóricas minas el aire que respira el madridismo, limitándose en este caso a ponderar la importancia de uno de nuestros jugadores en nuestro esquema. Son raras avis cuya existencia resucita gatitos que acaban de expirar, acaso en las antípodas, acaso ajenos a la mera existencia del Real Madrid, y que colman con una inesperada burbuja de sosiego el esternón del portanalista. Cuánto más si esa portada se refiere a uno de los indiscutibles preferidos de nuestra plantilla, el hombre que Mario de las Heras, a pesar de la diferencia de edad con Candela, aspira a ver convertido en su yerno; el hombre que Ramón Álvarez de Mon eleva a la condición de mejor centrocampista del planeta; el hombre que hizo blasfemar de placer -si tal cosa es posible- al mismísimo Rafa Moreno.

marca.750 (33)Sí, amigos: Luka Modric.

Sabemos, tal como célebremente proclamó Roncero, que es una desgracia tener en la plantilla a Modric y no a Cazorlita o Beñat. Sin embargo, en La Galerna hacemos de la necesidad virtud y, dado que somos de buen conformar y vemos siempre el lado positivo de las cosas, nos conformamos con Modric, a quien incluso (véanse ejemplos enlazados) ponderamos enfáticamente. Para nosotros, Luka es mejor que Cazorla. El forofismo, con las dosis insoslayables de subjetividad que apareja, tiene estas cosas, y pedimos respeto para nuestra opinión por excéntrica que te parezca, Tomás.

Luka Modric tiene el carisma de esos feos que hablan poco y sonríen mucho. El resto de chicos en la pandilla siente por él un respeto reverencial y ufano al mismo tiempo. Es de los que nunca baila en los guateques, limitándose a permanecer en una esquina sosteniendo el vaso de tubo por la parte superior, cerca de la abertura, mientras mueve la muñeca haciendo que sean los pequeños trozos de hielo quienes bailen. Desde allí mira la fiesta con ojos sabios y, sin embargo, radicalmente opuestos a la condescendencia. A las tres, cuando todo el mundo esté borracho, hechizará a los que se sostengan sobre los dos pies con una inopinada serie de trucos de magia, y será al tiempo una gran sorpresa y la rara constatación de que, en realidad, Luka estaba operando el ensalmo que galvaniza esa magia desde que entró por la puerta. Con estos trucos conquista a todas las chicas, y hace sentir como perfectos gilipollas a quienes antes se dedicaron a bailar patéticamente con ellas. Se las lleva de calle con sus trucos, y con esa voz profunda y cavernosa que nadie se explica cómo puede contener tan exigua anatomía. No es el único atributo que parece desentonar con su corta estatura, y las chicas son asimismo conscientes de este extremo (y de lo que precede al extremo).

Cristiano pilota la moto con la que huimos de los alemanes, pero Lukita es el Archibald Ives de esta escapada. Sería uno de esos secundarios de lujo que cautiva la pantalla (and steals the show) cada vez que interviene si no fuese porque interviene sin descanso. Juega sabiamente, juega livianamente, juega como le sale de los cojones. Luka es el consenso número uno de un madridismo a la gresca. El madridismo, a día de hoy, solo se pone de acuerdo en dos cosas: en que el Balón de Oro es un despojo (hola, Luis) lo gane quien lo gane y en que a Luka hay que amarlo por encima de todas las cosas. No hay que amar al prójimo como a uno mismo sino como a Luka Modric. No te preguntes lo que Luka Modric puede hacer por ti sino lo que tú puedes hacer por sus napias, imposiblemente aguileñas. Deja que todos los días sean Luka Modric. Cuánto carisma, coño. Cuánta gracia, cuánta clase personal y futbolística y qué manera de jugar. Sácala de nuevo, Luka.

Luka Modric es lo que te sucede mientras estás ocupado en otras cosas. Debemos hacer el bien no solamente a pesar de que nunca nos va a ser recompensado, sino precisamente porque Luka Modric nunca va a saber que lo has hecho, como si él fuese tu ojo izquierdo y tú tu propio ojo derecho. Ama a Luka Modric y haz lo que quieras.

A un sobrino nuestro, hace unos días, se le ofreció la oportunidad, a través de una conocida del jugador del Atleti, de conseguir un autógrafo de Saúl. El niño lo pensó durante un par de segundos. "Vale, pero que ponga Luka Modric", espetó dedididamente al final. Por razones que se nos escapan, el tema ha quedado en el aire y la amiga de Saúl no ha vuelto aún con la rúbrica del croata que, si bien falsificada por el colchonero, se le exigía.

Luka Modric es no tener que decir nunca "lo siento".

No sabemos lo que es Luka Modric, pero sí sabemos (ya que es de común conocimiento que Luka Modric es un 10% de inspiración y un 90% de transpiración) que, si algún día nos visita, nos sorprenderá trabajando.

Luka Modric es nuestro segundo órgano del cuerpo favorito.

Alégranos el día, Luka Modric.

Dice Marca que Luka tiene "conexión total" con Zinedine Zidane. Nos parece, de ser cierta, una excelente noticia, aunque a fuer de ser sinceros nosotros aprobaríamos el que Lukita tuviese conexión total con Mefistófeles, el difunto Sadam Hussein o hasta con Melendi. Lukita, en otras palabras, y por lo que a nosotros respecta, puede tener conexión total con quien le salga de la minga.

Viva El Salvador. Queremos decir, viva Honduras, es decir, viva Luka Modric.

as.750 (28)As nos trae en portada a Pogba, a quien según parece queremos fichar. Resulta que hace tiempo que Zidane ha recomendado su fichaje.

Nos parece bien, pero ¿qué ha dicho de esto Luka Modric?

mundodeportivo.750 (32)

sport.750 (36)No sabemos si os habréis enterado de que Messi ha ganado un nuevo Balón de Oro. Por si acaso, os lo cuentan las portadas catalanas. Lo que pasa es que somos madridistas, y ya hemos comentado antes el otro consenso único en el madridismo actual, el que no se refiere a Luka Modric.

Aunque, bien pensando, ¿hay algo que no se refiera a Luka Modric, siquiera tangencialmente? No es que haya un antes y un después de Luka Modric, es que hay un Luka Modric y un Luka Modric antes del después.

La paciencia todo lo alcanza. Sólo Luka Modric basta.

6 comentarios en: In Cazorlita we trust

    1. Era una referencia algo surrealista a una famosa frase de un político español, Anna, pero ahora lo digo de corazón: Viva El Salvador, y un abrazo fuerte a los madridistas de allá.

  1. Buenas tardes, hay una película, no recuerdo ahora mismo el título ni la situación, en la que una de sus frases, más o menos dice así. "USTED CREE EN DIOS. YO SOLO CREO EN USTED MI GENERAL"
    Al sr. Bengoechea parece que le pasa lo mismo con LUKA MODRIC.
    Hala Madrid y nada más.

  2. Pues en un foro, leí a uno que comentaba indignado que porqué estaba Modric entre los 50 finalistas del balón de oro y no estaba Busquets. En fin... Pudiera ser que Busquets es uno de los jugadores mas sobre valorado del fútbol español, y que aquí, todo lo que ponderan los medios lo tragamos, pero claro, en el extranjero eso no cuela.

  3. Por ampliar la revista de prensa al panorama audiovisual: ¡qué ocurrente Buenafuente! Ayer simulaba una llamada al 1004 de Telefónica, y al serle ofrecido un nuevo paquete no pudo reprimir un brote del humor más inteligente, punzante y políticamente incorrecto con que agasaja a sus hipercríticos incondicionales, ese oxímoron: "¿Para qué quiero más paquetes, si ya tenemos a Bale?"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram