Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Selecciones y Covid 

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Selecciones y Covid 

Escrito por: La Galerna16 octubre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Portada AS Mbappé Real Madrid Portada Marca Griezmann Koeman 

Buenos días. Eso que veis hoy en las portadas del día son los últimos coletazos de la insoportable vacuidad del fútbol de selecciones, que es una cosa que tiene lugar para producir anécdotas que enriquezcan (?) el fútbol de clubes. 

Ya lo veis. Griezmann jugó bien contra Francia y eso sirve no tanto para hacer lecturas respecto a la selección que dirige Deschamps, sino para hacerlas respecto al club en el que juega Griezmann. Mbappé también jugó con Francia y eso solo sirvió para que las carantoñas (físicas y virtuales) de Kylian con jugadores como Cristiano y Modric sirvieran para desatar de nuevo la rumorología respecto a la posible llegada del lagarto al Real Madrid, que tampoco es una selección nacional sino un club de fútbol, el mejor de todos pero uno más entre ellos. 

Es así que el fútbol de selecciones, por mucho que se envuelva en la parafernalia de las banderas, no es más que un trasunto del otro, una variante, una parada en el arcén que nos permita mirar en el mapa y retomar la carretera. Lo malo es que no hay ninguna razón para detenerse en el arcén, porque ni nos hemos quedado sin gasolina ni registramos avería de ningún tipo. Ni siquiera hay urgencia biológica que nos conmine a detenernos. Es como si un decreto nos obligara a parar por precepto en el kilómetro 34 y quedarnos un rato sentados parados, castañeteando los dedos en el volante y para seguir hablando de lo único que nos interesa de verdad: la carretera.

Es una cosa bien rara, si se piensa. Francia ha jugado dos partidos en este parón (¿o han sido más?, ¿quién lleva la cuenta?) para que Marca y El Chiringuito pueda hablar de la situación de Griezmann en el Barça. Oigan, para ese viaje no hacían falta esas alforjas. Se podía haber quedado en el Barça y así contemplábamos más de cerca su situación en el propio Barça. Y si se trataba de que Mbappé le mandara mensajes de amor a Modric por Instagram, para que de este modo se volviera a especular con su deseo de vestir de blanco, se podía haber hecho sin necesidad alguna de que Mbappé se desplazara a otros lugares distintos del suyo de residencia, a la sazón París, en medio de una pandemia mundial que está poniendo al planeta de rodillas. Porque esa es otra cosa para la cual ha servido este parón de selecciones: para que se den más positivos por Covid en el gremio de los jugadores internacionales, empezando por el mismísimo Cristiano Ronaldo, que ha contraído el virus para que el destino nos demuestre que no hay Superman sin su kriptonita ni ser humano, por hercúleo y heroico que se presente, inmune a la peste del siglo XXI. A ver si lo decimos de una manera suficientemente clara: ¿qué demonios hacen todos esos jugadores multiplicando innecesariamente sus viajes y sus contactos so pretexto de disputar unos amistosos intrascendentes, por mucho que les hayan querido quitar (a algunos) el cartel de amistosos? ¿Esto de qué va exactamente? ¿Por qué tiene el madridismo que estar ahora en ascuas por el abrazo que Cristiano le dio a Varane, a Benzema, a Mendy? 

Os dejamos con Pedri, futbolista que al parecer apunta más alto de lo que su nombre sugiere.

Pasad un buen día, y no desesperéis. Aunque nadie lo diría por las portadas, el Madrid vuelve mañana para acabar de un sablazo con tanta inanidad imprudente.

Portada Sport fichaje Depay Portada Mundo Deportivo Pedri Clásico